Mié, 05/16/2018 - 09:04
Río Bogotá

Medio millón de árboles se han sembrado en la cuenca del río Bogotá

Con el ánimo de identificar e intervenir las zonas donde se requiere iniciar procesos de reforestación protectora mediante la siembra de especies nativas colombianas, la Gobernación de Cundinamarca realizó una inversión histórica por un valor aproximado a los $3.000 millones para la recuperación de cerca de 400 hectáreas con la siembra de 500 mil árboles, considerada una cifra récord para la estrategia ambiental que se adelanta a lo largo de las cuencas alta, media y baja del río Bogotá.

“La cuenca del río Bogotá es la columna vertebral del departamento, por eso seguimos trabajando con Empresas Públicas de Cundinamarca en la inversión de manera articulada y en alianza con la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca para mejorar la calidad del agua, construir plantas de tratamiento de aguas residuales y modernizar aquellas que ya están construidas. Estamos trabajando en otras acciones que buscan el mejoramiento de la cuenca del río y estos 500 mil árboles van a permitir regulación hídrica, climática y creemos que todas las acciones deben ser enfocadas de manera integral”, manifestó Eduardo Contreras Ramírez, secretario del Ambiente de Cundinamarca.
 
El anuncio el secretario del Ambiente se dio en desarrollo de la novena conmemoración del Día de la Cuenca del Río Bogotá, en Sibaté, donde también acudieron funcionarios del Ministerio del Ambiente, la CAR, la Alcaldía de Bogotá y la Procuraduría, quienes junto a 400 personas realizaron una caminata en favor de la  conservación y recuperación del río y sus ecosistemas.
 
La  siembra de este importante número de especies nativas se efectuó en alianza con el Parque Jaime Duque, entidad que declaró algunas zonas como reservas de la sociedad civil y en las que se plantaron alrededor de 10.000 árboles como aliso, roble, balú, chicalá y cedro, que son propios de la zona y que en un futuro se convertirán en un pulmón para la provincia de Sabana Centro.
 
Así mismo, en asocio con la Corporación Autónoma Regional (CAR), se plantaron otros 10.000 árboles para la recuperación del humedal Tierra Blanca, ubicado en el municipio de Soacha y en predios de propiedad de Cundinamarca, en Sibaté, se realizó la reforestación de aproximadamente 11 hectáreas.
 
La Administración Departamental contribuye a la recuperación de las áreas degradadas de la cuenca del río Bogotá y, de forma simultánea, compensa mediante estas siembras cerca de 170.000 toneladas de CO2,  que demuestran las accione concretas con las que Cundinamarca mitiga los efectos del cambio climático.

Añadir nuevo comentario