Dom, 04/08/2018 - 09:39
Portada libro

“Yo fui guardaespaldas de Fidel Castro y su familia”

El libro que revela detalles de la secreta vida de Fidel Castro.

Freeditorial.com/es presentó, en exclusiva mundial, el libro “Yo fui guardaespaldas de Fidel Castro y su familia”, escrito en primera persona por e-Maro (seudónimo), quien fue uno de los escoltas personales del líder de la revolución cubana y su familia, entre 1980 y 1991, relato que puede leerse de forma gratuita en el portal de descargas de libros digitales.

El autor narra desde su experiencia personal cómo era la Cuba patrocinada por la antigua URSS, “la mejor época en calidad de vida para los cubanos”, y la transición hacia el “Período Especial de Tiempo de Guerra para Tiempo de Paz”, denominado así por Fidel, que el autor califica como “la peor historia de calamidades consecutivas para el pueblo cubano”.

“Escribía generalmente cuando estaba de guardia en la residencia de Fidel Castro, muchas veces con un papel doblado y apoyado sobre mi fusil AK 47”, afirma el autor, hoy perseguido político, quien en trece capítulos cuenta cómo el –viejo- o el –gran jefe- era un hombre con suerte y un enorme esquema de seguridad muy organizado.

El libro inicia narrando en detalle el ingreso a la seguridad personal de Fidel y las intervenciones de la propiedad privada, en las que de la noche a la mañana, los empresarios pasaban de dueños a asalariados del mismo negocio que ya era parte de todo el pueblo.

A medida que avanza el testimonio se evidencian las escenas que se grabaron en la memoria del guardaespaldas, quien llegó a vestir el uniforme especial con el tejido de la calidad de los que usaba el –gran jefe- y  a ganar mensualmente más que un médico en la Isla.

 “Siempre fui afortunado en mi carrera dentro de la Seguridad Personal y prosperé en ella, lo que me llevó a ser testigo –o mejor dicho, espectador-, de la familia Castro; de algunas de sus fortalezas y debilidades (…) El Viejo era un hombre inteligente en todos los sentidos. Muchos lo consideraban un superdotado, pero era una persona normal con un elevado nivel de información y un eficiente equipo de apoyo (…) El Jefe era terrible y no admitía la menor réplica a cuanto decía. Nadie se atrevía a contradecirle (…) so pena de caer en su disfavor y desaparecer de la palestra pública”.

Éstas y muchas otras confesiones se pueden leer en “Yo fui guardaespaldas de Fidel Castro y su familia”, disponible en Freeditorial.com/es para descargas gratuitas.

 

Añadir nuevo comentario