Dom, 07/08/2018 - 08:28
Foto: Univisión

Hallan en una selva de Perú a una joven española reclutada por líder de una secta apocalíptica

Con información de Univisón, AFP y agencias.

Patricia Aguilar había desaparecido desde 2017. En un operativo las autoridades del país suramericano la encontraron en una zona selvática a más de 300 millas de Lima, con una bebé en brazos que tuvo con el 'Príncipe Gurdjeff', quien se presenta como un supuesto Mesías elegido para repoblar el mundo. A propósito de lo ocurrido en Perú, recopilamos un listado de las más reconocidas sectas que, utilizando técnicas de persuasión coercitiva como método de influencia social, logran el aislamiento social que propugnan, el radicalismo religioso y la persecución de críticas formuladas en su contra.

Al cumplir la mayoría de edad, Patricia Aguilar Poveda, una joven española de Alicante, desapareció de su casa y del país. Tras un año y medio de búsqueda, el pasado miércoles fue hallada en una región selvática de Perú, muy delgada, desorientada y con una bebé recién nacida en sus brazos que tuvo con Félix Steven Manrique, el supuesto líder de una secta apocalíptica que la captó por Internet cuando todavía era menor de edad, y que ha sido detenido bajo cargos de trata de personas.

El director de la división policial de Trata de Personas de Perú, coronel Antonio Capa, declaró a la prensa que el operativo de detención de Manrique en la selva de Pangoa, a 310.7 millas (500 kilómetros) de Lima, permitió el rescate de otras dos mujeres y cinco menores que presentan "un alto grado de desnutrición" y son atendidos por autoridades peruanas.

Tres de los menores son hijos de la esposa de Manrique, otro menor es hijo de una amante y la bebé de un mes es hija de la española, indicó el jefe policial.

Tras atravesar un momento muy doloroso por la muerte de un tío al que estaba muy unida, Patricia Aguilar entró en un estado emocional muy vulnerable. Fue cuando Manrique la convenció para que huyera y se uniera a su secta de la corriente Gnosis, que maneja teorías apocalípticas en la red. El hombre se hacía llamar 'príncipe Gurdjeff' y se promocionaba como un Mesías elegido para repoblar el mundo.

Es así como la noche del 7 de enero de 2017, con la excusa de pasar la noche en casa de unos amigos, la joven con 18 años cumplidos tomó un vuelo a Lima que pudo pagar con 6,000 euros que sustrajo del negocio de sus padres, indica el diario El Mundo.

Fue cuando empezó también la odisea de su familia por encontrar a Patricia Aguilar. En año y medio pudieron comunicarse un par de veces con ella y de inmediato se percataron de que no estaba en el país suramericano de forma voluntaria. La joven les decía que trabajaba para la ONG Acoracom, cuyo jefe era precisamente Félix Manrique, organización que no tenía sede física ni actividad real.

La familia tocó "puertas por tierra, mar y aire para sacar a Patricia del infierno de trata de seres humanos", tuiteó la organización ONG SOS Desaparecidos, que colaboró con la búsqueda de la joven, que ya desactivó la alerta de su página, refirió el diario El País.

Atando cabos y en contacto con la policía peruana empezaron la investigación para dar con el paradero de la chica. Pronto detectaron y denunciaron que había caído en manos de la secta liderada por Manrique. Recaudaron fondos y viajaron a Lima, donde visitaron varios apartamentos donde dijeron haber visto al falso gurú y sus mujeres.

Patricia "fue a contar un sueño suyo a través de una página esotérica" y Manrique le contestó, y "la llega a captar cuando tenía 16 años por Internet", explicó su progenitor, Alberto Aguilar, quien sostiene que su hija fue víctima de un “rapto psicológico”.

Ahora que ya fue rescatada, su padre la encuentra “muy delgada”, con aspecto sucio y desmejorada. Adriana Vega, hermana de la joven, declaró a los periodistas que el líder de la secta estudió filosofía y que toma "diferentes religiones para acoplarlas a su conveniencia" y captar a mujeres con las que mantiene relaciones sexuales.

Cuando las autoridades procedieron a su arresto, lo encontraron “meditando” en el interior de la vivienda, mientras fuera trabajaban dos mujeres (madres de los niños que cuidaba Patricia), “muy delgadas y con signos de violencia”.

Este viernes, en Lima el grupo Gnosis rechazó "cualquier tipo de vinculación" con Manrique, y aseguró que ha iniciado "un proceso legal por difamación" en su contra.

Elvis Huacho, representante del grupo Gnosis en Perú, declaró que Manrique perteneció a la institución en el año 2012, pero que "nunca fue líder ni representante, solo un participante inicial que estuvo cuatro meses en la institución", tiempo en el que decidieron separarlo por sus "actitudes extrañas".

"Nos dimos cuenta de que tenía rasgos de mitomanía, de sentirse un enviado especial, es por eso que fue retirado y expulsado, incluso con una carta", aseguró Huacho, citado por la agencia Efe.

El padre de la joven ha manifestado el deseo de regresar a España con su hija y la bebé, pero que si ella no lo desea, "ya veremos la forma de que lo haga".

Las sectas, una manera de manipular incautos

El tema de las sectas ha provocado controversia en repetidas ocasiones. Hay dos campos opuestos: por un lado están, sobre la base de la libertad religiosa y la condena de las restricciones a los grupos religiosos, representantes de las propias minorías religiosas y filosóficas, académicos estudiosos de la religión, algunos sociólogos, abogados y ONG defensoras de los Derechos Humanos como Amnistía Internacional (que reserva el término «secta» para grupos religiosos minoritarios y comprobadamente violentos).

Por otro lado, hay quienes sinceramente condenan con energía a ciertos grupos religiosos debido a que limitan objetivamente la libertad de las personas, incluyendo a representantes de iglesias y religiones, a funcionarios de agencias estatales y las iniciativas creadas por familiares, antiguos miembros disidentes, psicólogos, sociólogos, científicos, políticos y abogados y ONG privadas como RIES.

Es de preocupación la manipulación con fines políticos del concepto de secta, así como su uso arbitrario en defensa de las religiones oficiales contra cualquier discrepancia. 

Una secta destructiva es un grupo de personas que sigue un determinado movimiento religioso o ideológico en la cual se practica el control mental; por lo que, bajo una apariencia inofensiva, puede ser muy peligrosa; por los efectos nocivos que producen en los miembros.​ Estos efectos se perciben a largo plazo y por lo general rayan en escandalosos casos de índole violenta con tintes suicidas, homicidas o incluso genocidas.

A propósito de lo sucedido en Perú, recopilamos un listado de las más reconocidas sectas que, utilizando técnicas de persuasión coercitiva como método de influencia social, logran el aislamiento social que propugnan, el radicalismo religioso y la persecución de críticas formuladas en su contra. La principal característica de las sectas destructivas es su habilidad para implantar, utilizando el control mental, una personalidad gregaria en sus adeptos, provocando en la persona el llamado Síndrome disociativo atípico, lo que en un lapso de tiempo se convierte en un peligroso coctel de alienación mental y violencia. 

Los Davidianos

El miembro más famoso de esta secta fue probablemente David Koresh. Koresh y sus seguidores formaron parte de la famosa masacre de Waco en su complejo cerca de Waco, Texas. Hubo un intenso tiroteo con la ATF y el FBI que terminó en un gran incendio que mató alrededor de 80 miembros, incluidos niños. La masacre duró 51 días.

Heaven's Gate

El 26 de marzo de 1997, la policía encontró los cuerpos de 39 miembros después de un suicidio en masa en una mansión en San Diego. Fueron encontrados uniformados de negro y usando tenis Nike Decades (este modelo se descontinuó por este motivo). Además, sus cuerpos estaban cubiertos con un pañuelo cuadrado de color morado.

Movimiento rajnishe

Popularizados por el reciente documental de Netflix Wild Wild Country, los Rajneeshees (seguidores de Bhagwan Shree Rajneesh) fundaron una comunidad llamada Rajneeshpuram en el centro de Oregón durante la década de 1980. Lucharon con los locales durante muchos años, e incluso hubo un intento de asesinato interno contra el médico personal de Bhagwan.

La familia Manson

Famosamente liderada por Charles Manson, la familia Manson captó la atención nacional después del asesinato de la actriz Sharon Tate en 1969. Si bien Manson no estuvo ahí durante los asesinatos de Tate , fue él quien los encargó.  Los miembros del grupo también fueron responsables de otra serie de asesinatos y agresiones.

Templo del Pueblo

Fundado por Jim Jones en Indianápolis, Indiana, el culto es reconocido por el asesinato o suicidio en masa en Jonestown (la masacre de Jonestown) en Guyana. En este lametable suceso murieron más de 900 personas, convirtiéndose en la pérdida de vidas civiles estadounidenses más grande en un único evento no natural (hasta los ataques del 11 de septiembre).

The Ant Hill Kids

En su apogeo, el grupo contaba con 40 miembros, incluidos los hijos de Thériault, su autoproclamado profeta. Thériault castigaba a los miembros que se descarriaban haciendo que se rompieran sus propias piernas con martillos, le cortaran los dedos a otros seguidores y se sentaran en estufas encendidas. Tiempo después, fue arrestado, recibió cadena perpetua y fue asesinado en prisión por un compañero de celda.

Culto de Blackburn

Fundado por una madre y su hija en 1922, ambas creían que podían comunicarse con los ángeles y resucitar a los muertos. Habían sido acusadas de matar a un miembro en un horno, envenenar a otro y hacer desaparecer a muchos otros. El culto se disolvió cuando May Otis Blackburn, la fundadora, fue arrestada por hurto mayor.

Aum Shinrikyo

Fundado por Shoko Asahara en 1984, esta es una secta apocalíptica japonesa que aún hoy está activa. La secta llevó a cabo una serie de ataques terroristas con gas sarín en Tokio a mediados de los años 90. El ataque de 1995 causó la muerte de 13 personas, dejó más de 6000 heridos, y algunos, 20 años más tarde, aún experimentan secuelas.

Orden del Templo Solar

Formada en 1984, esta "sociedad secreta" afirmaba basarse en los ideales de los Caballeros Templarios. Son reconocidos por el asesinato o suicidio de 74 de sus miembros entre 1994 y 1997. Los eventos incluyeron el asesinato de un bebé, un ritual de la "última cena" y suicidios en masa en diversos lugares.

La familia

Dirigido por la profesora de yoga Anne Hamilton-Byrne, que se autodenominaba la "reencarnación de Dios", este grupo de 500 miembros se propuso "construir una raza perfecta a través de una colección de niños robados". Esto incluía pintarle el cabello a los niños de rubio e inyectarles LSD como parte de una iniciación. Al parecer, muchos de los menores de la secta eran recién nacidos secuestrados de hospitales.

Los Narcosatánicos/Matamoros

Dirigidos por Adolfo Constanzo, a menudo se unían a los cárteles de droga y realizaban hechizos que garantizarían el éxito del cártel y les brindarían protección. Comenzaron sacrificando animales durante sus rituales, pero luego comenzaron a realizar sacrificios humanos. Se cree que mataron a 15 personas y que tenían, según palabras de un testigo, "un matadero humano". La muerte y la mutilación más famosa que se les atribuye es la de Mark Kilroy en 1989.

Añadir nuevo comentario