Mar, 01/30/2018 - 16:17

‘Recuperar nuestra finca es como volver a nacer luego de haber perdido la esperanza’, dice campesino desplazado

Por: Viviana González Poveda (SIR)

Emiro Useche Rojas, es un campesino oriundo de La Palma, Cundinamarca, quien hace 18 años fue víctima de desplazamiento forzado por parte de los paramilitares, que despojaron de sus tierras a su familia y ultimaron a su padre y tres hermanos.

“Los mataron a ellos y nos masacraron el alma a nosotros. Salimos corriendo y, sumado a nuestro dolor por perder a la familia y dejar abandonado todo, pasamos todo tipo de necesidades”, narra Emiro.

Después de este trágico hecho Emiro tuvo que pasar por muchas dificultades que lo llevaron a trabajar en diferentes oficios.

“Me fui a Bogotá y pasamos todo tipo de necesidades que nos llevaron a trabajar barriendo calles, cuidar jardines, cuidar casas y pintar apartamentos. Realizamos todo tipo de tareas que nos permitieran salir adelante”, cuenta Emiro.

Hace tres años la vida volvió a sonreírle a Emiro, quien recibió la sentencia de la Unidad de Restitución de Tierras que le permitió volver a su finca en la vereda El Minipí de Triana, jurisdicción de La Palma, y recuperar las tierras de su familia.

Este lunes Emiro y su esposa, María Susana Méndez recibieron en su finca al Presidente de la República, Juan Manuel Santos y lo invitaron a tomar una taza de café del grano que producen en su parcela y le mostraron todos los productos que actualmente cosecha en su finca.

“Presidente, regresamos después de ser desplazados por la violencia, estamos muy contentos de que nos visite hoy después de que todo lo que sufrimos hace 20 años”, afirmó Emiro mientras le enseñaba sus cafetales al Mandatario.

En el recorrido Emiro le narró al Presidente el violento episodio acaecido aquella mañana del 5 de julio de 1999, cuando tuvo que abandonar su casa para conservar la vida.

Luego de que Emiro retornara a su tierra y viera su casa en las condiciones de deterioro después de tantos años de ausencia, no ha podido volver a abrir esa puerta roja que lo llena de recuerdos tan tristes.

Hoy en medio de la visita del Jefe del Estado, Emiro con nostalgia después de 18 años volvió a abrir esta puerta roja y fue como revivir este trágico episodio.

“Me dio mucha emoción escuchar esa anécdota, me mostró una puerta roja y me dijo: a partir de hoy la volvimos a abrir, Emiro vamos a rehacer esta casa totalmente, lo vamos a hacer con ayuda del Ministerio”, relató el Mandatario.

Actualmente Emiro tiene en su finca más de 100 gallinas, 20 vacas, 5 mil matas de café, y siembra de hortalizas y plátano.

Por la venta de café Emiro recibe actualmente un bono de 100 mil pesos por carga de café vendida, hoy sus ingresos mensuales por comercializar este producto superan un millón 500 mil pesos.

Así mismo, la producción de huevos de le deja mensualmente ingresos superiores a los 800 mil pesos.

Finalmente, don Emiro se despidió del Jefe de Estado agradeciéndole por construir la paz pues él ahora puede vivir tranquilo en su finca, cosechar la tierra y brindarle un futuro mejor a su familia.

“Hoy se me sale el corazón de alegría, todo lo que tuvimos que sufrir hace tantos años y hoy el Presidente nos visita en nuestra finca, para nosotros es volver a nacer, después de haber perdido la esperanza”, dijo Emiro.

Añadir nuevo comentario