Vie, 09/14/2018 - 15:52

No jugar al Desastre ni “ darse pedal” del malo

”Darse pedal”, dicen, significa motivarse para bien, o para mal, con toda clase de argumentos – buenos, regulares, malos o todos a la vez-- en alguna situación de la vida o en el asumir una posición frente a un hecho.

***Explicada, someramente, esta breve frase que está de moda por la Vuelta a España 2018 no vamos a negar que nos “ hemos dado pedal”, desde que el certamen comenzó, con que si a Nairo le faltan piernas, o que si a Nairo le sobran piernas, o lo máximo, que Nairo en su recato y honradez solo muestra sus piernas de hierro en la montaña, cuando viniendo de atrás se lanza a escalar, escalar y escala como si pedalease para subir en ascensor y pasa rivales y rivales y gana… Quienes lo siguen en las plataformas, cobran y cobran virtualmente.

***Nairo lo ha dicho honestamente. Me faltaron piernas. En ese momento no faltó el espíritu caritativo que le llevó muletas a Covadonga. Nairo es íntegro. A la diarrea la llama diarrea y cuando la tiene lo reconoce sin ninguna vergüenza. Le faltan fuerzas y las que le quedan se las dará a Valverde que es de su mismo equipo. Ojo, decimos su mismo equipo, porque los dos militan en Movistar. No en de esos que hacen sonrojar.

***Dejemos quieto a Nairo. Todavía paga boleto. Sigamos con López y con Rigo. Se les puede apostar sin ningún temor. Urán, con un apunte lleno de humor nos hace amar lo que no le pasa. López, el supermán en desarrollo, paga bien con solo pisar el podio que está a unas pocas horas de distancia.

***”Démonos pedal”, digamos con fe, Nairo sí tiene piernas, Rigoberto sí tiene humor y López si es hijo putativo o adoptivo de Supermán. Bien pedaleados con estos argumentos, jugamos y cuando estemos cobrando de manera responsable, nos auto felicitamos por esa “pedaleada”.

***Igual podemos hacer en fútbol y con la Selección. Démonos pedal en que la elección del D.T. de la Selección no tendrá el mismo fin que tienen muchos proyectos de paz, de justicia, de distribución de tierras, que pasan los años y los “pedalean” y ”pedalean” y no van a ninguna parte.

***No esperen a que el D.T. interino de nuestra Selección, Reyes, como en la canción de la cucaracha que me cantaba mi nana le tengan que decir… “ al director técnico no lo podemos nombrar… porque le falta… porque le falta… experiencia pa mostrar”. Y, eso, amigos, no es bueno para los jugadores de la Selección ni para los de las apuestas virtuales. Se pierde el entusiasmo. No hay a quien echarle la culpa de lo que pase o deje de pasar. Y si ganan es porque uno lo había pensado así, o porque los jugadores son rebuenos.

***A propósito felicitemos en este espacio a Reyes. Me voy a “pedalear” de que él sí puede porque una ganada y otra empatada son buenas.

***Mario Hernández Zambrano, Director del Centro de Estudios de Desarrollo Económico (CEDE) en su artículo de Portafolio 12-9-18 titulado “Luego del primer mes de gobierno”, en un llamado dice: “No podemos permitir que la confianza ganada en estas semanas se afecte por las apetencias y egoísmos de quienes juegan al desastre y apocalipsis como alternativa para ganar espacio político”. Ese es el juego irresponsable, jugar al desastre. Ese es el juego que nadie debe practicar ni en política, ni en deportes, ni siquiera en el tatetí.

***Del más allá tenemos al amigo que vino y nos comentó: “—Lo dije: si esa baraja no estaba marcada que ¡a mi alma se la lleve el diablo!”. Luego agregó: “¡Y aquí estoy, por receloso y por abrir la boca!”

Añadir nuevo comentario