Sáb, 06/09/2018 - 11:28
Foto: minutouno.com

Franco Armani, el nuevo ‘cinderella man’

En 1934, James Braddock, un veterano y olvidado boxeador logró, contra todo pronóstico, hacerse con el título mundial de peso completo. Lo más sorprendente de todo, es que lo logró a los 31 años, a una edad considerada tardía en el mundo pugilístico. Fue por eso, que se le apodó ‘cinderella man’ (literalmente, hombre cenicienta), porque logró el triunfo a pesar de sus adversas circunstancias. Hoy, a los 31, el guardameta argentino, y ex Atlético Nacional, Franco Armani, es el nuevo ‘cinderella man’: vestirá por primera vez la camiseta de su país y nada menos que en el certamen más importante de todos: la copa mundial de fútbol.

Franco Armani nació el 16 de Octubre de 1986 en el pequeño pueblo de Casilda, provincia de Santa Fe, Argentina. Según comentan sus maestras de primaria era un chico tranquilo y de perfil bajo que se sentaba siempre en la parte de atrás del salón. Aún así, sus compañeros lo describen como un talento natural bajo los tres palos al que era casi imposible anotarle un gol.

Curiosamente, el guardameta casildeño debutó en la primera de Argentina hasta el presente año. En realidad, durante mucho tiempo, el joven Armani trasegó sin mucha esperanza en varios equipos de las categorías B metropolitana y nacional de su país: Central Córdoba, Ferro y Deportivo Merlo son algunos de los valientes, pero poco trascendentes equipos por los que Armani deambuló.

Su primera gran actuación como guardameta, llegó en la temporada 2009-10 en Deportivo Merlo; un modesto equipo de la tercera divisón argentina con el que consiguió el título y el ascenso. Fue por entonces, y por esas vueltas que da la vida, que el destino lo cruzó con Atlético Nacional, el equipo más ganador del fútbol colombiano que decidió fichar su pase, por aproximadamente 500 millones de pesos.

A decir verdad, Armani fue una apuesta de la dirigencia de la época. Él mismo reconoce que no llegó a Colombia como un refuerzo de categoría , pues “no era conocido ni en Colombia ni en Argentina”. En todo caso, los primeros dos años de Armani fueron aceptables, aunque relegado a la suplencia y partidos de Copa Colombia por las lesiones y los arqueros de la época.

Fue sólo hasta 2013 que comenzó la leyenda de Franco Armani en Atlético Nacional. Sus buenas actuaciones en Copa Colombia, y excelente desempeño en los entrenamientos le permitieron hacerse con la titularidad. Fue así, como Atlético Nacional, por entonces bajo la dirección técnica de Juan Carlos Osorio, se hizo con la liga en tres oportunidades consecutivas: 2013-1, 2013-2 y 2014-1; y claro Armani fue una de las grandes figuras. Aún se recuerda sus dos enormes atajadas en la tanda de penales contra Junior que le procuraron el tricampeonato y la decimocuarta estrella al equipo verdolaga.

Para 2016 Armani, ya consolidado en Atlético Nacional, se convertiría en leyenda. Nacional conseguiría la Copa Colombia, la ansiada Copa libertadores y de no haber sido por el accidente de Chapecoense, muy seguramente, la Copa sudamericana. Nadie dudaba que Franco Armani era el mejor arquero en el fútbol colombiano.

En enero de 2018, River Plate anunció la transferencia de Armani por 3,50 millones de dólares, una cifra significativa en Colombia, pero que a día de hoy, varios periodistas argentinos la catalogan como de ganga dado el nivel del portero. Fuera como fuese, Armani llegó al equipo bonaerense con grandes incentivando grandes expectativas y rumores entre los hinchas millonarios dado sus enormes logros en Atlético Nacional.

Durante el presente semestre, el rumor se hizo cierto, y se esparció rápidamente entre todos los hinchas de River Plate y luego entre todos los argentinos, ese tal Armani que llegaba del fútbol colombiano es un arquerazo. Armani ofrece una seguridad absoulta en el arco; y a decir verdad, han sido varios los encuentros que River ha ganado con poco juego y con Armani como gran figura.

En los últimos tres meses, el apoyo al nuevo ‘cinderella Man’ creció como una bola de nieve, y se esparció el cántico “paranpanpan, paranpanpan, para Armani, la selección, paranpanpan, paranpanpan, para Armani, la Selección”. Finalmente, Jorge Sampaoli, técnico de la albiceleste decidió darle la oportunidad a este gran arquero aún no se sabe si le dará alguna chance en el equipo titular, pero eso no importa. La histora de Franco Armani, invita a creer en sí mismo, a mantenerse y luchar por lo que se quiere; después de todo, las ventanas de la vida y el destino de vez en cuando se abren para aquel que siempre las estuvo tocando.

 

 

 

Añadir nuevo comentario