Mié, 01/03/2018 - 06:37

¿Cómo terminaron las cifras de hacinamiento carcelario en 2017?

Inicio éste año 2018 cargado de todo lo positivo y Bendito que DIOS me da y lo inicio con lo que siempre he escrito para ésta Revista los días Miércoles, el Hacinamiento Carcelario, hoy les muestro datos reales, fresquitos, sacados directamente de la página del INPEC a Diciembre 31 de 2017.

Éste es un año electoral, eso para mí, puede tener efectos negativos sobre varias cosas en Colombia, una de ellas, el Hacinamiento Carcelario, tema que seguro no será tenido en cuenta en las tarimas electoreras, eso significa, ni más ni menos, que el Hacinamiento, o va a seguir aumentando, o va a quedarse como está. Es claro que éste año en Colombia vamos a tener dos Congresos, uno hasta el 20 de Julio y otro después del 20 de Julio y vamos a tener dos Presidentes, uno hasta el 7 de Agosto y otro después del 7 de Agosto y eso, va a hacer que los Congresistas que lleguen y el Presidente que llegue, haciendo honor a que escoba nueva barre bien, seguro traerán en sus carpetas y en sus discursos temas que endulcen los oídos de sus potenciales votantes y obviamente dentro de ésos temas, no va a estar ninguno que hable de beneficios para la población carcelaria del país, casi que me atrevo a asegurarlo, pues a ellos les interesa hablar de cosas como la seguridad y obviamente, el delincuente que está en la cárcel no es base para la seguridad del país.

Ésa es nuestra realidad, vemos que pasaron cuatro años de la labor de nuestros Honorables Congresistas y no hubo normas ciertas expedidas que beneficien verdaderamente a los presos en Colombia, si bien es cierto que entraron en vigencia Leyes como la 1786 de 2016 o la 1709 de 2014, fueron Leyes que ayudaron muy tenuemente a la Población Carcelaria. La Ley 1786 permitió la salida de algunos presos que llevaban más de un año detenidos sin juicio y la Ley 1709, o Código Penitenciario y Carcelario, modificó en algo las condiciones y requisitos para lograr la Libertad Condicional y redujo el pago de las condenas de las 2/3 partes a las 3/5 partes, algo es algo, pero, no se está haciendo nada a nivel de Políticas de Estado para evitar la entrada masiva de sindicados a las cárceles, ésos sindicados son precisamente el motor que acelera el Hacinamiento, no hay Leyes que exijan una reclusión distinta para ellos, si la hubiera, en Colombia no habría Hacinamiento, pues como veremos en los datos que voy a entregar por ejemplo en la Cárcel Modelo de Bucaramanga, hay más sindicados que condenados.

Colombia no ha dejado de tener políticas, ni políticos carceleros, ellos hacen todo lo que tenga que ver con aumento de penas, con encarcelamientos masivos, solo por lograr votos y adeptos a sus campañas, pienso que es un error. Ojalá ésta Columna llegara a ser leída por políticos que se apresten a iniciar sus campañas electoreras, deberían pensarlo mejor, no se dan cuenta que la cantidad de personas actualmente detenidas en cárceles o en sus casas son ya más de 178 mil, de paso  sea, el concepto que tuve desde el principio de mis escritos, cuando dije: EL HACINAMIENTO, EL MONSTRUO DE 150 MIL CABEZAS, se quedó ya corto, ahora con las cifras lo voy a demostrar, si los políticos fueran más inteligentes y por lo menos prometieran Leyes en beneficio de los presos y con el ánimo de reducir, por lo menos, el Hacinamiento, calculemos cuantas personas podrían votar por ellos, según las cifras, los sindicados entre Hombres y Mujeres son alrededor de 60 mil, hablo de los sindicados, porque los condenados no pueden votar por perder sus Derechos Constitucionales y cuántas familias hay detrás de ésas 60 mil personas, por lo menos 3 por cada una, o sea, en total, estamos hablando de cerca de 240 mil personas, que sé, que con unas promesas ciertas de ayuda a la Población Carcelaria y luego con el cumplimiento de dichas promesas, hará no solo que suban a sus curules, sino que permanezcan en ellas, en Colombia no hay Congresistas que hablen y hagan cosas ciertas por los presos y no hay que sepan de Leyes para que cuando se hagan no sean como las que tenemos, Leyes que permiten la Interpretación, situación que para mí es una muy buena base negativa del Hacinamiento Carcelario y de su nó disminución.

Pero esperemos siempre lo mejor y que éste año se logre por lo menos disminuir las cabezas del Monstruo, ahora sí, veamos las cifras:

DATOS ESTADÍSTICOS, PÁGINA DEL INPEC, A DICIEMBRE 31 DE 2017.

HACINAMIENTO:

CAPACIDAD CARCELARIA EN LAS 135 CÁRCELES DEL PAÍS:           79.211 INTERNOS.

POBLACIÓN CARCELARIA:                                                                         115.383.

SOBRE POBLACIÓN CARCELARIA:                                                           36.172.

HACINAMIENTO CARCELARIO NACIONAL:                                         45,67%. Nótese que es una cifra particular, porque es lo que se llama una Progresión Aritmética, va subiendo: 4,5,6,7, que curioso, para resaltar.

 

SITUACIÓN JURÍDICA:

CONDENADOS: HOMBRES:                                                                       74.761.

                               MUJERES:                                                                          5.117. /                79.878.

SINDICADOS      HOMBRES:                                                                        32.282.

                               MUJERES:                                                                          2.536. /                34.818.

DOMICILIARIA DETENCIÓN Y PRISIÓN:                                                               57.428.

                               CON DISPOSITIVO:                                                        4.601. /                62.949 / 

GRAN TOTAL DE CONDENADOS Y SINDICADOS EN CÁRCELES Y EN LAS CASAS: 177.645. Nótese lo que les dije, ya no son 150 mil cabezas, ya pasan de 177 mil y aunque en las cárceles puede estar disminuyendo el global del Hacinamiento, se nota un incremento de las Detenciones y Prisiones Domiciliarias que ya es más de la mitad de los que están en las cárceles, eso es bueno porque muestra que algo se ha hecho con tratar de sacar gente de las cárceles, pero puede ser malo en el sentido del peligro que se corre con la Reincidencia, pues las personas detenidas en las casas no tienen un control cierto por parte de la Policía y menos por parte del INPEC, pues no hay el personal suficiente para ello. La Reincidencia puede ocasionar que las personas vuelvan a las cárceles y se siga girando negativamente en contra del Hacinamiento.

Ahora miremos como terminó el año pasado el Hacinamiento en la Región Oriente:

CENTRAL ORIENTE:

CAPACIDAD:                                                                                                    7.856.

POBLACIÓN CARCELARIA:                                                                         11.461.

SOBRE POBLACIÓN:                                                                                     3.605.

HACINAMIENTO:                                                                                           45.9%. Nótese que es casi el mismo dato del Hacinamiento Nacional.

CONDENADOS HOMBRES:                                                                        6.842.

                               MUJERES:                                                                          405.

SINDICADOS      HOMBRES:                                                                        3.893.

                               MUJERES:                                                                          268. Nótese la diferencia tan marcada entre los Condenados y Sindicados Hombres con respecto a las mujeres, eso significa que los hombres somos más proclives al delito que las mujeres, por lo menos en Santander, ellas son bravas, pero no delincuentes.

 

La distribución por cárceles del Hacinamiento en Santander quedó así:

 

BUCARAMANGA:                                                                                          77.4% ( Cifra muy alta, está por encima del Promedio Nacional ).

BARRANCA:                                                                                                     160.5%. Mucho más alta.

MÁLAGA:                                                                                                         66.7%.

SAN GIL:                                                                                                            - 10%. No hay Hacinamiento, lo analizaré enseguida.

SOCORRO:                                                                                                        55.7%.

SAN VICENTE DE CHUCURÍ:                                                                       - 14%.

Miremos algunas de éstas cifras:

En Bucaramanga el Hacinamiento de la Cárcel Modelo sigue siendo muy alto, su Capacidad es 1.520 Internos, su Población Carcelaria actual es de 2.696, dando una Sobre Población de 1.176 internos y un Hacinamiento del 77.4%, en éstas cifras es bueno hacer ver que en la Modelo de Bucaramanga hay 1.397 Sindicados y 1.274 Condenados, lo que les dije antes, más sindicados que condenados, si los sindicados tuvieran otro sitio de reclusión, la Modelo no tendría Hacinamiento.

En San Gil se presenta el hecho de que NO HAY HACINAMIENTO, su Capacidad es de 262 Internos y tiene 236, o sea, NO TIENE HACINAMIENTO.

En la Cárcel de Mujeres de Bucaramanga hay una Capacidad de 247 Internas, una Población de 389, una Sobre Población de 142 Internas y un Hacinamiento del 57.5% y en la Cárcel de Palogordo en Girón, Santander, hay sólo un Hacinamiento del 10%, con una Capacidad de 1.622 Internos, una Población de 1.777 y una Sobre Población de 155 Internos, cifra bastante manejable, es claro que en ésta cárcel casi no se reciben sindicados.

Éstas son las cifras que muestra el INPEC en su página de Estadísticas a Diciembre 31 de 2017, cifras que permiten ver que el Hacinamiento sigue igual, sin disminuir y en algunas cárceles están muy por encima del Promedio Nacional como lo vemos en la Modelo de Bucaramanga y en Barrancabermeja.

Espero seguir llegando a ustedes éste año para hablarles de éste tema, tan álgido, tan delicado y que mientras no sea mirado como un Problema de Estado, de Salubridad Pública y como lo que es ,UNA BOMBA DE TIEMPO SOCIAL, no será atendida debidamente por los Gobiernos de turno.

Roguemos a DIOS que el Nuevo Congreso, que ojalá sea nuevo y el nuevo Presidente busquen con Leyes ciertas por lo menos quitarle cabezas al Monstruo y hacer que no se sigan incrementando. Yo por mi parte seguiré desde ésta Tribuna Literaria de mis Columnas haciendo todo lo que pueda para despertar la conciencia política de los Congresistas y que dentro de sus campañas y de sus promesas electoreras incluyan Proyectos de Ley que beneficien a la Población Carcelaria y sirvan de base para la disminución de las cabezas del Monstruo. AMÉN.

P.D: Espero dentro de mis proyectos de éste año llevar a ustedes datos, situaciones y casos ciertos del tema carcelario, para eso ya estoy haciendo los contactos necesarios para que mis columnas tengan un estilo diferente, más reales, más vivas y tomadas de informes textuales. Les avisaré en su momento.

Añadir nuevo comentario