Sáb, 09/30/2017 - 08:54

Director de la cárcel de Palogordo en problemas

La UNIÓN DE TRABAJADORES PENITENCIARIOS DE LA CÁRCEL DE PALOGORDO en Girón, Santander, denunció al Teniente Coronel ( R ) del Ejército, DARÍO ANTONIO JOSÉ BALÉN TRUJILLO, Director del Establecimiento Carcelario de Palogordo, por Actos de Persecución Sindical, Acoso Laboral, Incumplimiento de sus labores como Director, Posibles Actos de Corrupción en Contratación y por la forma ilegal como se pudo haber hecho su designación y posesión de su cargo. He aquí el documento de la denuncia.

A continuación describiré textualmente los documentos que me ha hecho llegar el Dragoneante NELSON SÁNCHEZ BANDERAS, Presidente  de la UTP, Seccional Girón, en éstos documentos se dan a conocer los actos que a juicio del Dragoneante y de otras personas de la Cárcel, son motivo de discusión con el Director de la Cárcel y que pueden reflejar una realidad de acoso laboral y persecución Sindical. Hago mención específica que los documentos que voy a difundir en éste espacio, los enseño con la debida autorización del señor Dragoneante NELSON SÁNCHEZ BANDERAS, quien actúa como demandante, siendo el actual Presidente de la UTP en la Cárcel de Palogordo, en Girón, Santander, la intención que se tiene es difundir ésta información a los distintos medios de comunicación.

Dentro de los documentos, se cuenta con uno dirigido expresamente al Director Nacional del INPEC, Brigadier General de la Policía, JORGE LUIS RAMÍREZ ARAGÓN, con fecha 22 de Septiembre de 2017, en el se dice en su encabezado: COMUNICACIÓN DE LA EXISTENCIA DE COMPORTAMIENTOS CONSTITUTIVOS DE ACOSO LABORAL Y PERSECUCIÓN SINDICAL PARA CON EL PERSONAL DE FUNCIONARIOS DEL EPAMS GIRÓN POR PARTE DEL DIRECTOR DEL EPAMS GIRÓN Y OTRAS IRREGULARIDADES:

El Dragoneante Sánchez, en ésta carta describe y sindica al señor Director DARÍO ANTONIO JOSÉ BALÉN TRUJILLO, como una persona que al desarrollar sus labores como Director lo hace con soberbia, con arrogancia, con irrespeto a sus trabajadores, ejerciendo sobre ellos una presión psicológica que ha hecho que varios de ellos estén afectados física y mentalmente por tal situación. La presión mencionada es ejercida contra el Personal del Cuerpo de Custodia y Vigilancia y contra el Personal Administrativo.

Es una presión que se describe como consciente, con actos hostiles, como por ejemplo aislar y humillar al personal, menoscabar su integridad psíquica, sus energías y su reputación, con un menosprecio total hacia los trabajadores.

Hay varios casos que se relacionan en ésta carta, voy a citar sólo dos, el Dragoneante dice que pueden ser más, pero que por miedo a las represalias del Director se abstuvieron de hacer las denuncias, se cita a ÓSCAR RENÉ CARVAJAL GALÁN Y A MARÍA LUISA RINCÓN CASTRO.

Sigue el Dragoneante describiendo la forma de ser del Director como una persona autoritaria, egocéntrica, violenta y explosiva, no acepta sugerencias, atenta a diario contra los procedimientos establecidos para la conservación del orden y la disciplina del Establecimiento.

Amedrenta permanentemente a los Trabajadores con la mala calificación de desempeño laboral, instaló en su Oficina una cámara de video para intimidarlos y no dejarlos expresar libremente sus opiniones.

Adicionalmente, comenta el Dragoneante Sánchez que la UTP ha denunciado varias veces el hecho de que el señor Director ha ingresado al Establecimiento con su arma de dotación personal, violando los procedimientos y los protocolos de seguridad establecidos, además, es cierto que es un riesgo que éste señor porte un arma conociendo su carácter tan explosivo y su alto grado de violencia que demuestra.

El Director es un Funcionario que no respeta las órdenes de sus Superiores, es así, como sigue desconociendo la prohibición que se le dió desde la Regional del INPEC en el sentido de no utilizar la Guardia para su uso personal, el señor Director tiene 3 Guardias del Cuerpo de Custodia y Vigilancia para su uso como Escolta Personal, ésto lo hace a sabiendas que la Cárcel está escaso de personal de Guardia.

La denuncia que se hace también va hacia el lado de la Contratación dentro de la Cárcel, el señor Director debió desde el pasado mes de Abril hacer las compras para el Expendio de la Cárcel, ésta es la fecha y ésas compras no se han hecho, dicha situación atenta contra la seguridad del Establecimiento, como quiera que puede ocasionar problemas de seguridad dentro de los internos, quienes obviamente necesitan del Expendio para su subsistencia mínima dentro de la Cárcel.

En éste documento, el Dragoneante Sánchez plantea al Director del INPEC las siguientes Pretensiones:

  1. Se tomen acciones contundentes contra el accionado por la vulneración flagrante y constante de los Derechos Fundamentales de sus Trabajadores, dentro de dichos Derechos se tiene el Derecho al Trabajo Digno, a la Honra y también la repetida y constante limitación del ejercicio Sindical.
  2. Exigir con respecto y autoridad al señor Teniente Coronel (R), DARÍO ANTONIO JOSÉ BALÉN TRUJILLO, que cese todo hostigamiento, acoso y persecución laboral y sindical contra los trabajadores de la EPAMS GIRÓN, y que se les permita desarrollar sus actividades en condiciones dignas. Informa el señor Sánchez en su carta, que de no haber de parte del Director del INPEC una respuesta oportuna y concreta a lo solicitado, se verán en la obligación de exigirlo por medio de las vías de hecho, pues ya no se soporta más la actitud arrogante, intimidante, autoritaria y acosadora del Director de la Cárcel de Palogordo,Girón, Santander.
  3. Éste es un punto que considero bastante delicado:  

Se pide en ésta carta al Director del INPEC, que declare insubsistente o que traslade al señor Director de la Cárcel de Palogordo, por el hecho de que el Director se posesionó teniendo en su contra una Inhabilidad por parte de la Procuraduría General de la Nación. Dicha inhabilidad está consagrada en un documento que el señor Sánchez me envió, corresponde al CERTIFICADO DE ANTECEDENTES No. 99488754 del señor DARÍO ANTONIO JOSÉ BALÉN TRUJILLO, en el se observa una Sanción conmutable a Multa por Salarios de 90 días. Comenta el señor Sánchez, que a la fecha de la presente carta, el señor Director, NO HA PAGADO DICHA MULTA, ésto significa que la Sanción está en firme y que dentro de los Requisitos exigidos para el ejercicio de su cargo está el no tener Inhabilidades por parte de la Procuraduría por Sanciones Disciplinarias y en éste caso el señor Director estaba y está Inhabilitado para éste cargo. Al respecto, el señor Sánchez comenta que ésto se debe a la Corrupción campante y galopante que existe en todos los estamentos de nuestra Justicia, de la que no se escapa el INPEC, pues se ve a todas luces que en éste caso el señor Balén no podía estar en éste cargo.

Adicionalmente a éste documento hay otros iniciales y adicionales que se enviaron ala Regional del INPEC, haciendo las mismas denuncias. Se está esperando en éste momento las respuestas y que dichas respuestas satisfagan las exigencias respetuosas y fundadas que dicen tener el señor Sánchez y el grupo de trabajadores que respaldan ésta carta.

Todo lo anterior es lo que dicen los documentos que el señor Sánchez me hizo llegar, no es una visión ni opinión personal.

Haciendo, ahora sí, un comentario personal y dando mi Opinión al respecto, veo muy delicada ésta situación, porque el personal de Guardias que labora en nuestras cárceles está expuesto a muchas situaciones que atentan contra su salud física e incluso contra su vida, como para que además, se esté atentando contra su salud psíquica, pues es muy difícil trabajar bajo éstas condiciones que son descritas por el Dragoneante Sánchez y por los trabajadores del EPAMS GIRÓN. Es absurdo que en pleno siglo XXI, se siga utilizando la presión psicológica, el miedo, la intimidación y hasta los medios tecnológicos para atentar contra la estabilidad laboral y emocional de un empleado, pero en Colombia, definitivamente, no hemos salido de la Edad Media y seguimos viviendo en la esclavitud, ésta se manifiesta de muchas formas y aquí se puede estar viendo una forma de ella.

Así mismo, conversando con el Dragoneante Sánchez, coincidimos en un punto que ya he hablado con otros funcionarios del INPEC, le hice al Dragoneante Sánchez una pregunta: ¿ PORQUÉ EN COLOMBIA, LOS DIRECTORES DE LAS CÁRCELES NO SON MIEMBROS DEL INPEC?, en su gran mayoría no lo son, en éste caso vimos que el Director es un Teniente Coronel Retirado del Ejército, no es funcionario del INPEC, personalmente considero que es una ofensa contra el INPEC que las cárceles estén dirigidas por personas distintas, incluso, el mismo INPEC está manejado por un miembro de la Policía, un Brigadier General, se podría pensar que es para darle Independencia a la relación de las Direcciones con los empleados y guardias de las cárceles, pero, también se podría pensar que es parte de una burocracia y de una forma de corrupción más, en donde se colocan fichas políticas o de compadrazgos en labores que no tienen nada que ver con su propia labor y más aún, como se ve en éste caso que el señor Director estaba y está inhabilitado para ejercer su cargo. ¿Qué pasará ahí, otro foco más de corrupción, otra mafia más de las que tenemos en Colombia?.

Les dejo, señores lectores, ésta denuncia para su lectura y conocimiento, y mi Opinión seria y muy respetuosa sobre éste nuevo tema carcelario que demuestra, una vez más, como varias veces lo he dicho, que EL INPEC ES OTRA VÍCTIMA MÁS DEL HACINAMIENTO CARCELARIO.

 

 

 

There are 3 Comments

Veo con extrañeza que publiquen este tipo de acusaciones sin haber realizado precisamente una verificación de la actual situación del establecimiento de Giron, donde los trabajadores pasan por encima de cualquier autoridad, no cumplen con sus funciones, presentan un alto nivel de ausentismo en especial los sindicalistas, quienes no dan ejemplo de buenos trabajadores y si crean sindicatos para proteger sus malas acciones y falta de compromiso institucional. Y eso sin obviar que exigen más de lo que trabajan. Lamentablemente el 70 por ciento de los funcionarios del Epams Girón han perdido las razón de ser de. Su trabajo, son peresozos insubordinado, indisciplinados y desean coadministrar la cárcel a beneficio propio, y es más aún grave que los funcionarios se están reubicando con mentiras sobre su salud, para evitar trasnochaar, estar en contacto con los internos y cumplir los servicios, fuera de qué recién altas sumas por indemnizaciones y se vaanaglorian de estar estafando al Inpec. Sumado a estas problemáticas la carga laboral la reciben los funcionarios comprometidos, quienes trabajan doble por los que no quieren trabajar. Y si vamos a otras instancias cuadros de mando que no exigen por temor a ser denunciados por acoso laboral, funcionarios quiero ascienden pastas relajarse. Y peor aun cuadros de. Mando que no tienen idea de seguridad de disciplina, de procedimientos. No es problema de un Director, por que aunque lo cambien este establecimiento seguirá empeorando.....hasta que un día unas fuga masivas de internos acabé con su buen nombre. Señores periodistas no se dejen llevar por los chismes de sindicalistas que no son solo sino tontos jugando a ser Dioses.. mejor ayuden a este establecimiento y a presionar al Inpec para que lo re estructure y acabé con tanta vagabunderia.

Imagino que quien defendió a capa y espada el denuncio hacia el señor Director es uno más de sus fieles y seguidores trabajadores - marionetas fáciles de manejar, a los cuáles igual que a un niño se les compra la conciencia a cambio de un bombón de trapo con otorgamientos de permisos disque "especiales" - por nombrar el menos inmerecido. Yo invito a la dama o caballero creador de tan banal crítica que en una próxima ocasión verifique con exactitud, objetividad e imparcialidad este tipo de denuncias para que así pueda dar un testimonio fehaciente. A mi manera de ver, personas como el Director Balen lo único que hacen es dejar por el suelo el nombre de Instituciones como el INPEC. Por otro lado si realmente el afanado (a) comentarista es trabajador del Establecimiento de Palogordo debe conocer que desde hace varios años se viene luchando en el ideal del buen nombre de la Institución, de esta manera comprometiéndose no sólo con la legalidad, la transparencia, el mejoramiento y el bienestar hacia los internos - quienes son estos finalmente la razón de existencia de esta entidad, sino por brindar una labor social a los habitantes de la zona rural a la cual pertenece la Penitenciaria de Palogordo, personas para los cuales proporcionarles cualquier tipo de ayuda es y será siempre una bendición o un regalo de Dios como expresan con ojos exaltados. Una vez más se demuestra con hechos y no con palabras que son muchos los funcionarios INTEGRALES y no "vagabundos" significado en el diccionario (que va de un lugar a otro, que no tiene casa) quienes pertenecen a la gran Institución - INPEC.

Imagino que quien defendió a capa y espada el denuncio hacia el señor Director es uno más de sus fieles y seguidores trabajadores - marionetas fáciles de manejar, a los cuáles igual que a un niño se les compra la conciencia a cambio de un bombón de trapo con otorgamientos de permisos disque "especiales" - por nombrar el menos inmerecido. Yo invito a la dama o caballero creador de tan banal crítica que en una próxima ocasión verifique con exactitud, objetividad e imparcialidad este tipo de denuncias para que así pueda dar un testimonio fehaciente. A mi manera de ver, personas como el Director Balen lo único que hacen es dejar por el suelo el nombre de Instituciones como el INPEC. Por otro lado si realmente el afanado (a) comentarista es trabajador del Establecimiento de Palogordo debe conocer que desde hace varios años se viene luchando en el ideal del buen nombre de la Institución, de esta manera comprometiéndose no sólo con la legalidad, la transparencia, el mejoramiento y el bienestar hacia los internos - quienes son estos finalmente la razón de existencia de esta entidad, sino por brindar una labor social a los habitantes de la zona rural a la cual pertenece la Penitenciaria de Palogordo, personas para los cuales proporcionarles cualquier tipo de ayuda es y será siempre una bendición o un regalo de Dios como expresan con ojos exaltados. Una vez más se demuestra con hechos y no con palabras que son muchos los funcionarios INTEGRALES y no "vagabundos" significado en el diccionario (que va de un lugar a otro, que no tiene casa) quienes pertenecen a la gran Institución - INPEC.

Añadir nuevo comentario