Lun, 05/14/2018 - 11:53
Foto de referencia

¿Quién hace la ropa?

Por: Daniela Lazovska

¿Alguna vez piensas quién hace la ropa, cómo y a qué precio? Un listado creado por Fashion Revolution, un movimiento global para la transparencia catalizado por el colapso fatal de la fábrica Rana Plaza en Bangladesh, destapa la industria de la moda en el mundo. Te compartimos los hallazgos para presionar a los grandes corporativos y hacer que valoren a las personas, el medio ambiente, la creatividad y los beneficios en igual medida.

A todos nos encanta la moda, pero no debería ser a costa de las personas o del planeta. 

El 24 de abril de 2013, el edificio conocido como Rana Plaza, en Bangladesh, que alojaba cuatro fábricas de ropa independientes, las cuales fabricaban ropa para marcas como el Grupo BenettonThe Children's PlaceDressBarnMangoMonsoonInditex y Primark, así como para empresas de distribución como El Corte Inglés, colapsó. 

Desde el 23 de abril, los mismos empleados alertaron sobre las grietas que aparecieron en la estructura del edificio. Sin embargo los patrones pidieron a los trabajadores de la confección volver al día siguiente, declarando que el edificio era seguro.  Algunos trabajadores dijeron que las grietas eran muy graves, tan graves que la aparición de las mismas fue noticia en varios canales de noticias locales.

El edificio se derrumbó en torno a las 09:00 am, dejando sólo la planta baja intacta.​ Un bombero dijo que en el edificio podría haber alrededor de 2.000 personas cuando se produjo el colapso, uno de los sobrevivientes indicó que podrían albergar hasta 5.000 trabajadores. Un residente del local describió la escena como si "de un terremoto se tratara". Al menos 1127 personas muerieron ese día. El edificio era propiedad de  Liga AwamiSohel Rana, uno de los dirigentes del partido gobernante de Bangladesh.

Edificio colapsado en Savar, Daca, Bangladesh, el 24 de abril de 2013

Circunstancias como esa han puesto en la palestra la discusión al rededor de la responsabilidad social empresarial de las grandes marcas de moda, que normalmente utilizan los baratos servicios de confección de trabajadores en países subdesarrollados, aumentando así sus ganancias operativas. 

Transparencia en la industria de moda

La transparencia es el primer paso para transformar la industria de la moda y comienza con una simple pregunta: ¿quién hace la ropa?

Fashion Revolution, organización sin fines de lucro con presencia en más de 100 países de todo el mundo, cree que este simple cuestionamiento hace que la gente piense de manera diferente sobre lo que usan. Con más ciudadanos animando a las marcas a responder la pregunta quién hace la ropa, Fashion Revolution tiene el poder de impulsar la industria para que sea más transparente.

La situación actual de quién hace la ropa

No se sabe lo suficiente acerca del impacto que la ropa tiene en las personas y el planeta.

Aunque las compañías comparten sus políticas y compromisos sobre derechos humanos y medio ambiente, todavía hay mucha información crucial sobre las prácticas de la industria de la moda que permanece oculta, especialmente cuando se trata de impactos en las vidas de los trabajadores en la cadena de suministro y en el planeta.

Fashion Transparency Index 2018

Fashion Transparency Index 2018 revisa y clasifica a 150 de las principales marcas y minoristas mundiales de moda y vestimenta de acuerdo con la cantidad de información que revelan sobre sus proveedores, las políticas y prácticas de la cadena de suministro, y el impacto social y ambiental.

Fashion Revolution evaluó las marcas y los minoristas en cinco áreas clave:

1. Política y compromisos

  • ¿Cuáles son las políticas sociales y ambientales de la marca?
  • ¿Cómo está poniendo en práctica sus políticas?
  • ¿Cómo decide la marca qué problemas priorizar?
  • ¿Cuáles son los objetivos futuros de la marca para mejorar sus impactos?

2. Gobernanza

  • ¿Quién es responsable de los impactos sociales y ambientales de la marca?
  • ¿Cómo pueden ser contactados?
  • ¿Cómo incorpora la marca los derechos humanos y ambientales en sus prácticas de compra y abastecimiento?

3. Trazabilidad

  • ¿La marca tiene una lista de proveedores desde la fabricación hasta el nivel de materia prima?
  • Si es así, ¿cuántos detalles comparte?

4. Conocer, mostrar y corregir

  • ¿Cómo evalúa la marca la implementación de sus políticas de proveedores?
  • ¿Cómo arregla los problemas encontrados en las instalaciones de su proveedor?
  • ¿La marca informa los hallazgos de la evaluación?
  • ¿Cómo pueden los trabajadores reportar quejas?

5. Temas destacados

  • ¿Qué está haciendo la marca para abordar la equidad de género y el empoderamiento de las mujeres?
  • ¿Qué hace para apoyar la libertad de asociación y el pago de salarios dignos?
  • ¿Cómo enfrenta la sobreproducción de desechos y el reciclaje excesivo?

Hallazgos del Fashion Transparency Index 2018

Los resultados no son tan sorprendentes: el puntaje promedio de las 150 marcas y minoristas es 21% de los 250 puntos posibles, lo que demuestra que aún hay mucho trabajo por hacer.

Sin embargo, hay empresas que avanzan hacia una mayor transparencia. De las 98 marcas y minoristas revisados en 2017, se ha notado un aumento promedio del 5% en su nivel de transparencia en 2018.

La buena noticia es que el 37% de las 150 marcas en Fashion Transparency Index 2018 publican listas de proveedores, al menos en el primer nivel donde la ropa normalmente se corta, cose y ensambla. Este es un aumento con respecto al año pasado en el que el 32% de las 100 marcas de moda analizadas publicaron una lista de proveedores; en 2016 solo cinco de 40 empresas lo hicieron.

Este año, el 18% de las 150 marcas y minoristas también publican sus instalaciones de procesamiento donde las prendas se tiñen, imprimen, lavan y terminan en una etapa anterior de la producción. Este es un aumento respecto del año pasado cuando únicamente el 14% de las 100 marcas revisadas publicaban este dato.

Solo una marca informa sobre el origen de materia prima, de la cual aproximadamente el 90% es fibras de ASOS suministradas por cuatro proveedores nombrados. Ninguna otra marca o minorista publica esta información, por lo que no hay forma de saber de dónde proviene su algodón, lana u otras fibras o quién las produce. Igualmente, hay muchos intermediarios involucrados en el transporte de la ropa. Los mayoristas, agentes y distribuidores son papeles importantes y rentables en la industria de moda que el público realmente no ve.

Falta de transparencia cuando se trata de quién hace la ropa

Todavía hay mucho que se desconoce sobre quién hace la ropa, desde la granja hasta el comercio minorista.

La falta de transparencia puede costarle la vida a muchos trabajadores. Es imposible para las empresas asegurarse de que se respeten los derechos humanos, que las condiciones de trabajo sean adecuadas y que el medio ambiente esté protegido sin saber dónde se fabrican sus productos. Es por eso que la transparencia es esencial.

La transparencia requiere que las empresas sepan quién hace la ropa: quién las borda, quién tiñe la tela, quién cultiva el algodón y bajo qué condiciones. Las marcas deben hacer pública esa información.

Si se conocen las instalaciones donde se fabrica la ropa, si se tiene acceso a las fábricas, molinos y granjas donde las marcas se abastecen, entonces el público puede ayudar a que la industria explique las malas prácticas y fomente las buenas.

La transparencia por sí sola no es suficiente para solucionar los problemas de la industria, pero es un primer paso necesario hacia un cambio sistémico más amplio. Las marcas y los minoristas, los gobiernos y los proveedores deberían rendir cuentas sobre los derechos humanos, las condiciones de trabajo y el impacto ambiental.

Fashion Revolution cree que toda la industria de moda necesita un cambio de paradigma radical y que la forma en que se produce, vende, usa y desecha la ropa debe transformarse de manera integral. La transparencia ayuda a revelar las estructuras de la industria para que se pueda entender mejor cómo cambiar este sistema de una manera fundamental, duradera y positiva.

Maneras en que las empresas pueden demostrar su compromiso con la transparencia en la industria de moda

Estas son algunas formas en que las compañías pueden demostrar su compromiso con la transparencia:

  • Responder las preguntas de los clientes que usan el hashtag#WhoMadeMyClothes (quién hace la ropa) con información específica, no solo sus políticas.
  • Compartir fotos e historias personales de los trabajadores en la cadena de suministro usando el hashtag #IMadeYourClothes (yo hice tu ropa)
  • Publicar los detalles de contacto para el departamento de Responsabilidad Social Corporativa o Sustentabilidad en el sitio web si alguien desea obtener más información sobre sus productos y prácticas.
  • Publicar una lista de proveedores públicamente en un formato descargable.
  • Publicar aún más detalles sobre los proveedores, incluidos los resultados de sus evaluaciones. Esta información debe ser fácil de entender.
  • Publicar más datos sobre la forma en que está administrando y rastreando el avance en asuntos sociales y ambientales.
  • Divulgar más información sobre los efectos reales de las prácticas en la cadena de suministro y los esfuerzos de sostenibilidad.
  • Elaborar un producto completamente transparente. Las empresas pueden lograr esto a través de herramientas como Provenance o códigos QR trazables.
  • Hacer que al menos una cadena de suministro completa sea transparente con la ayuda de herramientas como Sourcemap o Cotton Connect.
  • Ofrecer a los clientes transparencia de productos y precios, como la marca pionera Honest.

La transparencia es un proceso

Ser una marca transparente es difícil. Una empresa puede temer porque no quiere poner en peligro la competitividad, porque es posible que no pueda responder a los trabajadores o proveedores si formulan preguntas, o bien, porque podría descubrir problemas que no sabe resolver.

No obstante, vivimos en una época en la que los secretos personales y corporativos pueden salir a la luz. Es solo cuestión de tiempo antes de que el público descubra los hechos.

Ya no hay excusa. Como compañía, tu mayor temor debería ser que más tragedias como Rana Plaza vuelvan a suceder.

Saber quién hace la ropa es el primer paso importante para garantizar que este tipo de tragedias ya no pasen.

La transparencia no solo es comprender y reducir los riesgos para la reputación de la empresa, también puede ser beneficioso para los negocios. Conocer quién hace la ropa y dónde, así como estar en mejor contacto con la cadena de suministro, significa que uno puede entenderla más claramente y tomar decisiones comerciales mejor informadas.

Principios de la moda

La moda:

  1. Proporciona un trabajo digno, desde la concepción hasta la pasarela. No esclaviza, pone en peligro, explota, sobrecarga, acosa, maltrata o discrimina a nadie. La moda libera al trabajador y al usuario, y les permite a todos defender sus derechos.
  2. Ofrece un salario justo y equitativo. Enriquece el sustento de todos los que trabajan en la industria. La moda saca a la gente de la pobreza y crea sociedades prósperas.
  3. Da voz a las personas, lo que hace posible hablar sin temor, unirse sin represión y negociar por mejores condiciones en el trabajo y las comunidades.
  4. Respeta la cultura y el patrimonio; fomenta, celebra y recompensa las habilidades y la artesanía; reconoce la creatividad como su activo más fuerte. La moda nunca se apropia sin dar el debido crédito sin permiso y honra al artesano.
  5. Representa la solidaridad, la inclusión y la democracia, independientemente de su raza, clase, sexo, edad, forma o capacidad. Defiende la diversidad y la considera crucial para el éxito.
  6. Conserva y restaura el medio ambiente. No agota los recursos, degrada el suelo, no contamina el aire y agua ni daña la salud. La moda protege el bienestar de todos los seres vivos y salvaguarda los diversos ecosistemas.
  7. Nunca destruye o descarta innecesariamente, sino rediseña y recupera conscientemente de forma circular. La moda es reparada, reutilizada y reciclada.
  8. Es transparente y responsable. La moda adopta la claridad y no se esconde detrás de la complejidad ni confía en los secretos comerciales para obtener valor. Cualquiera, en cualquier lugar, puede averiguar cómo, dónde, quién hace la ropa y bajo qué condiciones.
  9. Mide el éxito por algo más que ventas y ganancias. La moda otorga el mismo valor al crecimiento financiero, el bienestar humano y la sostenibilidad ambiental.
  10. Vive para expresar, deleitarse, reflexionar, protestar, consolarse, compadecerse y compartir. La moda nunca subyuga, denigra, degrada, margina o compromete. La moda celebra la vida.

Puedes involucrarte y hacer la pregunta a las marcas que amas, usando el hashtag #WhoMadeMyClothes y exigir una mayor transparencia en la cadena de suministro de la moda a través de la promoción y los hábitos de compra. ¿Te animas a preguntar? Comparte la respuesta que te den con nosotros. Te leemos en los comentarios.

 

Añadir nuevo comentario