Mié, 03/07/2018 - 08:58
Jugadores de Atlético Nacional protestando por penalti cobrado utilizando el VAR. Foto: Daily Mail

La IFAB aprobó el uso del VAR en el mundial de Rusia 2018

En días recientes la International Football Association Board (IFAB) aprobó el uso del Video Assistant Referee (VAR) en el mundial de Rusia 2018. El IFAB es el ente encargado de reglamentar el fútbol y está conformado por representantes tanto de la FIFA, como de las cuatro asociaciones del balompié en los países del Reino Unido. El visto bueno de este organismo con respecto al video arbitraje se dio por unanimidad en la asamblea anual del mismo.

 Ahora solo queda esperar el veredicto del consejo de la FIFA, que se reunirá en Bogotá el día 16 de marzo. Sin embargo, al ser Giani Infantino, presidente de dicha asociación, uno de los principales impulsores del VAR, la implementación del mecanismo en la cita mundialista se da como un hecho. 

El funcionamiento de la asistencia por video a los árbitros de césped opera de la siguiente manera: Tres personas especializadas se ubican en una habitación donde ven las cámaras disponibles en el estadio, desde allí tienen comunicación directa con el juez central del partido, quien puede solicitar su ayuda o recibir recomendaciones en caso de pasar por alto alguna acción. Sin embargo, sigue siendo el primer árbitro quien tiene la última palabra con respecto a las decisiones que el colegiado toma.  

El uso del VAR no se da en todas las circunstancias, sino que está restringido a cuatro situaciones: jugadas que hayan terminado en gol, penaltis, tarjetas rojas directas y confusión de identidad (por ejemplo, cuando un jugador realiza una falta y se cree que fue uno de sus compañeros).

El sistema se viene utilizando desde 2016 en varias competencias con la intención de reducir los errores arbitrales y mejorar el deporte. Ejemplos de ello son El Mundial de Clubes 2016, La Copa Confederaciones 2017, El Mundial Juvenil y algunas ligas como la alemana o la italiana. Las opiniones con respecto a la pertinencia de la aplicación de este tipo de tecnología y los resultados que ha arrojado son divididas.

Si bien es cierto que el video arbitraje es actualmente usado en otros deportes y que en el fútbol ya se han insertado avances tecnológicos, tales como las cámaras que permiten ver si el balón entro completamente en un gol, existen importantes reparos con respecto al VAR.

En primer lugar, se teme que la fluidez del juego se vea afectada por la necesidad de estar revisando constantemente jugadas polémicas en video, teniendo en cuenta que este procedimiento puede tardar en la actualidad varios minutos. Esto, según dicen los detractores del sistema, hace lentos los partidos de un deporte que se caracteriza por su sencillez y dinamismo, volviéndolo menos atractivo para el público.

Por otro lado, el factor del error humano no deja de estar presente así se apliquen las ayudas. La decisión de revisar una jugada polémica recae únicamente en el cuerpo arbitral y se han dado casos como el de la semifinal de la Copa libertadores 2017, donde el VAR se utilizó para conceder un penal a favor de Lanús, pero se ignoró su uso para validar una pena máxima a favor de su rival River Plate.

Además, la interpretación de lo que se ve en las pantallas no es univoca y puede variar, motivo por el que, en muchas circunstancias, así se analice la jugada con ayuda del VAR la decisión que se toma no por ello deja de ser polémica. Un claro ejemplo fue lo que sucedió en el encuentro entre Atlético Nacional y Kashima Antlers en el Mundial de Clubes, donde se cobró un penalti con ayuda del VAR, pero no se tuvo en cuenta el hecho de que el jugador sobre el que recayó la falta estaba en fuera de lugar.

Sin embargo, resulta conveniente recordar que la historia del fútbol en general y de los mundiales en particular ha estado marcada por garrafales errores arbitrales, que posiblemente hubieran podido ser rectificados con ayudas tecnológicas. Tales son los famosos hitos de la “mano de Dios”, figura poética con la que Maradona describió un gol que le marcó con la mano a Inglaterra, o el gol fantasma de Wembley en 1966.

El debate sigue abierto y la cita mundialista sin duda será un escenario importante para decidir el futuro del VAR en el deporte más popular del mundo.

Añadir nuevo comentario