Dom, 10/07/2018 - 09:34
“Hay Nostalgia que despiertan los recuerdos y anécdotas. Honro ese pasado maravilloso que me despertó la constancia a pesar de las vicisitudes”, Fernando Pava Camelo.

"Mi padre me apoyó siempre": Fernando Pava Camelo

El nombre de Fernando Pava Camelo siempre resonaba en mis oídos pero nunca lograba identificar cuál había sido su aporte en la radio colombiana. Cabe anotar que mi concurrencia en los medios de nuestro país fue muy escasa. Leyendo y a través de fuentes pude descifrar mi inquietud concerniente al señor Pava Camelo, la que me llevó a repasar las últimas páginas del libro "Ser Alguien", en donde Armando Plata Camacho narra el protagonismo que a finales de los ochentas y principios de los noventas ejercía la Superestación 88.9 FM y los esfuerzos que él hacía para hacerle competencia con Radio Activa.

Esto y algo más, pudo ayudarme a conocer mucho mejor quién era mi personaje “incognito”, aquel que formaba parte de una de las familias empresariales de la radio colombiana y pionero innegable de la evolución de la radio juvenil en nuestro país precisamente con la icónica 88.9 FM.

Sin duda alguna deben ser incontables las experiencias y anécdotas que muchos de ustedes conocen de Fernando Pava Camelo y los pormenores que a nivel familiar han sido parte de la historia de esta familia radial.

Desde mi perspectiva e interés por divulgar parte de nuestras memorias radiales les comparto estas apreciaciones que muy amablemente el Sr. Pava Camelo se dignó a contestar.

G.P. Su papá Jaime Pava fundó la Cadena Súper. ¿Por qué ese nombre?

F.P.C. La voz del Llano, La voz del Centro, Ecos del Combeima, fueron nombres también de la cosecha de ideas de mi papá. Súper Radio fue el nombre que él le puso a Radio Tricolor emisora que logró comprar en Bogotá a José Vanegas a comienzo de los sesentas.

G.P. ¿Cuándo comenzó usted a meterse de lleno en el cuento de la radio?

F.P.C. Desde temprana edad mi padre sintonizaba emisoras en onda corta desde su carro, un Volkswagen. El sonido que por horas dejaba que la señal fuera y volviera. Emisoras como Ecos del Torbes, La Voz del Llano, Radio Sutatenza quedaron en mi subconsciente. La banda de 49 metros fue la que más escuche a los 12 años de edad.

G.P. ¿Cuál fue su participación en la emblemática Cadena Súper?

F.P.C. Entré en 1979 cuando mi padre me encomendó realizar inventarios de los equipos técnicos y organización del Kardex, fui nombrado director de servicios generales de la cadena. Vino la importación de equipos para la emisora adjudicada para ser montada con todos los requisitos y junto con los  ingenieros Mario Frik y Aníbal Guerrero realicé el montaje y puesta en marcha de las emisoras 88.9 Bogotá, 98.3 Villavicencio, 107.7 armenia, 100.5 San Andrés, 107.5 Espinal y el montaje de los enlaces micro ondas para encadenar las emisoras. 

G.P. ¿Por qué en su familia poco se interesaban en su momento en la que luego sería reconocida como la Superestación 88.9 del FM?

F.P.C. Si se interesaron. Luego de que acepté el reto de producir suficiente en facturación y sintonía de tenerla arrendada durante 4 años desde 1983 hasta 1987 cuando incluimos a mí recién llegado hermano Juan Carlos y se me pidió participar el éxito con todos. Entregué el tema comercial a Juan Carlos, Consuelo y Ángela para que formaran la comercializadora, se optimizaron las ventas y con ese esquema concentré mis esfuerzos en la producción de una radio nueva diferente y emprendedora que compitió en el mercado juvenil.

G.P. Tengo entendido que a usted le regalaron la frecuencia en FM ¿Es verdad?

F.P.C. No. Fuimos formados solidarios entre nosotros y basado en eso conformamos un comité y se respetaban los estatutos.

La tomé en arriendo para tener autonomía e independencia  y  limitar la injerencia  del gerente Álvaro Pava en la programación. Le agradó a mi padre el impacto que tenía al estar bajo mi responsabilidad y autonomía .Vimos el crecimiento de la audiencia y tome la Super Stereo 92.9 de Medellín  y con Vicky Trujillo, Carlos Alberto Acosta y nuevo gran equipo  destronamos a  Veracruz Emisora número 1 en Medellín. Cuna de Tito López y Donny Miranda.

G.P. Luego de usted responsabilizarse de la FM tuvo gran éxito en todo el país. ¿Qué fue lo que usted le inyectó para lograr tal éxito?

F.P.C. Nos concentramos en producir radio positiva y diferente. Con 88.9 proyectamos desde Bogotá un prestigio nacional entre oyentes, artistas, melómanos y en la industria del disco. La producción innovadora y la informalidad de nuestros jóvenes locutores le dieron una alternativa a la radio de esa década.

G.P. ¿Quiénes aportaron para hacer grande la Superestación?

F.P.C. La Superestacion estuvo apoyada por muchos que se contagiaron de esa energía positiva y de una cultura respetuosa de los talentos que incluían el carisma que al aire se sentía. Mi padre fue el gran creyente de las nuevas experiencias que propusimos, me apoyó siempre y resaltó los esfuerzos.

G.P. Veracruz Stereo es estandarte de la radio juvenil en Medellín. ¿La Superestación lo es a nivel nacional?

Eso es lo que hicimos. La Superestacion  fue orientada a nivel Nacional. Bogotá, Cali, Medellín, Villavicencio, Ibagué, Armenia, San Andrés, Bucaramanga.

G.P. Dentro de su carrera ha promocionado numerosos conciertos. Uno de los más famosos el de Guns N‘ Roses.  ¿Cómo recuerda esa experiencia?

F.P.C. Es una historia larga, una experiencia única por no decir extrema, llena de inconvenientes, imprevistos y, también la experiencia de trabajar con artistas de tanto nivel y con empresarios como Armín Torres, Felipe Santos y  Juan Montoya, económicamente un desacierto por las circunstancias que lo rodearon. Para mí fue un logro, pues me lo propuse gracias al asesoramiento de Andrés Duran quien dirigía el Expreso del Rock a comienzos de los 90s. Lograr que la banda más famosa del mundo llegara a mi país en el mejor momento de su carrera.

G.P. ¿Luego de tanto éxito qué originó que la frecuencia del FM comenzara a tener dificultades financieras?

F.P.C. Las que comúnmente se tienen.

G.P. ¿Cuál es el sentimiento que lo agobia de no estar al mando de la Superestación?

F.P.C. Sigo al mando de la www.superestacion.fm desde hace 13 años, hemos emprendido varios proyectos de radio corporativa y de radio digital con 23 canales.

Hay Nostalgia que despiertan los recuerdos y anécdotas. Honro ese pasado maravilloso que me despertó la constancia a pesar de las vicisitudes. Hoy en día hemos sido pioneros con la primera aplicación de radio para Colombia desde el 2010 y otros logros que mantienen mi fé intacta. Solo espero que la justicia de Colombia restablezca la composición accionaria de nuestra empresa familiar y luego podre luchar por la frecuencia…

G.P. ¿Tiene fé en que un día volverán los años imborrables de la FM?.

F.P.C. Esos años pasaron, siempre he tenido la disposición de recibir el destino con agradecimiento y gozo.

G.P. ¿Usted considera que es el más apasionado en el tema de la radio que el resto de sus hermanos?

F.P.C. No….

G.P. Los formatos de la radio juvenil siempre han estado en el ojo del huracán porque en algunos casos se presentan excesos que conducen a la vulgaridad y a la morbosidad. ¿Usted como uno de los precursores de esta radio en Colombia como analiza el hecho de que se llegue a estos extremos?

F.P.C. Los responsables deben ser los directores, hay un orden de ética y de sentido común que juzgan los oyentes y llevan a la autorregulación.

G.P. ¿Qué le dejó el Stand Up que realizó sobre la historia de la radio juvenil?

F.P.C. La satisfacción de recuperar archivos y anécdotas que muestran el disfrute de la creación de programas promociones y eventos de la radio.

G.P. Antes la magia de la radio era para los oyentes imaginarse al que estaba hablando. Ahora la nueva tendencia de hacer radio es grabarla en video en directo.  ¿Se perdió la magia de la radio?

F.P.C. Lo que estamos sembrando en la nueva radio es la utilización de recursos audiovisuales, creo que la radio tradicional se dejó distraer por esto y ha perdido esa imaginación por despertar en los oyentes. La democratización de la comunicación está en las redes y plataformas digitales, es una gran opción para quienes no acceden a los medios.

G.P. Muchos opinan que ya la radio perdió el interés de antes. Otros que la radio sigue vigente. ¿Para usted cuál es el futuro de la radio?

F.P.C. La revolución de los medios y las redes se está dando, espero que las nuevas comunidades encuentren espacios de expresión cultural y de entretenimiento como se ha visto.

G.P. Muy amable.

F.P.C. A usted gracias.

Añadir nuevo comentario