Dom, 09/30/2018 - 09:03
Foto: YeclaWeb

2 Secretos para triplicar tu productividad

¿Qué pasaría si pudieras triplicar tu productividad con el mismo esfuerzo? Aquí va lo que he probado con clientes míos y funciona.

Secreto 1: Da un pequeño paso cada día
Llegarás muy lejos con un paso al día. Los clientes míos que más lejos llegaron eran los que hacían cada día algo.

Un día un pequeño paso, otro día otro paso... y de repente lo tenían.

Mejora sobre mejora y como mínimo serás un experto muy bien pagado.

Todo es empezar. Cuando arrancas ves que no tardarás tantos años en conseguir ese talento que deseas, (ni siquiera meses). En poco tiempo podrás ser el mejor donde ahora eres un novato. Y si eres constante lo conseguirás en tiempo récord.

Piensa: ¿Qué habilidad crítica necesitas para conseguir tu futuro ideal?

¡Pues haz un poco (muy poco) cada día!

-Cada día más confiado hablando con alguien más...
-Cada día más en forma entrenando un poco...
-Cada día más dinero ahorrando algo y pensando un minuto en cómo ganar más...

Un nuevo talento necesita que empieces por un pequeño paso, pero sus recompensas durarán toda la vida. No te voy a engañar: Nadie se hizo grande en un día, aunque algunos se esfuercen en creerlo.

Pero  lo lograrás en menos tiempo si eres constante.

Cuando entres en el club del reconocimiento y el dinero, los de fuera se preguntarán cómo lo hiciste.

Y tú sabrás que fue tan sencillo como dar un paso cada día.  

Secreto 2: Inténtalo (sólo inténtalo) el doble y triunfarás
Los que llegan lejos son los que lo intentan más veces. ¡Acción! Si fallas no pasa nada. Prueba diferentes cosas. Sin miedo. Estás a un milímetro de conseguir algo grande.

Alfonso Narón de Mexico DF, otro cliente mio, se convenció a la primera de que intentarlo sólo da beneficios. Si pruebas más formas de tener éxito antes conseguirás tus objetivos.

Lógico aunque pocos lo intentan.

-Pero Alfonso intento cambiar su manera de trabajar haciendo sólo lo importante.
-Cambió su horario empezando por lo más difícil a primera hora del día.
-Empezó a leer libros nuevos.
-Intentó hablar con gente con la que nunca hablaba.
-Intentó pasar más tiempo pensando.

Haz como Alfonso. Prueba, prueba y prueba. Aumenta tu productividad hoy intentando ese consejo para gestionar tu tiempo. Intenta esa nueva amistad hoy. No pasa nada si no funciona, ¡y ganarás una experiencia impagable!

Pero cuando funcione... el mundo a tus pies.

La gente va con el freno de mano puesto por el miedo a fracasar. Pocos se atreven a probar lo nuevo, pero los que lo intentan acaban triunfando.

El camino a la cima está vacío porque muy pocos prueban cosas nuevas. Sólo los que se atreven a intentar y confundirse consiguen sus objetivos. No tienen miedo caer y a levantarse. Como Alfonso.

Así que si quieres triunfar dobla tu número de fracasos.

La mayoría se obsesiona con no confundirse. ¿Qué dirán? Pero repitiendo el mismo patrón seguirán con una triste vida.

Pero tus errores no importan, sólo quedarán los aciertos.

Por tus éxitos,

David Valois

Añadir nuevo comentario