Sáb, 10/28/2017 - 08:33

Joven indígena produce música urbana en punto Vive Digital

Rubén Caribán es un joven indígena apasionado por la música, la cual se ha convertido en el impulso que lo motiva a luchar por sus sueños. Y es que a pesar de las dificultades que ha tenido que vivir a su corta edad, Rubén en vez de lamentarse, ha convertido los momentos difíciles en canciones en honor al amor, la esperanza y la vida.

Rubén Caribán Chirino pertenece a la etnia Sikuani, vive en la capital de Vichada, en la frontera con Venezuela, y es un artista emergente de reggaetón.

“Quisiera saber” es una de las 10 canciones que ha grabado y editado en el Punto Vive Digital Plus, ubicado en el Centro Regional de Educación Superior (CERES) de Puerto Carreño, un centro de acceso comunitario a Internet puesto a disposición por el Ministerio de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, donde todos los habitantes del municipio pueden acceder y hacer uso de un estudio de televisión con luces y cámaras, un estudio de grabación y computadores con el Software necesario para producir contenidos.

"Grabar aquí las canciones me ha ayudado mucho porque a veces no hay plata y yo lo que más quiero es hacer música, entonces vengo y con la ayuda del administrador grabo. Después con las presentaciones me ayudo para pagar los discos”, relata agradecido Rubén.

Pero la música no es la única meta de Rubén, por eso tiene claro que debe seguir capacitándose para alcanzar sus sueños. Actualmente estudia Contabilidad y Finanzas en el SENA y realiza sus trabajos en el Punto Vive Digital Plus, haciendo que el hecho de no tener computador y celular propio no sea un impedimento para formarse y soñar en grande.

Y aunque actualmente el ritmo que le apasiona es el reggaetón, Rubén sabe que su origen jamás será olvidado y en cambio se siente orgulloso de sus tradiciones. “Yo canto música urbana pero nunca he dejado de hablar en Sikuani ni de comer nuestros alimentos autóctonos, es más, algún día me gustaría cantar una canción tradicional para que el mundo conozca más mi etnia”.

Acerca de: ‘Nos unen lazos de orgullo’, más que un lema, esta frase ha sido la esencia del Proyecto Nacional de Conectividad de Alta Velocidad del Ministerio TIC, el cual está conectando a los 28 municipios y 19 áreas no municipalizadas más alejadas del país en las regiones de la Amazonía, Orinoquía y Pacífico. La Unión Temporal Andired está tan identificada con este tejido que busca recrearlo con diferentes fibras y elementos para hacer evidentes los lazos que unen a los colombianos.

 

Añadir nuevo comentario