Mar, 01/09/2018 - 06:47

2 Preguntas que cambiarán tu vida

Una de las grandes tonterías que dice mucha gente: “Yo no quiero conseguir nada, sólo quiero ser feliz”... “No tengo ambiciones, sólo quiero ser feliz”... Como si la felicidad viniera cuando no haces nada. Llega y se queda.

¿No están disimulando sus ganas de no hacer nada con la búsqueda de la felicidad?

No funciona así. Ser feliz es perseguir tus metas y disfrutar del camino.

Por eso tengo que preguntarte esto:

¿Estás decidido a cambiar tu vida o es sólo una idea lejana?

Si lo ves como algo lejano, el clásico "debería-hacer-en-un-futuro" olvídate del éxito.

Sí, olvídate del éxito.

¿No te diste cuenta todavía que todo es acumulativo?

Si tu vida no te gusta cámbiala hoy. Porque el único responsable eres tú. Sí, tú.

Lo siento pero los culpables no son los demás. Suena duro pero es verdad.

Por favor: no caigas en la trampa de culpar a los demás.

Los vecinos, los políticos, los empresarios, tus compañeros, tus amigos, tus enemigos o tu jefe pueden ser unos incompetentes y tener las peores ideas.

Por supuesto, no lo dudo. Lo he visto miles de veces.

Pero date cuenta de esto:

¿Quién tiene en su mano levantarse del sofá y actuar? ¿Lo sabes?

¡Así que deja de lamentarte y toma tu decisión!

Tómate la píldora roja como en la película de Matrix y acepta tu realidad.

Acepta que tú eres el responsable…

Y pasará una cosa: que entonces todo se pondrá cuesta abajo.

“¡Ahí va, si lo puedo conseguir!” dirás.

Si estás en un trabajo que odias o en una relación que no te gusta, visualiza tus objetivos para romper esas cadenas y hazte responsable.

La mayoría no se motiva lo suficiente porque no piensa en sus metas. No se da alegrías diarias viendo cómo se acerca a sus metas. No ve que podrá con todo si se ilusiona con unos buenos objetivos.

Así que toma tu decisión: "Voy a conseguir mis metas. Depende de mí.” Así romperás cualquier barrera y  serás feliz durante el viaje.

Porque el secreto de la vida es que te apasione lo que haces mientras vas a por tus sueños.

¿Has tomado tu decisión? Bien pues ahora ayúdate de estas 2 preguntas para llegar mucho antes.

Hazlas nada más levantarte por la mañana:

1. ¿De qué estoy satisfecho hoy?

2. ¿Por qué tengo ilusión?

Si te preguntas esto al levantarte por la mañana sonreirás y eliminarás pensamientos negativos.

Durante todo el día notarás cómo la energía te invade y tendrás ganas de comerte el mundo. Tus dieciséis horas despierto serán dieciséis horas divertidas donde rendirás  más.

Con estas dos preguntas también borrarás ese nubarrón negativo que siempre se te acerca.

Así que escribe de qué te sientes satisfecho y qué te gustaría conseguir. ¡Te dará una filosofía de vida sólida! Porque necesitas algo que tire de ti. Algo que te llene de orgullo y a la vez de ambición. Que arranque tu mente. Pensamientos para conseguir proyectos con los que antes ni soñabas.

Seguro que piensas que no es fácil cambiar de un momento a otro... ¡Tonterías!

Pruébalo nada más levantarte: “¿De qué me siento satisfecho en mi vida?" y "¿Por qué proyecto tengo ilusión?”

Si la mayoría dijera esto al levantarse los psicólogos y fabricantes de fármacos se arruinarían. El problema es que muchos no conocen esta técnica para cambiar de un momento a otro.

Sólo son dos preguntas que te ahorrarán miles de euros en asesoramiento personal o médicos. “¿De qué estoy satisfecho en mi vida?" y "¿Por qué proyecto futuro tengo ilusión?” te dará resultados instantáneos.

¿Sabes por qué tanta gente está desmoralizada o tiene sobrepeso?

Porque sus pensamientos negativos les retienen.

Y les retienen porque no tienen argumentos de contrapeso para hacer deporte y poner su cuerpo y cabeza a tono. No se hacen estas dos preguntas al levantarse.

Las respuestas a estas dos preguntas te programarán. Si es para hacer deporte dirás: "Genial, así tendré mi cabeza despejada y más energía. Y viviré más años." Y 30 minutos de ejercicio no te costarán. Pero te vale para todo: hacer ejercicio, montar un proyecto o encontrar un trabajo mejor.

Repasa lo bueno conseguido, visualiza tus sueños, y todo cambiará. Cuando recuerdes lo bien que actuaste en esa situación difícil y aquel proyecto que conseguiste, te llenas de fuerza.

Inténtalo más de uno te dirá que te ve con mejor aspecto físico y ganas de comerte el mundo.

Si quieres encontrar más maneras fáciles de motivarte y conseguir lo que parece que huyes haz click aquí.

Descubrirás oportunidades delante tuyo que nunca veías. Y ya no dependerás de otras personas para estar a tope.

Por tus nuevos días a tope,

David Valois

Añadir nuevo comentario