Dom, 09/16/2018 - 16:59
Gabriel García Márquez "Comprimido"-

Hace 67 años le jugué a un inexistente Nobel

18 de Septiembre de 1951. Circuló en Cartagena, en horas de esa tarde, el periódico más pequeño del mundo: Comprimido. Dirigía G. García Márquez. Gerenciaba Guillermo A. Dávila. Han transcurrido 67 años. La historia de diarios y revistas que existieron en Colombia, según Cacua Prada, es larga y muchos están en el olvido. No ha ocurrido así con Comprimido. Circuló seis días y pasó a ser el primer periódico metafísico del universo por obra de García Márquez y no ha entrado en el olvido por obra de este servidor, que siempre ha estado aquí… allá… y más allá contando esta historia de la cual se dijo en el diario El País de España al referirse a la fundación del Centro Gabo.

***“…cuando el acto institucional dé paso a la tarea, comenzará el trabajo de recopilar e investigar sobre la historia personal del escritor, su labor de investigador y contador de historias en la literatura, el periodismo, la televisión o el cine. “También se tratará su idea de la educación, no solo con la FNPI”, relata Abello, “y su versión de emprendedor tanto en los proyectos que apoyó como en los que inició y fracasó”. El Centro Gabo ya ha adquirido documentos de El Comprimido, el periódico más pequeño del mundo que García Márquez creó en 1951 con Guillermo Dávila, el Mago, y que solo duró seis días”.

***¡Estoy de plácemes! ¡Estoy vivo! Y, tal vez sin que nos lo propusiésemos, Gabriel me enseñó un truco en el periodismo, cuando le pregunté: ¿y cómo hacemos con el discurso del presidente López Pumarejo? El Tiempo le dedicó dos páginas. Y me contestó: todo se puede decir en pocas palabras. López dijo: los godos son… ¿Lo ves? En reciprocidad yo le enseñé unos trucos de prestidigitación y por lo que escribió sobre mi: “Para mi compartir con un mago la rutina diaria fue como descubrir por fin la realidad” me da valor para contar la historia.

***Esta fue una apuesta hecha al azar porque sólo existía la información de que estaba en presencia de un ser superior. Le invertí a un joven escritor que apenas comenzaba y mi certeza de que sería lo que él pensaba que sería, se concretó. ¡Nobel de literatura! Y, yo, El Mago, le aposté al futuro de una imperecedera gloria. 

Guillermo "El Mago" Dávila asistió a la entrega del premio que lleva el nombre de su amigo y compañero. (Foto: Esteban Dávila).

***Miguel Angel López, colombiano, demostró cuán grande es el coraje de los hombres de esta tierra en esta Vuelta a España 2018 que culminó ayer. Tercero en la clasificación general después de soberbia batalla en la penúltima jornada. Puso a los empresarios a hacer cuentas del pago que debían hacerle a quienes le apostaron al llamado Superman. Representó a los siete gladiadores que por diferentes empresas y por nuestro país pedalearon durante 21 días.

***Saber perder es una de las grandes virtudes en el juego y en el deporte. En la vida.

***Nairo Quintana puede, en cierto momento, perder la fuerza en el empuje de sus piernas, pero jamás perderá la fuerza de su espíritu y la grandeza del luchador íntegro, del compañero insuperable y del recto pensamiento. Cumplidor de la palabra comprometida con los contratistas.

***”No solo se es grande cuando se gana”, dijo Nairo, después de pasar la raya de sentencia acompañando a su amigo y socio de Movistar, el español Valverde quien el sábado tuvo un aciago día.

***Terminó la vuelta. El análisis queda para los técnicos. Nos vamos con la apuestas para el Mundial.

***El 24 de agosto titulamos en esta columna: “600 años esperó Colombia para conquistar a España”. Y se cumplió. No como queríamos. Esperábamos a tres colombianos en el podio. No fue así. Los siete muchachos con el trío de Quintana, López y Urán a la cabeza lograron, una vez más, la admiración del mundo ciclístico. A los apostadores en el juego virtual no les dieron la máxima recompensa pero sí les entregaron dividendos.

Podio Vuelta a España 2018- Mas, Yates y López. 

 

Añadir nuevo comentario