Mar, 10/02/2018 - 21:19

¿Aumentará el porcentaje de mujeres trabajando en la industria de la tecnología?

Cada vez hay más interés en atraer a las mujeres a ejercer sus profesiones en carreras relacionadas con la tecnología, pero la industria sigue teniendo el desafío de lograr una paridad de género.

Actualmente, de acuerdo con un estudio de la Universidad del Rosario, en Colombia las mujeres ganan 21% menos que los hombres, aunque, un estudio de brechas de género, hecho por World Economic Forum, concluye que en cuestiones de oportunidades laborales y puestos en cargos públicos, el país ha mejorado.

A pesar de estos crecimientos, hoy en día las cifras indican que las mujeres tienen menos probabilidades de seguir carreras en tecnología que en 1984, cuando, según la National Public Radio, las mujeres constituían el 37% de las que obtuvieron títulos de licenciatura en ciencias de la computación.

¿Qué podemos hacer para ayudar a atraer y retener a más mujeres en la tecnología?

Las empresas tienen la oportunidad de utilizar sus marcas para generar conciencia y reducir la carga financiera a través de programas de becas y fomentar las oportunidades laborales para mujeres dentro de grandes empresas. La industria necesita ser un participante más activo en la lucha contra las barreras que enfrentan las mujeres. Karen Scarpetta, Directora de WeWork en Colombia, concuerda con Kristi Knaack Riordan, Directora de Operaciones de The Flatiron School, en el sentido en que una estrategia que posiblemente atraería más mujeres a ejercer sus carreras en el área de la tecnología es aumentar la conciencia, la confianza y el acceso.

Aumentar la conciencia

Kristi Knaack Riordan, la Directora de Operaciones de The Flatiron School,  comenta que al preguntarle a los alumnos de la universidad por qué habían elegido una carrera afín a la tecnología sus respuestas generalmente hacían referencia a padres, hermanos o tíos. Según la directora “el problema para las mujeres es que el 90% de las personas mencionadas como referentes son hombres y  las mujeres no tienen suficientes modelos a seguir en tecnología”.

Cerrar la brecha de confianza

Las mujeres algunas veces dudan de su propio potencial ocasionalmente en mayor medida que los hombres, pero en definitiva es una situación que afecta a todos. Hay un "Síndrome de Imposter" en el que las personas sienten que  no están donde deberían estar cuando se les presenta un desafío nuevo y difícil. En este caso, conectarse con las personas de nuestras comunidades es la mejor manera de entender las nuevas dinámicas y retos.

Mejorar el acceso

Para Karen Scarpetta es vital que la brecha salarial entre hombres y mujeres desaparezca. “Uno de los objetivos de WeWork es fomentar la igualdad entre géneros. El 60% de las mujeres de WeWork de Los Ángeles, Estados Unidos,  en pequeñas empresas, son ejecutivas o propietarias únicas. Es por eso que vemos a la mujer como protagonista de desarrollo y cambio positivo en la sociedad". Según el Banco Interamericano de Desarrollo – BID el aumento de la participación femenina en la fuerza laboral puede dar lugar a un crecimiento del ingreso per cápita y a la reducción de la pobreza y WeWork trabaja por mantenerse a la vanguardia en estos retos.

Una de las tareas para este siglo que inicia es ayudar a las mujeres a descubrir las increíbles oportunidades disponibles, proporcionar buenos modelos a seguir y apoyar las nuevas vías que crean el acceso para las mujeres de hoy, ayudándoles a constituir un porcentaje cada vez mayor de quienes persiguen un futuro en tecnología.

Añadir nuevo comentario