Dom, 06/24/2018 - 09:29
Foto: gananci.com

Cómo Pedro consiguió el éxito

Esta es la historia… Juan Estresado era rápido, torpemente ambicioso y listo. Pero Pedro Estratega era de trato más fácil, poco estresado y consiguió todo lo que se propuso. ¿Cómo consiguió Pedro Estratega ese éxito por encima de gente mejor que el?

Juan Estresado era muy competitivo, ambicioso, rápido e inteligente. Pero fue Pedro Calmado quien consiguió todo. Y encima Juan Estresado pagó con su salud el sobreesfuerzo diario.

Juan Estresado se impacientaba y iba corriendo a todas partes. Pedro Calmado parecía no tener prisa.

Para Juan Estresado un minuto sin moverse era un minuto perdido. Para Pedro calmado un minuto en calma significa pensar… y encontrar soluciones para hacer todo más rápido.

Juan Estresado tenía la idea errónea (por la educación recibida) de que tenia que matarse cada minuto por los resultados. Algo le sirvió para conseguir cierto dinero y estatus, pero con demasiadas heridas que limaron su fuerza. Hoy parece que no avanza y que necesita más heridas para prosperar.

Pero Pedro Estratega ha ganado en todo. Gana más y vive mejor.

Porque sabe que no es la fuerza bruta sino la calidad. No es correr, sino pararse a pensar.

No es intentarlo todo en un día sino optimizar su horario.

Es concentrarse más en menos tiempo y apartar tiempo libre para planificar.

Y para descansar. Es trabajar inteligentemente, no más duro.

Es rodearse de los mejores, no del que toque.

Pedro Estratega trabaja menos horas, pero las que trabaja son de calidad. Su tiempo libre es clave y las horas descansando y jugando le devuelven concentración y productividad. Y como buen estratega piensa. Piensa en relacionarse con otras personas. Piensa en delegar y multiplicar su esfuerzo Esto le da tiempo para concentrarse en lo importante. En el 80/20 que le dará los mejores resultados. Trabajando menos pero en lo importante rendirá como el que más.

En cambio Juan Estresado nunca tomará suficiente tiempo para planificar y descansar. Trabajará más horas.

Pero no es lo mismo trabajar que ser productivo.

En el fondo Juan Estresado hace trampa, dice trabajar en nombre de los suyos y su familia. Pero en el fondo es por él, por su ego. Sólo le interesa su propio currículum. Pero Pedro Estratega tiene miras más altas. Sabe que lo que ayude a otros le volverá con creces.

Juan Estresado padece el clásico engaño del fracaso: no reconocer que tiene que cambiar. En vez de eso echa la culpa de sus males al resto y ve enemigos por doquier. Se obsesiona por controlar su entorno. No innova y necesita el triple de esfuerzo. Entonces sus emociones reprimidas le convierten en una olla a presión de batallas (perdidas) y luchas innecesarias.

Y tampoco desconecta. De camino al trabajo nunca se fija en el paisaje, solo da vueltas a sus problemas. Su vida sólo depende de su siguiente tarea. No mira a largo plazo.

Podría conseguir más si “trabajara” menos y se sentara y planificara, como hace Pedro Calmado. Pero es un cabezota, no quiere reconocer que tiene que pararse a pensar.

¿Qué parte de Juan Estresado y Pedro Estresado tienes? El 90% de las personas cae a menudo en lo vicios de Juan Estresado en vez de actuar inteligentemente.

¿Te gustaría ser como Pedro Estresado y conseguir tus objetivos en tiempo récord? Aquí tienes todas las estrategias.

Para triunfar no tienes que sufrir. Puedes ser como siendo feliz por el camino es más fácil ser productivo y llegar lejos.

Dicen que hay que sufrir para llegar lejos, pero no es así. Feliz serás mucho más efectivo. Tu sonrisa te abrirá puertas y podrás planificar tus movimientos y ahorrar tiempo.

Por eso trabajar más duro no es la solución, la solución será ser un buen estratega.

Por tu éxito,

David

Añadir nuevo comentario