Dom, 04/22/2018 - 08:52
Portada libro

Mi primer libro de plantas, para aprender en familia

Con información de Agencia de Noticias UN

Esta publicación, una de las novedades de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) en la Feria Internacional del Libro, despierta la curiosidad en los niños para interesarlos en el estudio de las plantas y en la investigación como parte de su vida cotidiana.

Mi primer libro de plantas. Botánica para niños, la primera obra de la Editorial de la U.N. concebida para público infantil y juvenil, está estructurada para que el lector se familiarice con los conceptos básicos de la botánica, ciencia que estudia las plantas. Se trata de un recorrido que permite detenerse en la gran diversidad existente en el país y en el trabajo realizado por los botánicos en terreno y en los laboratorios.

El profesor Miguel Ángel Gamboa decidió escribir este libro porque cada vez que acompañaba a sus hijos a hacer sus tareas, se veía enfrentado a algunos textos con ciertas inconsistencias a la hora de explicar este tema. “Es un libro para que papá, mamá e hijos lo lean en familia”, destaca.

“Puede ser muy útil para niños a partir de los ocho años e incluso hasta que terminan el bachillerato”, precisa el docente del Departamento de Biología de la Facultad de Ciencias de la U.N.

ABC de las plantas

Aunque describir una planta puede parecer una tarea sencilla, en el libro se hace énfasis tanto en su significado, estructura, diversidad y cantidad como en aspectos más complejos abordados de forma que resulte comprensible y prescinda de tecnicismos, o los explique cada vez que se requiera.

“El lenguaje complicado no sirve en la educación”, subraya el profesor Gamboa, para quien su libro también es un viaje alrededor del mundo de las plantas.

Gracias a su amplia experiencia como docente, a lo que se suman los consejos pedagógicos de su esposa, el profesor Gamboa decidió estructurar el libro de manera que se pueda leer secuencialmente o con énfasis en algún aspecto de particular interés para el lector sobre las plantas –qué son, cómo están conformadas, para qué sirven, cuántas hay, en qué grado de riesgo se encuentran.

Explica que aunque la mayoría de las 320.000 especies de plantas estimadas están provistas de flores, muchas de ellas son tan pequeñas que pasan desapercibidas, como algas, musgos, licopodios y hepáticas, entre otras, prosigue el docente.

Muchos desconocen que además de la vegetación terrestre existe una gran cantidad de plantas acuáticas, tales como las algas verdes, conformadas por alrededor de 12.500 especies, subraya.

“Hicimos mucho énfasis en la fotosíntesis –mecanismo que les permite a las plantas absorber la energía solar para transformarla en alimento–, aspecto que las diferencia de los animales”, continúa el autor.

Bien ilustrado

Para que Mi primer libro de plantas llegara a las estanterías se llevó a cabo un proceso que duró cerca de tres años, a lo largo de los cuales se contó con la asesoría de un panel de evaluación y la constante asesoría de la Editorial de la U.N.

Fruto de las primeras reuniones se llegó a la conclusión de modificar la propuesta inicial del profesor Gamboa para hacer un libro que combinara textos y fotos, por la de un libro con ilustraciones, a cargo de Valentina Nieto Fernández, quien además de su habilidad para el dibujo es egresada del Departamento de Biología de la U.N.

“El trabajo con ella, quien también fue alumna mía, estuvo complementado por una labor editorial muy cuidadosa y de la que poco se habla, pero que resulta vital para el resultado final, en el sentido de que sea un conjunto armomioso y agradable para el lector”, destaca el docente.

Aunque algunas de las ilustraciones son genéricas –helechos, anturios, líquenes–, otras han sido seleccionadas para que el lector establezca una relación más cercana con la vegetación representativa de nuestro país, como orquídeas, robles, frailejones, borracheros y victorias regias, entre otras, y de algunos productos originarios de América como tomate, guayaba, cacao y mango.

Añadir nuevo comentario