Lun, 08/06/2018 - 09:09

¿Cometes este error con tus enemigos?

Hace tres años un cliente me habló preocupado sobre como la competencia le estaba robando mercado. Estaba desesperado. Y le hablé sobre la estrategia.

"Sigue patrones, Javier." Le dije. "Las personas no cambian."

"Puedes utilizar las mismas estrategias del Arte de la Guerra de Sun Tzu hoy mismo."

"¿Y cómo lo hago?", me preguntó.

"Ten tus amigos cerca y tus enemigos más cerca aún", le contesté.

"¿Pero cómo? No voy a invitar a mis competidores a mis reuniones anuales con mis clientes."

"¡Eso mismo es lo que tienes que hacer!" le respondí.

Con eso se adelantaría a sus competidores. Si creaba una conferencia anual donde reuniese a sus clientes y competidores (que acudirían gustosamente), automáticamente él sería el líder. Legitimaría esa conferencia porque todos el mundo estaría...

Y los clientes verían que el número uno era él.

"¿Y si mis competidores me quitan clientes?"

"No se irán si ven que eres el líder que reúne a todos. No se irán si te legitimas como el número uno del sector que organiza la conferencia anual. Quieren un proveedor fuerte y seguro de si mismo."

Y lanzó la primera conferencia hace 3 años.

Obviamente llevó la voz cantante en todas las presentaciones de productos. También dejó hablar a la competencia. Pero el número uno era él.

Los clientes se entusiasmaron. Todo en una conferencia. Sin trampas ni secretos.

Y las ventas a sus clientes se dispararon.

El año pasado ya tuvo problemas para registrar a los 2.000 asistentes. Nadie se quería perderse la conferencia anual.

La estrella siempre era él. Unos pocos clientes se marcharon a la competencia pero a cambió gano muchísimos más. Y los que antes le compraban, ahora le compraban más.

Ya nadie hizo sombra a Javier. Era la referencia.

Nadie quería perderse la conferencia. Y por supuesto nadie organizó otra conferencia anual. La primera, la auténtica, era la suya. Había ganado por la mano. Hoy es dueño del congreso más importante del sector. No tiene precio.

Ten tus amigos cerca y tus enemigos más cerca aún.

Y TÚ también puedes hacerlo para barrer a tus competidores. Puedes adelantarte a cualquiera con esta estrategia y muchas otras que encontrarás en mi Club Coaching Mensual.

Puedes vencer cualquier enemigo laboral o personal con estas estrategias.

Para que tus planes ganen siempre.

David Valois

Añadir nuevo comentario