Sáb, 08/18/2018 - 08:49

La leche, el motor para un campo más próspero

En los últimos años, el sector lácteo se ha convertido en uno de los principales eslabones de la esfera agropecuaria colombiana, a tal punto que hoy en día representa el 24,3% del PIB del sector agro. Su importancia radica en primera instancia en los empleos que genera, pues en las diferentes regiones del país donde se lleva a cabo el acopio de leche, a través de desarrollos productivos, se ha logrado cohesión social traducida en un mejoramiento de la calidad de vida de los pequeños productores.

Alpina, en sus más de 70 años de historia, ha tenido claro desde siempre que el campo es protagonista para construir país y que su aporte como empresa está precisamente allí, pues en muchas zonas periféricas de Colombia, la  lechería está en manos de pequeños ganaderos que están ubicados en zonas de difícil acceso. Por eso con sus proyectos de innovación social lo que busca es que estos ganaderos se reúnan alrededor de un tanque frio, reciban capacitaciones, produzcan y acopien leche de excelente calidad que pueda ser adquirida para fabricar sus productos y así puedan participar en el mercado formal.

Es así como a través del modelo de asociatividad;  han mejorado el conocimiento técnico, la producción de pastos, los costos de producción de los hatos,  la calidad de la leche  y  los niveles productivos de los pequeños productores de leche. Estas asociaciones hoy son proveedoras suyas, pues su leche es producida con las condiciones de higiene necesarias que garantizan  una leche con  altísimos estándares de calidad, muy  superiores al promedio nacional. Además este modelo  ayuda a aumentar su capacidad de negociación, da estabilidad a su negocio, y contribuye a la construcción de tejido social y relaciones de confianza en áreas rurales.

En un esfuerzo por crear un campo más competitivo y próspero, y buscando un equilibrio entre la naturalidad del cuidado que le dan los más de 3.000 ganaderos con los que trabajan, a sus animales y las condiciones de higiene necesarias; la compañía ha venido realizando en los últimos años, alrededor de  5.000 visitas técnicas y 2.000 capacitaciones a sus ganaderos, con lo que transfirió conocimiento en mejoramiento de praderas, optimización de terrenos y buenas prácticas de ordeño, lo cual se ve reflejado en la calidad de la leche.

Gracias a estas prácticas, la empresa, de la mano de los pequeños productores, logró que los  ganaderos produjeran en promedio 12,788 litros por hectárea, cifra cercana al promedio nacional que maneja Nueva Zelanda, el mayor exportador de leche en el mundo.

Actualmente, en una rutina perfectamente sincronizada que inicia a las tres de la mañana, Alpina recolecta alrededor de 1.100.000 litros de leche al día entre las 100 rutas diarias que hace entre Boyacá, Cundinamarca,  Nariño y Antioquia; garantizando la frescura de  la leche, mediante la conservación de la cadena de frío desde el momento del aprovisionamiento y que no se ha visto afectada por factores externos; asegurando así la calidad a lo largo de todas las etapas de su cadena de producción y llevando la trazabilidad de la leche en tiempo real gracias a su Torre de Control, una innovadora herramienta de seguimiento con la que la compañía fue pionera, que funciona como un aeropuerto, monitoreando las 24 horas todas las rutas programadas.

Todos estos encadenamientos productivos, alineados con las iniciativas de sostenibilidad de la compañía; se convierten en un modelo ejemplar de negocio inclusivo y en una fórmula destacada para generar progreso en los lugares donde Alpina se encuentra presente para que el campo se convierta en un negocio sostenible mientras los colombianos reciben leche con los más altos estándares de calidad en sus hogares.

“En Alpina hemos construido un negocio desde el campo y para el futuro, buscando el desarrollo de pequeños productores, con quienes trabajamos en conjunto por el progreso del agro en nuestro país, promoviendo entre otras cosas, buenas prácticas de ordeño, las cuales se ven reflejadas en la calidad de la leche, y en consecuencia, en los ingresos de nuestros ganaderos”. Afirma Ana María Gómez- Gerente de Aprovisionamiento Alpina.

Añadir nuevo comentario