Mié, 10/25/2017 - 07:15

Mantengamos viva la esperanza, es lo único que no debemos perder

Es una frase célebre que se ha mantenido en la historia del mundo: LA ESPERANZA, ES LO ÚLTIMO QUE SE PIERDE y yo agrego además, que es lo único que debemos mantener, en todo. A mi familia le hago una broma al respecto, que me hubiera gustado ponerle a una de mis hijas de nombre Esperanza, porque en un paseo, ES LA ÚLTIMA QUE SE PIERDE.

Ésa es una realidad que se vive en nuestro mundo, en nuestras vidas, una vida sin Esperanza es una vida vacía, una vida sin creer en nada es completamente hueca, yo diría que es “ una vida muerta “, porque en algo o en alguien debemos creer, ojalá en DIOS, los ateos dicen no creer en la existencia de un DIOS, aunque en el caso de los ateos también hay cuentos como el del ateo que se subió a un avión y se echó la Cruz, le preguntaron, cómo, ud no es ateo?, el respondió, si pero en la tierrita, en el aire es otra cosa.

Y así es, se debe creer en algo. Lo que no se debe creer es en las personas, no hay seriedad total en el ser humano, sobre todo en la actualidad, todos mentimos en mayor o menor proporción, todos cuadramos nuestras verdades a las necesidades del momento, las verdades de ahora son relativas, ya ni firmando documentos cumplimos con la palabra empeñada. Como se añora la vida de nuestros abuelos, que sin firmar nada, se comprometían sólo de palabra y cumplían con todo el rigor que la misma palabra les exigía. Ahora, todo es mentira.

En el campo del Hacinamiento Carcelario, tema al que me he referido en ésta Columna todos los miércoles, desde el pasado 12 de Abril, he dicho varias veces que LA MENTIRA ES LA REINA DEL HACINAMIENTO CARCELARIO EN COLOMBIA y que si descomponemos la palabra HACINAMIENTO, vemos: HACINA...MIENTO, o sea, mentira. Todos en éste campo carcelario mienten para su conveniencia y también he dicho en mis escritos especiales ¿QUIÉN O QUIÉNES GANAN CON TANTO HACINAMIENTO CARCELARIO EN COLOMBIA?, que definitivamente algo o alguien está detrás de todo esto y le conviene que le sigan creciendo las cabezas al Monstruo del Hacinamiento.

Vimos lo que ya pasó en la USPEC, donde la cabeza mayor, ya rodó, por los aparentes malos manejos de los dineros destinados al mejoramiento de las cárceles y de paso de las condiciones de vida de los internos. Se vió también ahí la mano perversa y cochina de la política, pues se dice que varios Senadores tenían a la USPEC como su Caja Menor y disponían de los puestos y de los recursos como si fuera su propia Empresa y su propio Patrimonio.

La unión macabra entre Justicia y Política está dando los resultados perversos que se están viendo, con un Ex-Presidente de la Corte Suprema de Justicia, actualmente preso, con otros dos en la mira, con un Ex–Fiscal Anti Corrupción detenido por Corrupto, con Senadores encarcelados por Corruptos, en fin , toda una olla de podredumbre y de porquería que afortunadamente está saliendo a flote y gracias a DIOS antes de las próximas elecciones para que al votar tengamos más conciencia y no vendamos nuestras almas a cualquier demonio disfrazado de político que nos quiera llenar nuestra barriga de tamales o nos prometa construir puentes donde no hay ríos. Es parte de lo que estoy diciendo en ésta Columna, mantener la Esperanza de un verdadero cambio. Analicemos en qué y cómo debemos mantener nuestra Esperanza viva:

EN LA POLÍTICA: lo que estoy hablando, con todo lo que está pasando, con la forma como cada día los políticos se ven más untados en casos de corrupción, se ve como la falsedad es la madre de la próxima contienda electoral, veamos un ejemplo: cuando Juan Manuel Santos inició la Presidencia quiso nombrar como Ministro a Germán Vargas Lleras. Uribe, que aparentemente puso en el trono a Santos, estuvo en desacuerdo, de ahí en adelante surgió la diferencia política tan grande que aún se mantiene, ahora, cuando Vargas Lleras se lanza a la Presidencia, se ve venir una alianza con su “ antiguo enemigo político “, Uribe, que falsedad por DIOS y nosotros los parroquianos, aquellos que en últimas decidimos quiénes nos dirigen, nos comemos el cuento de las tales alianzas y seguimos votando por éstos falsos que lo único que tienen es sed de poder, porque hay una diferencia entre el querer ganar dinero y el deseo de Poder, en el caso de Vargas Lleras, se le nota su deseo de Poder, de poder llegar a ser Presidente, es otro “ delfín “ más de los tantos que han llenado nuestros mares políticos de falsedad y de mentira, también la REINA DE LA POLÍTICA. Con todo esto, mantengo viva la ESPERANZA de que los Colombianos elegiremos a conciencia, no por nuestros intereses personales, movidos por el deseo de un tamal, de un bulto de cemento o de un trabajo, que haremos que nuestros nuevos Senadores, Representantes a la Cámara y nuestro Presidente, sean la verdadera representación política de todos los Colombianos. ESPERAR Y SOÑAR, NO CUESTA MUCHO.

EN LA JUSTICIA: también con lo que está pasando, Magistrados encarcelados, Fiscales encarcelados, el mismo Fiscal lleno de muchos cuestionamientos sin respuestas satisfactorias, se espera que se logre un cambio, que cambie la forma de elección de los Próximos Magistrados, que se separe la Política de la Justicia, que los Magistrados sean elegidos entre ellos mismos, que se crea un Tribunal de Aforados cierto e independiente que haga que se investigue con celeridad y honestidad a los altos miembros de nuestra Justicia, que quienes lleguen a éstos cargos sean verdaderos hombres de bien, honestos, probos, sabios, que hagan que sus Sentencias sean apegadas solamente a la Ley y no a sus conveniencias políticas o económicas. ESPERAR Y SOÑAR, NO CUESTA MUCHO.

EN EL CAMPO CARCELARIO, EN ESPECIAL EN EL TEMA DEL HACINAMIENTO CARCELARIO: como la Mentira es su Reina, es una lucha brava, hay muchos intereses creados en que el Hacinamiento, no sólo continúe, sino que se aumente, pero tengo la Esperanza de que con tanta lucha que se está haciendo desde varios ángulos, desde éstos espacios, desde el mismo Ministerio de Justicia, desde el INPEC, desde las altas Cortes con sus Sentencias, Doctrinas y Jurisprudencias, desde el Congreso en la medida en que se aprueben los Proyectos de Ley que beneficiarían y darían la salida de muchos internos, con todo esto, se hará que por lo menos, se logre la disminución del Hacinamiento Carcelario y porqué no, como lo dije en una Columna, lograr que se acabe totalmente el Hacinamiento, no como el sueño que yo he tenido, sino como la realidad que se debe dar con la unión y la labor de todos los que precisamente han sido los artífices del crecimiento de éste Monstruo, el Gobierno, el Congreso y la Justicia, o sea, las 3 Ramas del Poder Público en Colombia. Espero, con toda mi fuerza y es mi gran deseo que el INPEC no desaparezca, al contrario, que el Gobierno cumpla con los Proyectos que tiene de fortalecerlo y de aumentar su Presupuesto para aumentar el número de Guardias y aumentar el personal especializado en la Resocialización del condenado, principio y fin de todas las condenas, también espero que de aquí en adelante, los Directores de nuestras Cárceles, sean los mismos miembros del INPEC, los de carrera, para que se respete a la Institución y se premie la labor encomiable que hacen éstos señores día a día en el cuidado y la vigilancia de los internos, labor nada fácil y que éstos señores hacen con todo esfuerzo y responsabilidad. ESPERAR Y SOÑAR, NO CUESTA MUCHO.

EN EL CAMPO PERSONAL Y EN LA VIDA DE TODOS LOS COLOMBIANOS: Espero que en mi vida personal DIOS me siga iluminando y guiando la mano para hacer columnas que le sirvan a la gente, con todo respeto, con altura, con claridad, con conocimiento de causa y de las situaciones, sin mentiras, sin ofender a nadie, espero que el INPEC me siga proporcionando los espacios para seguir haciendo mi labor, que se logren los sueños que tengo en mi vida laboral, que se afiancen día a día más mis lazos familiares, que cada día ame más a los míos.

En la vida de todos los Colombianos, espero que sigamos en la lucha, que no bajemos los brazos, que sigamos buscando un mejor estar, que denunciemos con certeza  todo lo que tenga que ver con el abuso y el mal trato hacia los niños, que sepamos elegir el próximo año a nuestros nuevos dirigentes, que exijamos de ellos el cumplimiento cierto de sus promesas, que se hagan las revocatorias inmediatas y se de la salida de aquellos que no cumplan, todo en beneficio de cada uno de nosotros, para que seamos verdaderamente guiados por personas de bien, serias, honestas y cumplidoras de sus deberes. ESPERAR Y SOÑAR, NO CUESTA MUCHO.

Aunque digo en cada parte, que ESPERAR Y SOÑAR, NO CUESTA MUCHO, también digo que la ESPERANZA EN DIOS Y EN NOSOTROS MISMOS es lo que nos debe seguir impulsando para que nuestra vida sea cada vez mejor. De mi parte, mi ESPERANZA EN DIOS Y EN MIS CAPACIDADES, ES MUY GRANDE Y CADA DÍA AUMENTA. DIOS me permita que todo éso que espero y deseo se logre.AMÉN.

Añadir nuevo comentario