Lun, 04/02/2018 - 09:35
Foto: La fm.

Colombia en el pos Falcao

En el mundo real, la sociedad colombiana se debate en el tumultoso tema de Colombia en el posconflicto y sus diversas variantes: posacuerdo, posverdad, pos… lo que sea. Mientras tanto, el mundo futbolero, más fantástico y menos áspero, ha decidido aplazar una discusión inevitable para después de Rusia 2018: la Selección Colombia en el pos Falcao.

Falcao García cumplió 32 años en el pasado mes de febrero. El mismo jugador ya había expresado en 2017 que su principal motivo para permanecer en la liga de Francia era mantener el nivel pensando en lo que restaba de eliminatorias y la eventual participación de Colombia en Rusia 2018. Todo esto, como respuesta al surgimiento de rumores que lo vinculaban con el lucrativo, pero no muy prestigioso fútbol chino. En todo caso, se debe admitir que Falcao está entrando en otra etapa de su carrera y a él no se le debe endilgar el proyecto hacia Qatar 2022.

En consecuencia, surge la cuestión respecto al ‘9’ sobre el cuál fundamentará Colombia su proyecto a largo plazo luego de Rusia 2018. Como es bien sabido, ‘El tigre’ no será el único delantero colombiano de la era Pekerman que luego del próximo mundial entrará en la etapa final de su carrera. Nombres conocidos por todos cómo Carlos Bacca, Jackson Martínez y Teófilo Gutiérrez se suman a esta lista.

¿Tiene Colombia verdaderamente un centro delantero joven con potencial de estrella mundial? ¿Existe algún nombre que en el pos Falcao esté a la altura de la generación de juego que provee James Rodríguez? Por lo pronto, tres nombres aparecen en la línea de sucesión: Luis Fernando Muriel, Duván Zapata y Miguel Ángel Borja. Tres jugadores, en tres ligas distintas y de tres cortes distintos.

Luis Fernando Muriel está próximo a cumplir los 27 años, juega en el Sevilla predominantemente cómo centro delantero y es producto de la cantera del Deportivo Cali. De los tres nombres anteriormente mencionados, Muriel es el jugador que genera mayor recordación entre la hinchada colombiana dada su larga trayectoria con la Selección en la era Pekerman. A Muriel se le reconoce su destreza, capacidad para driblear el balón en velocidad y entrega.

En este sentido, el Sevilla compró el pase de este jugador a la espera de un hombre que le aportará goles, y de hecho en ese equipo asume el rol de centro delantero. Sin embargo, se debe aceptar que hasta el momento sus números están lejos de lo que Falcao o Bacca han ofrecido a lo largo de su carrera. Probablemente, la mayor crítica hacia este jugador está vinculada con un problema para tomar la mejor decisión en el último instante de la jugada.

En la presente temporada, Muriel lleva 7 goles y una asistencia en 24 partidos por lo que su rendimiento en la temporada 18/19 debería incrementar sustancialmente para demostrar que tiene el potencial en el que muchos creen. A día de hoy, Muriel está prácticamente fijo en la lista de los 23 convocados para el mundial. Esto se debe principalmente, a que en la Selección Colombia es el centro delantero suplente que mejor se adapta a otro rol, sea cómo extremo por derecha o segundo delantero. 

Duván Zapata tiene 27 años recién cumplidos, mide 1,89 metros de estatura, juega en el Sampdoria de Italia y proviene de la cantera del América de Cali. Este jugador, es el que se aproxima más al arquetipo del ‘9’ clásico. Posee una contextura aguerrida, no es particularmente veloz y su fortaleza cómo delantero se vincula al aguante del balón dentro del área rival desde la fuerza física para así procurar el remate hacia el arco, no desde la técnica pura.

En la actualidad, Zapata juega en su club en una línea de doble ‘9’ con el italiano Fabio Quagliarella. En las variantes probadas por José Néstor Pekerman, siempre ha jugado como centro delantero y en Rusia sólo jugaría con Falcao en cancha, si el seleccionador nacional se decantará por jugar con dos centros delanteros. Entre Muriel, Borja y Zapata, Duván es el de menor adaptabilidad. Duván es un centro delantero puro, no posee la velocidad a campo abierto que requiere un extremo. En la temporada 17/18 Zapata lleva 9 goles y 6 asistencias en un total de 25 partidos. Vale la pena mencionar, que el portal catalán Mundo Deportivo reportó la semana pasada que el colombiano está en la baraja de candidatos del Atlético Madrid en el próximo mercado de pases.

Finalmente está Miguel Ángel Borja. Tiene 25 años, mide 1,83 metros, actualmente milita en el Palmeiras de Brasil y es un producto de la cantera del Deportivo Cali. Borja es un delantero tremendamente interesante. Para los colombianos, se dio a conocer en la temporada 2016 cuando anotó 19 goles en 21 partidos con el Cortuluá. A día de hoy, esa sigue siendo su mejor campaña. A nivel de club, Borja es eminentemente un centro delantero. El mismo Pekerman también lo ve así, y fue esta la posición que ocupó en el pasado amistoso contra Australia. Sin embargo, se debe mencionar que en Colombia ya ha sido probado como extremo.

Borja es un jugador veloz, diestro y técnico. Sumado a esto, el ex Cortuluá tiene la gran ventaja de su desparpajo en la cancha. Miguel Ángel Borja es un descarado en el buen sentido, las presiones de las canchas internacionales que cohíben a otros, no le impiden quererse hacer notar desde el primer momento como se vio en el partido contra China y más recientemente contra Australia donde todas las oportunidades de Colombia en el segundo tiempo, incluyendo un penalti errado, un gol anulado y dos palos fueron obra de Borja.

Algunos entienden el temperamento de este jugador como una faceta negativa, en la medida que a veces declara cosas de más. Sin embargo, más allá de esto, es un jugador al que se le nota la entrega total con Colombia. Lo que sí se antoja más probable, es que para su propio bien, debería buscar su salida del Palmeiras, pues este equipo brasileño es uno de los equipos de América con mayor nómina y presupuesto donde el número de delanteros es alto, y los minutos para cualquiera son pocos.

Es así, cómo llegamos al final de este artículo. Por ahora, sólo son ideas de lo que aguarda a Colombia en el Pos Falcao. Eso sí, es un tema del que se debe hablar, porque desafortunadamente, la gente tiende a olvidar que los proyectos triunfadores se estructuran en el largo plazo; o si no, pregúntele a Alemania que empezó a refundar su fútbol por allá en el 2000 para cosechar el éxito sólo hasta el mundial de Brasil en 2014.

Añadir nuevo comentario