Sáb, 07/29/2017 - 07:15

Interpretación de una melodía llamada "hacinamiento y corrupción"

Es una melodía que todos los días entonan los que participan directa o indirectamente en el crecimiento o ampliación de las cabezas del Monstruo llamado, Hacinamiento Carcelario.

Hoy, me voy a referir a uno de ellos, al Poder Judicial, representado en los Jueces de la República y en los Magistrados de las Altas Cortes, para que se vean los efectos negativos que se dan por sus malas Interpretaciones en materia de Hacinamiento y de Corrupción, veamos:

LOS JUECES DE LA REPÚBLICA:

Siempre he dicho que los Jueces de la República son altamente Responsables en el aumento diario del Hacinamiento Carcelario, así como en no poderse reducir.

Los Jueces de Garantías se encargan con su forma de actuar de mandar a la cárcel a todo el que pasa por sus Despachos. No se hace un estudio sociológico, familiar, económico y social del detenido. Es claro que existe la delincuencia, que hay personas que “viven“ de ella y que están acostumbrados a ésa forma de vida, pero, también lo es el hecho de que hay situaciones en la vida que llevan a las personas a cometer errores, ahí está el detalle, en identificar por parte del Juez, cuando se puede considerar un error y cuando un delito, aunque lo que se tenga en frente como un hecho, sea un delito, según la Ley. Ahora, soy consciente de que éste estudio del que hablo no debería hacerse cuando la persona es reincidente y ha estado en la cárcel, casi siempre por el mismo delito, porque en el ser humano se da lo que yo he llamado un sino trágico que vuelve a darse al cometerse un error y las personas que por primera vez cometieron ése error, por acción del mundo y por efectos del mal en sus vidas, lo vuelven a hacer, la única solución de romper ésas cadenas de delincuencia es un verdadero arrepentimiento, un propósito de enmienda y una situación de cambio cierta, siempre tomado de la mano de DIOS.

Los Jueces de Conocimiento, son los responsables de dos cosas que empeoran a diario el Hacinamiento Carcelario, una, permitir que la Fiscalía mantenga por tiempo sin fin al sindicado en la cárcel, sin iniciarle un juicio cierto (ésa situación se empezó a remediar con la entrada en vigencia de la Ley 1786 de 2016 a partir del pasado 01 de Julio de 2017) y dos, condenar a las personas sin tener en sus manos la Plena Prueba, sin hacer valer en favor del acusado la premisa mundial del INDUBIOPROREO y sin valorar muchas veces las Pruebas que puedan estar en favor del implicado. Con ésas dos formas negativas de actuar, los Jueces de Conocimiento hacen crecer a diario las cabezas del Monstruo.

Los Jueces de Penas, son muy responsables del Hacinamiento Carcelario, pues ellos no permiten a diario la salida de condenados al negarles la Libertad Condicional a la que tienen derecho por el hecho cierto de haber cumplido con los Requisitos Objetivos, tiempo, conducta y resocialización. Ellos, se amparan en los llamados Requisitos Subjetivos, Requisitos que vienen con la Ley cuando se dice PREVIA VALORACIÓN DE LA CONDUCTA PUNIBLE, eso, ni más ni menos, es volver a condenar al condenado, pues se vuelve a revisar la conducta por la cual el condenado ya recibió su pena por parte de un Juez de Conocimiento, o llamado también Juez Natural, o de Primera Instancia.

Como se puede ver, todos éstos Jueces tienen algo, o mucho que ver con el hecho cierto y claro de que el Hacinamiento no se reduzca por culpa de sus malas actitudes y su forma amañada de actuar, pero, mirando éstos hechos como una Prueba de Factorización Algebraica, en ellos tres hay un FACTOR COMÚN, un hecho que se repite entre los tres tipos de Jueces, LA INTERPRETACIÓN DE LA LEY.

Los Jueces de la República Interpretan a su manera las Leyes Penales, las acomodan a su manera y desafortunadamente ésas Interpretaciones han hecho y son la base para cometer actos de corrupción, pues la Interpretación puede ser usada de dos maneras, una para condenar al que no lo merece o dos, para liberar o darle Beneficios al que tampoco las merece. Es una Interpretación de una Melodía siniestra llamada Hacinamiento, pero también llamada, Corrupción.

Ésta semana estamos viendo en Colombia que un señor que lleva seis años preso por haber asesinado a sus dos hijas e intentar matar a su esposa, fue cobijado por una medida de Libertad por parte de un Juez habiendo sido condenado hace un tiempo a la pena de 45 años de prisión. El está actualmente en un sitio de tratamiento psiquiátrico. Que fue lo que pasó?, que un Juez INTERPRETÓ  a su manera la Ley y la aplicó como consideró que era, veamos:

La Ley 1786 de 2016, Ley que entró en vigencia el pasado 01 de Julio de 2017 concede la “ Libertad por Vencimiento de Términos “ a aquel SINDICADO ( ojo, ver el resalte en mayúscula ) que después de haber pasado un año preso no se le haya iniciado un Juicio. Es claro, que la Norma habla de SINDICADOS, no de Condenados. El señor en mención fue condenado en Primera Instancia a 45 años de prisión, pero apeló, al estar en Apelación y por defectos de la misma Ley se genera un limbo jurídico en ésos casos, sucede que el que apela una Condena queda como si aparentemente fuera sindicado, incluso, para efectos de la Redención de Pena no puede hacerla porque no tiene formalmente la calidad de Condenado, todo porque la condena no está debidamente ejecutoriada. En el caso de éste tipo, la apelación lleva más de dos años, el y su Abogado acudieron a un Juez de Garantías pidiéndole que le diera la Libertad por Vencimiento de Términos por estar aparentemente en calidad de sindicado y haber pasado más de un año sin definírsele su situación jurídica. El Juez le concedió la Libertad, pero, ante la presión mediática de su exesposa y de los Medios de Comunicación, la Corte Suprema de Justicia tumbó la orden de Libertad y de paso dictó Jurisprudencia en el hecho de que la Ley 1786 de 2016 SÓLO OPERA PARA SINDICADOS y en el caso del señor en mención, aunque no se le hubiera definido su Apelación, YA ESTABA CONDENADO.

Pero, todo eso pasa por la INTERPRETACIÓN de las Leyes, Interpretación que como he dicho ha hecho que se aumenten las cabezas del Monstruo y/o que se den Libertades o Beneficios sin razón cierta de Ley en casos claros de Corrupción.

LOS MAGISTRADOS:

En ellos si se ve más marcada las Interpretaciones de las Leyes, ellos mediante las llamadas Sentencias o Jurisprudencias hacen a diario cambiar las ideas básicas de las Leyes y buscan con ésas Sentencias derogar lo que la Ley original consagró.

También se han visto Interpretaciones que en un momento dado pudieran favorecer o disminuir las cabezas del Monstruo, como ocurrió en el 2013, cuando el Magistrado Javier Zapata dictó una Jurisprudencia que prohibía a los Jueces volver a tabular la conducta por la cual el acusado ya había sido condenado, eso, para el Magistrado era quitarle el orden jerárquico a la Ley y a la Justicia, pues sería como si el Juez de Penas se convirtiera en Juez de Conocimiento, quitándole el poder al Juez de Primera Instancia. Sin embargo, en Colombia, aquellas Sentencias o Jurisprudencias que en un momento dado favorecen la disminución del Hacinamiento, no son tenidas en cuenta por los Jueces y las pasan de largo, ellos, en forma acomodada, utilizan las que les “sirva“ en sus propósitos oscuros de seguir aumentando el Hacinamiento, ¿porqué y para qué será?.

La culpa de la Interpretación, buena o mala, de las Leyes Penales, aunque es de los Jueces y de los Magistrados, la tienen inicialmente los políticos, el Congreso, al crear Leyes que no son explícitas, si las Leyes dijeran simplemente lo que hay que hacer, NADA DE ESTO PASARÍA. Las mismas Leyes han sido concebidas para darle un poder excesivo a los Jueces y de paso son la base de la Corrupción Judicial.

Como se ven las cosas y viendo que ésta semana el Gobierno presentó un Proyecto de Ley que busca eliminar conductas consideradas actualmente como delitos y cambiar situaciones de detención, todo para disminuir el Hacinamiento, veo, que nuestra Justicia se puede llamar ahora, UNA JUSTICIA CANGREJA donde todas las Normas que fueron creadas con bombos y platillos para “atacar“ la delincuencia, ahora se echan para atrás, en una clara demostración de retroceso y deja ver que aquellas Normas fueron hechas para el momento mediático de las situaciones y no obedecieron a un estudio cierto de la situación Criminalística del país, eso se da por no existir por parte del Gobierno, una Política cierta Criminal y Penitenciaria.

Precisamente, lo que busco con mi Proyecto de Ley es volver atrás, hacer que se cambien las Leyes actuales de concesión de Libertades Condicionales, prácticamente volver al artículo 64 de la Ley 599 de 2000, eliminar los Requisitos Subjetivos y quitarle todo el poder que actualmente tienen los Jueces de Penas, poder que ha hecho que el Hacinamiento se crezca, o no se reduzca, pero también, ha hecho que se fortalezcan las bases de la Corrupción en nuestra Justicia.

No importa que echemos reversa, lo que importa es quitarle cabezas al Monstruo y por lo menos reducir el Hacinamiento Carcelario en Colombia, que de paso sirva para tener menos posibilidades de cometer actos de Corrupción.

#nomáshacinamiento. AMÉN.

Añadir nuevo comentario