Dom, 05/13/2018 - 09:12
Orquídeas colombianas para las mamás (Foto: Guillermo Camacho Cabrera)

Feliz día, mamás

En Colombia se celebra el día de la madre, una fecha especial donde parejas e hijos rinden homenaje a las mujeres y a su vocación y carisma maternal. La ética del cuidado, el amor sin medida, la protección y la búsqueda permanente del bienestar de los hijos son los principales valores de la maternidad. La celebración es de la vida, aunque muchos creen que en esta fecha embriagarse es válido y que el alcohol y la conducción pueden ir de la mano.

En Colombia la gran mayoría de mamás del país despiertan hoy con un deseo sincero por parte de las familias: Que Tengas un Feliz Día de la Madre. Las nuevas Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) van reemplazando poco a poco la llamada telefónica para las amistades mamás que celebran. En su lugar, un sincero mensaje de WhatsApp con emoticones incluidos cumple la función de la felicitación. Hoy pocos escriben cartas a mamá; estas son reemplazadas por el Chat, la Video conferencia y el Correo electrónico.

La maternidad mueve el mundo y garantiza que la especie humana continúe con su presencia en la Tierra. Entre el disfrute y el sacrificio, las mamás crean valores, acompañan procesos de vida, establecen normas, dan alimento, confortan y aman. Su papel es imprescindible en la sociedad y en los grupos comunitarios y familiares. El sentido de procrear en pareja o adoptar un hijo o hija con la pareja, es potencializado con la capacidad de amar.

Las condiciones sociales cambian con el pasar del tiempo. Hoy la conformación de las familias ha migrado con referencia a lo que teníamos hace cincuenta o cien años. Hay miles de hogares de mamás únicas, sin padres presentes en la cotidianidad, con relaciones de pareja que se han replanteado y que aluden a la capacidad de la mujer para sacar adelante a su familia sin el pleno apoyo y presencia del padre.

Las generaciones van estableciendo nuevos valores; sin embargo, la madre sigue primando en el tiempo por sobre todas las cosas. La madre siempre está presente en todas las instancias de la vida, así su paso por el mundo ya se haya cumplido. Son la esencia de lo que somos ya sea por acción o por omisión. Es la importancia radical que tienen.

Hay formas de celebrar el día de la madre que son sencillas y otras que son fastuosas. Esto depende de cada familia, de sus posibilidades y costumbres. En casos muy especiales este día no se celebra y algunas mamás pasan solas, sin felicitaciones ni halagos. Las mamás que están en prisión o aquellas que tienen el cuidado de su salud en hospitales, difícilmente tienen también una celebración plena.

Las celebraciones en torno del alcohol antes que en torno de las mamás también son frecuentes en algunas familias. Embriagarse parece ser sinónimo de celebrar la vida del ser más querido. Beber alcohol sin medida y sin prevención en el día de las madres hace que esta fecha sea una de las más violentas a nivel epidemiológico en Colombia.

En efecto, solo en Bogotá en el día de madres de 2017 se presentaron 1.551 riñas y 6 muertes violentas. En 2016 hubo 165 siniestros viales 46 de ellos con personas lesionadas y 5 con fallecidos en el tránsito, en tanto que se presentaron 3.937 riñas, 427 heridos y 17 fallecidos en total. En 2015 se registraron 4.254 peleas y 4.000 ataques a mujeres entre las 5 de la tarde y las 10 de la noche.

En materia de tránsito, el exceso de velocidad y conducir bajo los efectos del alcohol hacen de este día uno de los de mayor riesgo de siniestralidad.

La paradoja de prevenir hechos de violencia asociados con la celebración del día de la madre es, sin duda, una de las mejores iniciativas de los gobiernos locales. Bogotá desplegó una estrategia que involucra diferentes instituciones estatales de sectores como Movilidad, Salud, Gobierno, Integración Social y Seguridad, con planes de acción específicos para garantizar el cuidado de la vida como parte de la meta de tener cero personas fallecidas en hechos violentos en la ciudad hoy.  Ya es noticia nacional también que el alcalde de Cali implantó la ley seca en su ciudad desde las 10 de la mañana del sábado hasta las 6 de la mañana del martes.

Celebrar en paz y armonía, como las mamás lo merecen, es tal vez lo que ellas más quieren. Tener un día de celebración donde ellas sean el centro, más bien el pilar y cimiento de unos valores que deben crecer con las familias y de los cuales ellas son promotoras siempre: amor, tolerancia, salud, bienestar, cuidado, felicidad, paz.

Feliz día, mamás.

 

Añadir nuevo comentario