Sáb, 06/30/2018 - 09:59
Miembros del Partido Morena durante los funerales de uno de los candidatos asesinados durante el proceso electoral en México. Gustavo Becerra / Getty Images

Asesinatos y ataques a políticos y funcionarios del INE: la violencia se intensifica en víspera de las elecciones en México

Con información de Univisión.

En las últimas 48 horas, la violencia que se vive en México se ha cobrado la vida de al menos cuatro personas en ocho ataques armados. Desde que empezó el proceso electoral, el más violento de la historia, al menos 135 políticos han sido asesinados, entre los que se encuentran casi 50 candidatos y precandidatos.

A menos de 24 horas del inicio de la jornada electoral en México, la violencia contra políticos, candidatos y ahora representantes electorales se ha intensificado con ataques en los sureños estados mexicanos de Oaxaca, Chiapas y Guerrero, y en el céntrico San Luis Potosí, que dejaron al menos cuatro muertos.

En total, la violencia que se vive en México desde el inicio del proceso electoral ha cobrado la vida de al menos 135 políticos, entre los que se encuentran casi 50 candidatos y precandidatos, según el último informe de la consultora Etellekt.

El caso más reciente sucedió la noche del jueves en el estado de Oaxaca, cuando Joaquín Andrés Bernal Rojas, un empleado local del Instituto Nacional Electoral (INE), fue asesinado a tiros en la puerta de su domicilio en el municipio de Pinotepa Nacional.

La fiscalía señaló que existen varias líneas de investigación y se encuentran realizando las investigaciones necesarias para lograr la captura de los responsables.

Además de este caso, la fiscalía de Oaxaca también informó del asesinato de un militante del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Ever Román Juárez, una de las cinco personas que resultaron heridas en un atentado el pasado martes en San Pedro Pochula y el único que no pudo resistir las heridas del ataque.

Los hechos se dan unas horas después de que el gobernador del estado Alejandro Murat, anunció el despliegue de 5,000 elementos para garantizar la seguridad durante la jornada electoral.

El mismo jueves, en el estado de Guerrero, un grupo armado agredió a la candidata del partido oficialista PRI en el municipio de Hueycantenango. De acuerdo con las autoridades locales, los hombres interceptaron a la candidata para dejarle un mensaje y atacaron a balazos a dos policías que tenía asignados como sus escoltas. Ninguno de ellos falleció en el ataque.

Horas después, alrededor de las 17:00 horas, otro comando irrumpió en las oficinas del PRD en el municipio de Chilapa y ejecutó al coordinador de la estructura electoral de las campañas de los candidatos a la alcaldía y a una diputación local.

En otro hecho, en el estado de Chiapas, se registraron al menos otros dos ataques armados, cerca de los límites con el estado de Tabasco. Los hechos sucedieron cuando hombres armados emboscaron a tiros a una familia que transitaba a bordo de una camioneta.

Los agraviados dijeron ser simpatizantes de Alfredo Pinto, candidato de Morena a la presidencia municipal de Yajalón, y que sus agresores son simpatizantes de Juan Manuel Utrilla Constantino, candidato a la misma alcaldía por el Partido Vertido Ecologista de México (PVEM).

En el mismo estado, en el poblado de Punta Arena, un grupo de personas que bloquearon la entrada al lugar para, de acuerdo con su testimonio, impedir la entrada de priistas que pretendían repartir despensas en plena veda electoral, fueron agredidos a balazos. Durante el ataque resultó herido un hombre que formaba parte de la guardia comunitaria.

Asimismo, en el estado de San Luis Potosí, uno de los coordinadores de campaña de Bertha Amaya, del partido derechista PAN a la alcaldía del municipio de Vanegas, fue asesinado por dos hombres a bordo de una motocicleta.

El reporte policiaco refiere que Mateo Puente Ochoa, de 47 años, salía de su domicilio en la calle Zaragoza de la cabecera municipal de Vanegas cuando dos hombres en una motocicleta le dispararon y huyeron, sin que pudieran ser identificados porque ambos portaban casco.

El último informe de Etellekt, publicado, a inicios de esta semana, detalla que los estados con más homicidios de políticos fueron, precisamente, Oaxaca y Guerrero, con 26 cada uno, seguido de Puebla con 13.

El partido con el mayor número de políticos asesinados fue el PRI con 45, seguido del PRD con 20 y Morena con 17. Estos ataques y homicidios se concentraron en el ámbito municipal, 26 de nivel estatal y sólo uno federal. De los 133 políticos asesinados, 48 aspiraban a un cargo de elección popular, como candidatos o precandidatos.

Además de homicidios, el informe de Etellekt también reportó 416 agresiones de otro tipo, entre las que se encuentran intentos de homicidio y lesiones con arma de fuego, secuestros, asaltos, amenazas y agresiones físicas. Además, en el proceso, han sido asesinados 50 familiares de políticos.

Añadir nuevo comentario