Lun, 06/11/2018 - 08:22
Foto: Colprensa

Maquinaria, la gasolina que impulsa los partidos políticos del país

Por: Nataly Ramírez Vargas- Radio Nacional de Colombia.

Siempre que el país se encuentra en época electoral ya sea para elecciones legislativas o presidenciales hay un término que es comúnmente escuchado: la maquinaria política. Palabras que aunque no tienen una definición consensuada, podrían describirse como una red de movilización para una jornada electoral, en torno a unos objetivos en común. Se caracteriza por tener una gran capacidad de movilización y perseguir los intereses de un grupo determinado.

Para que la maquinaria sea considerada como tal debe tener ciertas connotaciones, entre ellas se destacan los principios jerárquicos con un control electoral, también se necesita que tenga un mínimo de votantes.

El analista político Mauricio Jaramillo aseguró que aunque la maquinaria política no es mala en sí y de hecho es necesaria para que existan los partidos y se pueda aspirar a diferentes cargos, lastimosamente en el país se ha venido utilizando con una connotación ‘clientelar’.

“Es decir yo te apoyo y te doy un número determinado de votos pero a cambio necesito que me des determinado puesto, o necesito recibir tal beneficio, es muy difícil determinar dónde se encuentra la ilegalidad, pero se sabe que éticamente no es correcto hacer este tipo de acuerdos”.  

Según Jaramillo, en la actualidad la maquinaria política se ha venido transformando, sin embargo es muy lejano que en algún momento pueda asegurarse que se va a terminar, pues en su criterio mientras existan los partidos políticos y se tengan determinadas jerarquías, se necesitará de la maquinaria política.

“Lo que se encuentra en la actualidad es que por ejemplo la maquinaría política es mucho más contundente en las elecciones a congreso que para las presidenciales, en estas últimas uno se da cuenta cómo se mueven los votos por determinado candidato sobretodo en la segunda vuelta, es ahí donde los movimientos y candidatos enfilan toda su maquinaria para llegar al poder”, explicó este académico de la Universidad del Rosario.

Sin embargo, según este análisis es importante tener en cuenta que no todas la maquinarias tienen un interés clientelista detrás y no siempre se está faltando a la ética “por ejemplo los profesores, los gremios sindicalistas todos los simpatizantes de la ola verde, que en la actualidad sería parte de la colectividad que lideró Fajardo, estás son maquinarias y no necesariamente se está hablando de corrupción”.

¿Por qué se han transformado las maquinarias políticas?

Como se mencionaba anteriormente las maquinarias políticas del país no se han acabado y seguirán existiendo, sin embargo si se encuentra que hay un fenómeno que en la actualidad les ha quitado peso, se trata del voto de opinión.

“Un fenómeno positivo que hace que hoy en día se haya mermado un poco la contundencia de la maquinaria política tiene que ver con esos votantes que no son afines a un movimiento o partido determinado sino que su inspiración para votar se da simplemente por la afinidad que hay hacía un candidato. Ejemplo de ello es Antanas Mockus y lo ocurrido recientemente con Sergio Fajardo, hace 15 años era difícil encontrar que un candidato casi llegara a la segunda vuelta, solo por el voto de opinión”, puntualizó el analista. 

Sin embargo, hay otras posturas que consideran que la maquinaría política es necesaria dentro de los gobiernos y partidos para poder ejercer un efectivo control, el también analista político Pedro Medellín, aseguró que en ocasiones el voto de opinión supuestamente podría tener más efectos negativos que el voto que surge de la maquinaria.  

“Cuando alguien llega a gobernar producto de un voto de opinión no implica necesariamente controles, entonces el dirigente como no tiene que rendirle cuentas a nadie,  gobierna desde su propia perspectiva, lo que muchas veces podría llevar a un uso desproporcionado del poder y de la fuerza o incluso a una corrupción generalizada”

Según Medellín, otro de los elementos claves en la transformación que han tenido las maquinarias políticas tiene que ver con el auge de las redes sociales y su capacidad de fortalecer o acabar con la imagen de un candidato y el partido que representa.

“Sobre este aspecto uno encuentra que antes las maquinarias estaban ajenas a las redes sociales y con escasa información, entonces la maquinaria era ese puente entre el candidato y la opinión pública, ahora lo que uno encuentra es que las mismas redes sustituyen a las maquinarias tradicionales y pueden ser vehículos más contundentes de movilización y apoyo”, indicó Medellín.

Para concluir, estos análisis determinan que en definitiva la maquinaria política sí ha tenido un resquebrajamiento, pues se encuentra que dichos aparatos electorales no han servido para gobernar, buscar el bien común y hacer un efectivo control político, sino que se han convertido en el medio para llegar al poder y defender unos intereses particulares.

Añadir nuevo comentario