Vie, 08/10/2018 - 09:51

Taxis pierden 2.500 millones de pesos al día, por inoperancia de “Zonas Amarillas Seguras” en Bogotá

• El Concejal Rolando González reveló que la estrategia de “Zonas Amarillas Seguras” no está funcionando ni cumpliendo su propósito, causando enormes pérdidas para la movilidad de la ciudad y para los taxistas.

La estrategia “Zonas Amarillas Seguras” que fue concebida para evitar que los taxis dieran vueltas por la ciudad desocupados, resultó golpeando la economía del gremio y afectando la movilidad en la capital. La estrategia fracasó.

“Se trata sin duda de una estrategia fallida, es una implementación que ha ocasionado un absoluto retroceso y golpeado de forma significativa, el bolsillo de los taxistas” afirmó el Concejal Rolando González. 

El cabildante explicó que el costo de operación de un taxi por kilómetro es de $880, estaríamos hablando que en un día la flota total de taxis, pierde alrededor de $2.500 millones de pesos por andar desocupados, sumado a la congestión que ocasionan recorrer tantos kilómetros sin pasajeros. 

Ante la inoperancia de estos puntos, el manual de operación de estas zonas amarillas fue modificado, estableciendo que las empresas de taxis deben coadyuvar en la organización de la operación de las zonas amarillas, proporcionando personal en vía y las herramientas tecnológicas que permitan su funcionamiento.

El Acuerdo 516 de 2012, aprobado por el Concejo de Bogotá entregó la responsabilidad a la Secretaría de Movilidad, de fijar los criterios técnicos aplicables, los alcances y la ubicación de las “Zonas Amarillas Seguras” y las zonas de parqueo en vía de vehículos tipo taxi. 

El Concejal González, señaló que las “zonas amarillas seguras” no se han llevado a la práctica en Bogotá, cuando esta herramienta es muy útil para alivianar la congestión. Bogotá cuenta con un registro de 73 zonas amarrillas con una capacidad para atender 403 cupos. Solo 14 localidades cuentan con zonas amarillas. 

Lo preocupante de esta situación es que, hasta marzo de 2018, se retiraron 30 zonas amarillas que representan 132 cupos, porque no eran utilizadas para el propósito para el cual fueron concebidas. Además, en el 2016 y 2017 solamente fueron creadas 7 zonas amarillas. 

Hoy los usuarios no conocen las zonas amarillas de la ciudad, más allá de las que funcionan en los centros comerciales, eso obedece al bajo presupuesto invertido para hacer pedagogía para este propósito. En el año 2016 se destinaron $7.250.000 y para el año 2017 apenas fue de $6.201.900.

De acuerdo al estudio más reciente de la Secretaria de Movilidad, un conductor de taxi diariamente recorre el 26% de su trayecto sin pasajeros, (es decir 65,58 kilómetros diarios). Teniendo en cuenta que un vehículo recorre 26 días al mes y que la ciudad tiene 50.016 vehículos tipo taxi, son más de 85 millones de kilómetros al mes que recorren los taxis improductivamente, generando congestión y contaminación. 

En una respuesta enviada por la Secretaría de movilidad, se señaló: “Aunque se han realizado algunas mediciones en campo de zonas amarillas especificas en varias zonas de la ciudad, no existen indicadores unificados y consolidados de su operación”. 

 

Añadir nuevo comentario