Sandra Patricia Pino Cásseres

Comunicadora Audiovisual, Academia Arco, ha realizado programas de tv regional, radio y prensa. Desde el 2015, escribe para el periódico El Nuevo Oriente, en Yopal Casanare.
patriciapinoc@hotmail.com

Articulos de Columnista

Opinión | Noviembre 05, 2017
Se nos ha vuelto costumbre ver y percibir que un recinto tan serio, respetable e importante sea ahora la carpa principal de la feria que se monta en el gobierno de turno, que actualmente es tan fácil postularse para ser gobernante sin tener los mínimos conocimientos de lo que conlleva ser un dirigente de hechos y no de labia.
Opinión | Noviembre 12, 2017
Un alcalde sin pueblo, un pueblo sin alcalde…Seguir hablando de candidatos, campañas, roscas es tedioso pero normal y costumbre necesaria no solo para los que hacen parte de ellas, si no del pueblo que decide por el menos peor de los postulados.
Opinión | Octubre 29, 2017
Es un viejo refrán que se escucha entre parejas: bien sea para evitar la discusión del momento o para prevenir lo que no se desea, decir ni hacer. Pero desafortunadamente para los personajes públicos este dicho se queda en el olvido y empiezan a “buscar lo que no se les ha perdido”.
Opinión | Octubre 20, 2017
Con la visita del procurador general de la nación Fernando Carrillo, parte del pueblo se vistió de gala, los líderes sociales no les tembló la lengua para denunciar y llevar pruebas del uno y del otro, las mujeres con voz y mando mandaron la parada empezando con los médicos del hospital de Yopal que destaparon las necesidades de aquí y allá y por si fuera poco una humilde mujer que le toco recurrir al momento, quien con voz entre cortada pidió clemencia para que la ayudaran con el caso de su hija, violada y quien hasta la fecha seguía siendo amedrantada por el acosador reconocido por las autoridades pero quienes se hacían los de la vista perdida.
Opinión | Octubre 15, 2017
Es lo que últimamente el pueblo le nombra a un gobierno que rebosó la copa del cinismo al querer aparentar que aquí no pasa nada: el descaro al aumentar impuestos, imponernos una reforma tributaria, y nombrar un digno representante de la justicia que elimina sanciones a los maliciosos que abundan en este país, acabando con el “pueblo” que utilizan a su antojo.