Sáb, 01/13/2018 - 07:43

Cartagena, anfitriona de la fiesta de amigos más grande del mundo

La noche del viernes fue diferente en Cartagena. Fue la noche fantástica de “Le Diner en Blanc”, que reunió a más de seiscientas personas, en la cena de amigos más grande del mundo, en un lugar secreto y emblemático de la ciudad, Patrimonio de la Humanidad. Una herramienta más para impulsar el turismo.

Cartagena fue elegida para Le Diner en Blanc, una fiesta de amigos creada en 1988 en Paris, el “picnic” elegante y secreto que se ha realizado en 80 ciudades y en 30 países.

Los asistentes asisten de blanco, y disfrutan desde las 7 de la noche hasta la medianoche, de una cena tipo picnic y encuentro humano y artístico, con música, artesanía y gastronomía local.

Todo empezó muy sencillo, cuando François Pasquier, luego de regresar de un largo viaje, tuvo el deseo de reunir a sus amigos para cenar, pero la lista de amigos fue creciendo tanto, hasta que se convirtió en una cena gigantesca en un espacio público.

Le Dîner en Blanc de París convoca cada año a más de 10.000 personas.

Se destaca el arte colombiano

El de Cartagena será muy singular. Los invitados irán a su cita el viernes 12 de enero a las 6 de la tarde, en varios puntos de encuentro de la ciudad, en donde serán recibidos por los organizadores de Le Diner en Blanc, para luego, ir al punto estratégico en el que estarán todos.

Los asistentes que pagaron el menú reciben una canastilla hecha por “Women Together”, una comunidad de mujeres colombianas, adornada por unas borlas hechas por artesanos de San Jacinto.

El primer mapa de la sorpresa de la noche, con un menú, una botella de champaña y un pañuelo blanco bordado por las mujeres artesanas de la Fundación “Yo sí creo en Cartagena”, frase alusiva al sentido de pertenencia del ser cartagenero.

Ya en el lugar elegido para el encuentro, la cena de blanco (Le Dîner en Blanc), se agitan las servilletas para iniciar este ritual de amistad y celebración de los dones de la música, el sabor del vino y el encanto de la música.

La noche estuvo colmada de sorpresas musicales como la Orquesta Sinfónica de la Fundación Tocando Puertas, integrada por niños y jóvenes músicos de diversos barrios de Cartagena; la banda de música afro cartagenera Bazurto Social Club y otros grupos locales de música.

La presencia de destacados diseñadores colombianos como Hernán Zajar, Natalia Vaquero, Lina Cantillo, Divina Castidad, Lina Osorio, Palma Canaria, Carlos Arturo Zapata la participación de Artesanías de Colombia, Joyería Cano, entre otros.

A la medianoche los asistentes enarbolaron ese pañuelo bordado bajo un cielo alumbrado de luces multicolores, evocando el deseo de paz entre todos los colombianos. El video del lugar emblemático de Cartagena se integrará a los videos de los lugares del mundo que han tenido el privilegio de realizar Le Diner en Blanc.

“No se trata de hacer una fiesta en una de las ciudades más bellas del mundo, llegar y partir, sino celebrar y exaltar sus propios valores y hacerlos visibles a los visitantes de distintos lugares del planeta que nos visitan esa noche”, dice Paula Paula Peña, una de las empresarias que obtuvo la franquicia del evento para Colombia, y CEO-President & Chief Officer de Creare.

“Es una bellísima oportunidad para continuar multiplicando el deseo del ser que quiso reunir a sus amigos hace treinta años. Esperamos recibir personas de todo el país y del exterior en “Le Diner en Blanc”, dijo Geraud Manet, Director Asociado de Creare.

Añadir nuevo comentario