Lun, 03/12/2018 - 07:42
Foto de referencia.

¿Quién mas quiere trabajar menos y conseguir mas?

Te gustaría trabajar menos y conseguir más? Tu número es el 3. 3 son las cosas que necesitas hacer bien para tener éxito.

Olvida lo que te digan sobre que tienes que hacer esto y lo otro.

Al final todo se reduce a 3 áreas clave.

¿Conoces las tuyas?

En tu trabajo o vida personal siempre hay 3 áreas clave.

Si te dedicas a esos 3 puntos más importantes te beneficiarás de la ley de Pareto potenciando el 20% que dará el 80% de los resultados. Y podrás dejar el resto.

Te perdonarán todo si haces lo importante.

Quizás en tu trabajo tengas que hacer cálculos, cambiar precios, dominar conocimientos técnicos, hacer informes, ir a reuniones, tratar con clientes, rellenar formularios, analizar estadísticas o gestionar equipo.

Pero sólo habrá 3 puntos clave.

Y no vale hacerlas medianamente bien. Medianamente bien servirá para aferrarte a ese puesto de por vida… pero también para estancarte. Porque para avanzar tendrás que dominarlas al 100%, incluso a costa de desatender las otras. Que no te tienten las distracciones.

-Imagínate un trabajo comercial: buscar nuevos clientes, asesorar técnicamente, hacer presentaciones, responder quejas, mejorar tus cierres, etc.

Pues sólo habrá 3 áreas que te llevarán muy lejos.

-O imagínate creando una red de contactos al llegar a un sitio nuevo. Puedes comunicarte mejor, llamar a viejos amigos de la zona, hablar con todo el mundo, ir a asociaciones para conocer a la gente adecuada, etc.

Pues sólo habrá 3 posibilidades que darán el 80% de resultados.

Analiza qué actividades te dan más resultado. ¿Qué va primero, segundo y tercero? Si te despertaran a las 2.00 de la madrugada y te lo preguntaran tendrías que responder en un segundo.

Así que piénsalo bien: ¿Qué 3 tareas son claves en tu trabajo? Sigue la Ley de Pareto siempre.

-El 20% de tu tiempo te da el 80% de los beneficios.

-El 20% de tus amigos el 80% de las alegrías.

-Y el 20% de tu ropa te la pones el 80% de las veces.

Cuanto antes averigües esas 3 áreas que te den el 80% de beneficios, antes multiplicarás tu rendimiento.Muchas veces será una sola gestión la que te de más resultado y las otras 2 serán un complemento necesario que no necesitan tanto tiempo.

Si te dedicas sólo a lo importante y lo restante ni lo tocas -lo que te aconsejo fervientemente- tus ganancias serán inmediatas.

¡Y con esas ganancias subcontratarás el resto de tareas que pospones! Simplemente dobla el tiempo actual de tus 3 áreas ¡o de tu área principal! y tus resultados se doblarán.

Tu productividad es demasiado importante como para no insistir en los dos o tres puntos clave. Por eso nunca cedas a la tentación de cosas de bajo valor. Si mañana solamente atacaras tu tarea clave toda la mañana verías resultados para el mediodía.

Por eso ante la duda pregúntate:

¿Qué persigo?

¿Por qué me pagan?

¿Qué es lo más importante para mi jefe?

¿De qué soy específicamente responsable?

¿Si sólo me pagaran por una cosa, qué sería?

Y cuando lo tengas dedícate el 80% de tu tiempo a ello. Verás cómo tu carrera da un impulso. ¿Lo tienes ya?

Pregunta si hace falta. Estamos tan centrados en el día a día que no vemos las oportunidades, y si vemos algo la rutina nos vuelve a cegar. Despréndete de tu ego y pide a tu jefe, malo o bueno, que te diga tu tres tareas más importantes. O a tus clientes si el negocio es tuyo.

Porque puede que te estés desviando.

Pero si decides ser excelente en tus 3 áreas principales, como empleado o con negocio propio, nada se interpondrá en tus resultados.

Por eso analiza tus 3 puntos clave. Tendrás que eliminar luego ciertas gestiones por mucho que te pese. Pero concentrándote en lo importante irás más rápido.

Cuando tu sexto sentido te diga que algo falla, analiza si cumples tus 3 áreas clave.

El buen estratega sabe que los resultados no vienen por hacerlo todo bien, sino por hacer lo importante bien y no caer en la trampa de querer hacerlo todo… regular.

Por tu éxito,

David

Añadir nuevo comentario