Mar, 08/08/2017 - 08:40

Open Nokachi – Punok, un evento que vale la pena repetir

Contribución de Luis Gabriel "Coco" Gómez.

Sensacional, así se podría calificar la clausura del Open Internacional Nokachi – Punok de karate do cumplido en el coliseo Vicente Díaz Romero de Bucaramanga, del cual tomaron parte cerca de 700 deportistas de 14 ligas del país y atletas de Chile, Ecuador, Venezuela y Uruguay, logrando que la oferta deportiva fuera de alta calidad.

Los cuatro combates finales fueron espectaculares. El primero de ellos, para categoría júnior damas (14 a 18 años) fue protagonizado por la barranquillera Natalia Bernal, del club Champions House, y la santandereana Linda Rincón, en representación del Club Nokachi, donde la atlanticense impuso su experiencia y mayor recorrido ante la joven, pero aguerrida hormiguera, llevándose el título con un 8x3 a su favor.

En la misma categoría, pero en varones, se enfrentaron el caldense Michael Guerrero, representando su liga, y el antioqueño Cristian Pérez, del Club Kaizen-Do, en un combate emotivo, vibrante, lleno de gran técnica y patadas que hicieron levantar al público para un sonoro aplauso. Guerrero sacó gala de su apellido y se llevó el pleito 5x1.

En la open damas, combate de lujo, para alquilar balcón entre la boyacense Lina Tovar, a nombre de su liga, y la antioqueña Paula Ruíz, del Kaizen-Do, final que a la postre se convirtió en la más atractiva de la noche y la de mejor exposición técnica y deportiva, con dos niñas que se entregaron a fondo y demostraron por qué están en la élite del karate colombiano y continental. Faltando 10 segundo la disputa estaba igualada y en los un abrir y cerrar de ojos, tan rápido como sus propios puños y patadas, Tovar logró marcar una espectacular elevada que le representó la diferencia y la medalla de oro. 14x11 que habla bien de los que fue una disputa a tope.

El cierre fue entre dos competidores de la casa, Giovanny Candelo y Johan Álvarez, ambos en representación del Club Nokachi de Santander, pero con ventaja para el primero por su recorrido y experiencia, la que al final impuso en el pleito; Álvarez fue inteligente, aguardo, se defendió con buena técnica, concentrado y sin dar ventaja a la buena distancia de Candelo, quien fue paciente y aguardó el momento para poder meter sus puños entre la guarda del rival. 2x0 a favor de Giovanny dirimió la medalla de oro entre los caballeros de la máxima categoría.

Al final, un cierre muy positivo en un evento que promete regresar para quedarse definitivamente en el calendario del karate nacional. “Estamos muy contentos, la respuesta de la gente fue sensacional, rebasó la expectativa y todos se fueron con la firma convicción de volver el año entrante, lo que nos motiva para comenzar a trabajar desde ya para que nuestra segunda edición sea un éxito mayor”, dijo el sensei Francisco Villarroel, parte del comité organizador, quien además agradeció el apoyo de la firma Punok, el Inder Santander y demás entidades que apoyaron la iniciativa.

Añadir nuevo comentario