Mié, 09/26/2018 - 09:13
Foto: Mauricio Mancipe/ Endémica Studios

Este miércoles 26 de septiembre se abre la exposición 'Conjuro de ríos' en el Museo de Arte de la Universidad Nacional

“Conjuro de ríos” es la cuarta exposición del proyecto Selva Cosmopolítica, que en esta ocasión reúne seis obras comisionadas y dos invitadas, de Colombia, Brasil y Venezuela. Producida por la Universidad Nacional de Colombia, esta muestra colectiva reúne esculturas, dibujos, pinturas, instalaciones de video, audio y murales, que invitan a reconocer al río en su fuerza transformadora de carácter sagrado, como un ser vivo con derechos, lenguaje e inteligencia. Con la curaduría de María Belén Sáez de Ibarra, además del venezolano Luis Romero y la brasileña Kiki Mazzucchelli, ‘Conjuro de ríos’ se exhibirá en el Museo de Arte de la Universidad Nacional de Colombia, a partir de este miércoles 26 de septiembre.

“Las aguas y los ríos son seres poderosos con una gran influencia en la formación y organización de la vida. Las culturas más antiguas han logrado perseverar en mirarlos en varias dimensiones de la existencia: como entidad sagrada el río piensa, se expresa y conjura a través de su materialidad que es el sustento de nuestra cultura humana y la de muchos otros seres y entidades. Reconectarnos en la conciencia con esta visión del agua es el objetivo primordial de esta exposición”María Belén Sáez de Ibarra, curadora.

“Conjuro de ríos” parte del vínculo entre los ríos y la humanidad, bajo el concepto de la cultura amazónica donde lo humano se expresa a través de diferentes dimensiones, entidades y tiempos paralelos que coexisten en la naturaleza. “Conjuro de ríos” concibe al río como una entidad poderosa, que genera vida y que también se expresa y rebela ante el intento del hombre de someterlo, domesticarlo o extinguirlo. “Conjuro de ríos” reconoce igualmente a las aguas como bienes comunes, primordiales en la lucha y la defensa de los territorios y la vida. En ‘Conjuro de ríos” el tema de la represa es central así como los problemas sociales y ambientales que surgen de la utilización del agua como producto aislado de un ecosistema viviente.
 
Con la participación de la artista Carolina Caycedo; del colectivo colombiano Endémica Estudios, liderado por Carlos Rincón “Kalú” y Laura Gómez; el indígena Yanomami Sheroanawë Hakihiiwë; de los graffiteros de Ciudad Bolívar: liderados por Carlos Arturo Rodríguez Rico-OSPEN (INK CREW) y Kirley Andrey Barbos Cifuentes -RUNAK (ATG CREW), Jhoan Gildardo Montoya -SPOID 72, Nelson Rodríguez Rico -DEXS (INK CREW); además de obras invitadas del maestro brasilero Cildo Meireles y de la artista colombiana Clemencia Echeverri, el equipo artístico de ‘Conjuro de ríos’ busca conjurar un espacio mágico y sagrado dentro del Museo de Arte, a través de su intercambio de saberes y de la integración de sus obras.
 
Planteando un recorrido estético por las riveras de los ríos Cauca, Magdalena y Orinoco y otros del Brasil, como abstracción de muchos ríos, cuyos cuerpos de agua están conectados y sus flujos asocian comunidades y ecosistemas, esta muestra transdisciplinar comienza con el mural ‘Transición Yuruparí’ pintado en las paredes exteriores del Museo. Al atravesar la puerta, las voces de habitantes tradicionales de la rivera del Río Cauca, surgen del patio central, en emotivos audios que dan testimonio de su relación con el río al que llaman Patrón Mono; una relación orgánica definida por el río y a la cual ellos responden con una vida casi nómada.
 
La sala central presenta a tres artistas con cinco obras que arman un tejido entre ellas para conformar una gran instalación: La videoinstalación de Endémica Studios con 23 metros de proyección y un sonido distribuido en 16 canales, se convierte en telón de fondo de las atarrayas realizadas a mano por los pescadores en la obra de Carolina Caycedo y de las imágenes de oro y luz de su obra ‘Patrón Mono’, además de los más de 100 dibujos y pinturas del indígena venezolano Sheroanawë Hakihiiwë. Mientras en las otras dos salas se exhiben las obras ‘Río por asalto’video instalación inmersiva de Clemencia Echeverri, que parte de la muestra que presentará en la Bienal de Shangai, y la instalación sonora “Río Oír’ del maestro Cildo Meireles, pieza conceptual que registra en acetato los sonidos del Río Amazonas en distintos lugares y las risas de sus habitantes.
  
De esta manera, “Conjuro de ríos” se convierte en un desafío para la construcción de paz, atravesado por el interés de generar una reflexión sobre acciones enmarcadas en el territorio y la naturaleza, cuyos problemas sociales y ambientales superan las fronteras de país y van más allá de límites geográficos y donde el liderazgo debe partir de la sociedad civil y los movimientos sociales.

Añadir nuevo comentario