Jue, 09/20/2018 - 09:45

El azar dice NO al terrorismo y a la corrupción

Cuando Baltazar Medina, hace 5 años, hizo la presentación de El Chance como una apuesta permanente por Colombia y explicaba que “uno de los casos más exitosos que puede mostrar el país, en el llamado tránsito de la informalidad a la formalidad es sin lugar a dudas el de los juegos de suerte y azar…”, se pensaba sí, en que ese continuo ascender ganando posiciones de la industria continuaría paulatinamente, pero no se esperaba que lo que existía fuese superado, en solo un lustro, de manera excepcional.

***Como testigo presencial que he sido de lo que fueron las primeras reuniones para la legalización del chance, lo que se hizo hace unos 38 ó 40 años por cuanto solo en 1981 se sanciona la Ley que le da entidad a esa apuesta, y luego posteriores asambleas para crear las asociaciones de empresarios que se unían en federación y en compañías comerciales, no había visto un Congreso que contara con la presencia de 350 participantes pertenecientes a empresas que buscan las nuevas metodologías para blindar a sus organizaciones del riesgo LA/FT.

***Un esfuerzo en el que la Asociación Colombiana de Operadores de Juego, Asojuegos, como lo anotó su presidente Juan Carlos Restrepo Escobar continuó con el empuje que le imprimió anteriormente Juan Andrés Carreño, se vio reflejado con la presencia de una juventud empresarial, una juventud técnica, una juventud decidida a luchar contra la ilegalidad en todos los sectores de la economía nacional.

***Oir hablar “a calzón quitao” de los problemas del lavado de activos, del terrorismo, de su financiación, de su incursión en los deportes como el ciclismo, el fútbol, de la marihuana como solución para cierto tipo de enfermedades y como problema nacional, y el formular soluciones para ello, sin tapujos y sin salir corriendo porque llega la DEA, permite pensar en que el país sí puede confirmar su ganado título de innovador en esta industria.

***No traigas al presente recuerdos del pasado, recomienda´el profeta Isaias pero no acataré su consejo por esta vez. Si alguien, como lo hicimos con Alberto Betancur Sánchez, imprimía una tarjeta que dijese Periodista, Revista Chance, le decían que estaba listo para Sibaté población que alberga a muchos Napoleones y Josefinas, Nerones y Neronas según el presidente Maduro que se voló de esa población. No se miraba con buenos ojos el juego y mucho menos a quienes lo defendían y promulgaban como un fenómeno que toda la vida ha servido para ayudar a los desvalidos, a los vulnerables. Hoy le dan trabajo a millares de personas. Una sola empresa tiene 24 mil puntos de venta.

***Hoy los jóvenes están al frente de las comunicaciones, son especializados en marketing, le advierten a la sociedad que la Ciberdefensa y la Ciberseguridad no es un gasto sino que es una inversión, que deben definir un responsable organizacional y un equipo, y que deben perfilar y gestionar los riesgos cibernéticos, que se deben desarrollar o contratar capacidades y por sobre todo, como lo hizo Jorge Fernando Bejarano Lobo, que además de lo anterior habló de cultura, cultura y cultura.

***De aquellas caras que en el pasado iluminaban con su optimismo, certeza, decisión y fe que esta industria del azar sería grande, muy grande, no vi ninguna. Pero, repito, vi a una juventud decidida que hoy maneja quince plataformas y todas las modalidades de apuestas en poderosas empresas. que le cumplen y le enseñan al Estado, cuál es la mejor manera de hacer Patria.

***Le doy gracias a Dios porque en cada día de vida que me da, veo que son unos pocos los que están perdidos y quieren hacerle perder el ritmo al progreso de la Nación. Y, muchos confiando en el azar, con responsabilidad, previenen a la sociedad sobre cuál es el camino que se debe seguir…¡No va más: por hoy!

Añadir nuevo comentario