Mié, 03/28/2018 - 09:57
Foto: AFP

Colombia: examen aprobado

Empecemos con lo primero; Colombia ha mejorado notablemente su juego. Nada que ver con ese estilo apático y sin ideas que se vio en las jornadas finales de la eliminatoria. Esta gira europea ha sido un éxito y se ha podido ver un equipo que se mueve para adelante, que se arriesga a proponer y generar juego en todo el campo. Debo admitir que jamás esperé el resultado que se dio en el Stade de France, y el juego que propuso la selección me genera un buen augurio de cara a la copa del mundo que se avecina.

Ya finalizada la gira con el partido frente a Australia en Londres, quiero hacer un análisis de lo bueno, lo malo y lo que se puede mejorar para cuando sea el momento de entregar la lista final de 23 jugadores para la cita mundialista en Rusia.

La defensa

Después de los dos partidos, queda la sensación de que la defensa titular ya está elegida y no debería tener alteraciones, a menos que suceda algún evento de fuerza mayor como lesiones. David Ospina, a pesar de su irregularidad con el Arsenal, sigue siendo el arquero colombiano con más nivel por lejos. Y siendo sincero, Ospina ha salvado a Colombia en incontables ocasiones, por lo que no parece correcto juzgarlo por el error que tuvo ante Francia. Él debe ser el titular sin ninguna discusión.  

A pesar de los 2 goles franceses, la línea defensiva se ve sólida. Santiago Arias, Yerry Mina y Davinson Sánchez demostraron que tienen suficiente nivel para afrontar partidos importantes y creo que deben ser la base de la defensa. El técnico Pékerman probó a Cristian Zapata y Oscar Murillo contra Australia, pero Mina y Davinson parecen estar ganando la partida para ser los zagueros titulares. En la banda izquierda, aún parece haber ciertas dudas. No se pueden negar las habilidades ofensivas de Frank Fabra, pero aún deja mucho que desear en la parte defensiva, más aún si no recibe apoyo por parte de los mediocampistas cuando el jugador de Boca Juniors sube al ataque. Johan Mojica puede ser una alternativa para esta posición, pero deberá ganarse la confianza de Pékerman (hizo un papel decente en el partido contra Australia).

El mediocampo 

Todo Colombia sabe quién el líder del mediocampo y el estandarte de esta selección. James Rodríguez es el jugador que marca la diferencia. Siendo cauto con las comparaciones, James es para Colombia lo que fue Pirlo en Italia, Zidane en Francia, Ronaldo en Brasil, Maradona en Argentina. Es el jugador que marca la diferencia. No hay alguien que desequilibre como él y lo necesitamos en su mejor nivel. En ambos partidos no fue deslumbrante, pero su asistencia a Falcao en París fue magistral y él es el encargado de generar las jugadas de más peligro para Colombia.

Mateus Uribe fue una apuesta que le salió correcta a Pekerman. El jugador del América de México jugó un partido de gran nivel frente a “Les Bleus” y cuando el técnico le ordenó cambiar su posición a un papel más defensivo, lo hizo brillantemente y ayudó a ordenar el equipo. El segundo tiempo de Colombia en París fue genial y Mateus Uribe tuvo que ver con gran parte de esto. Se ha ganado su cupo en la lista final para el mundial.

Carlos Sánchez sigue siendo un baluarte para la selección y debería ser fijo en la lista final, pero creo que es momento de que le selección le diga adiós a Abel Aguilar. Su nivel ha bajado considerablemente y quedó demostrado en ambos partidos. No fue preciso con sus pases y no generaba confianza al momento de defender.  Hay jugadores que han demostrado que están por encima de él, como el caso de Mateus Uribe. Siempre le agradeceremos a Aguilar el gran papel que ha tenido con la selección, pero siento que ya no puede darle más a este equipo. A pesar de la sanción que aún tiene, Edwin Cardona es un jugador clave para Pekerman por lo que se pronostica que también esté en la lista final, al igual que Juan Fernando Cuadrado (esperando que pueda recuperarse completamente de su lesión).

La delantera

Nadie puede discutir a Radamel Falcao García. Puede ser el mejor delantero que haya tenido Colombia en su historia y merece estar en una copa de mundo. Sin embargo, tuvo dos partidos muy discretos a pesar de su gol contra Francia. Se le vio lento e impreciso, pero esto tiene mucho que ver con la lesión que acaba de superar y su poco tiempo de juego desde entonces. Al igual que James, necesitamos a Falcao en su mejor nivel.

Luis Fernando Muriel y Miguel Borja fueron las sorpresas más agradables en esta doble fecha de amistosos. El primero fue desequilibrante en el partido ante Francia y demostró que su gran momento en el Sevilla no es casualidad. Autor del primer gol (aunque con algo de ayuda del portero Lloris), siempre se le vio corriendo hacia adelante y buscando el desborde en la banda izquierda para hacer daño al equipo galo. En tanto que Borja, a pesar de las oportunidades que desperdició contra Australia (incluyendo un cobro penal), demostró que está pasando por un gran momento y siento que puede ser un gran jugador de recambio.

Duvan Zapata tuvo una actuación aceptable en los pocos minutos que disputó contra Francia, en los que demostró su garra e impuso su poderío físico. Su buena temporada con la Sampdoria le está haciendo ganar la confianza del técnico Pekerman y también puede ser un jugador de recambio importante en la delantera.

Desafortunadamente, Carlos Bacca ya no es el mismo jugador que impactó en Sevilla y en su primera temporada en Milán. El jugador de Puerto Colombia hace tiempo que no tiene una actuación brillante con la selección y después de su partido algo opaco ante Australia, es posible que se quede sin la chance de hacer parte de la lista final, algo similar a lo que ocurrió con Jackson Martínez en su momento.

Se espera que Colombia juegue un par de amistosos más antes de llegar a tierras rusas para iniciar su travesía en el mundial (se prevé un partido contra Egipto), donde Pékerman podrá afianzar su equipo de confianza con el que todos esperamos igualar (o porque no, mejorar) el papel realizado en Brasil 2014.

 

 

Añadir nuevo comentario