Mar, 07/03/2018 - 07:16
Foto: Colprensa

Colombia ¡Presente! Neymar: ¡Qué actorazo!

Oh, gloria inmarcesible, Oh, júbilo inmortal. Se escuchan las notas marciales, y la letra en la voz de los gladiadores. ¿Colombia? ¡Presente! ¿Fe? ¡Presente! ¿Selección? ¡Presente! ¿Coraje? ¡Presente! Y ese ¡Presente!, es contestado por millones de colombianos que en este martes 3 de Julio 2018, estamos atentos a todo cuanto acontezca en Rusia en desarrollo del encuentro Colombia- Inglaterra en la fase de octavos de final del Mundial Fifa 2018.

**Las notas de nuestro hermoso himno se meten en el cuerpo, en el alma, en el espíritu y nos hacen vibrar, nos elevan y somos superiores, y hacemos llegar al Cielo, al Todopoderoso, ese cantico que relata la historia de dolor y triunfo de nuestra Patria.

**Los hombres de Pékerman han recibido instrucciones. Saben cuál es su posición. Su oficio. Su estrategia. Concentración. En el alma llevan un sentimiento que se llama: ¡Amor a la Patria! Dignidad. Responsabilidad para escribir una hermosa página del futbol mundial. Se tiene la conciencia de que no se dejará al azar ni un solo milímetro del campo. No habrá ventaja y se jugará acatando las normas del deporte.

**¿Revista El Jugador? ¡Presente! ¿Revista Enfoque? ¡Presente! ¿Mago Dávila? ¡Presente!

**Bélgica escribió una página inolvidable ante Japón. Un partido reñido en los finales. Bélgica 3 y Japón 2, luego de que los rojos estuvieron prácticamente vencidos y del Japón se daba por segura su llegada a los cuartos de final. Pero un ataque, profundo, como última acción, determinó el gol de Bélgica que le permitirá enfrentarse a Brasil. Este es el fútbol que revive el deporte por su inenarrable emoción.

**México estuvo a la altura de las circunstancias, demostrando su garra ante Brazil, el pentacampeón y que ahora, se dice, va por su sexto título de la FIFA. Neymar Jr., es todo un futbolista. Tiene bien ganado su título y lo que le pagan. Y, a no dudarlo, en este mundial también se ganó el título del mejor simulador de dolor y de imitador de los golpeados. ¡Ay! Cuando todos creían que le habían partido un tobillo, (gracias a Dios que no ocurrió), el milagrosamente se levantó, corrió y marcó. Y el árbitro estuvo a punto de comerse el cuento.

**Claro que Brasil es Brasil, puede jugar y ganar pero tampoco hacer lo que le venga en gana, así sea Neymar, otro de los mejores actores del mundo.

**Que la euforia, la consagración y el triunfo nos acompañen en este día para bien del deporte y la paz del país. Un abrazo triunfal.

Añadir nuevo comentario