Mié, 11/01/2017 - 08:15

Noviembre, mes de la NO violencia contra la mujer

Ustedes dirán, que tiene esto que ver con mis escritos semanales del Hacinamiento Carcelario, en el escrito se verá que tiene mucho que ver, porque voy a hablar de la violencia contra la mujer que se ejerce a diario en el INPEC, amén de que el próximo 25 de Noviembre se celebra el Día de la No violencia contra la Mujer y de que al momento de salir ésta Columna será el primer día del mes de Noviembre.

El Hacinamiento Carcelario da para todo. El INPEC ha sido señalado muchas veces de violar los Derechos de los Internos, de utilizar mal los recursos que inicialmente manejaba y sobre todo, lo han señalado de ser culpable del Hacinamiento Carcelario en Colombia.

En el tema de los Derechos de los Internos y su violación, es claro que en la institución hay manzanas podridas, hay Guardianes que se han encargado de dañar la imagen del INPEC, permitiendo la entrada de celulares, de droga, castigando sin motivo alguno a los internos, en ése tema del castigo y abuso de los internos ha tenido mucha influencia la Defensoría del Pueblo en su División de Derechos Humanos y los resultados se están viendo, la situación ha cambiado mucho y ya muy poco se oye hablar de éste tema, que es algo muy negativo porque los internos no deben ser sometidos a ningún tipo de castigo diferente al pago mismo de sus condenas.

En cuanto al tema del manejo de los recursos en donde el INPEC era señalado por dilapidar los dineros destinados a las cárceles, el Gobierno lo solucionó al crear en el año 2011 a la USPEC, UNIDAD DE SERVICIOS PENITENCIARIOS Y CARCELARIOS, Entidad que se dedicó de ahí en adelante a manejar las partidas presupuestales que el Gobierno le giraba para las cárceles (desafortunadamente la cura ha sido peor que la enfermedad) y en el tema de considerarse que el INPEC es culpable del Hacinamiento Carcelario como lo han dicho incluso hasta Directores de Fiscalías en el país, ES UN ABSURDO DE MARCA MAYOR.

El INPEC es simplemente un ente que recibe mediante órdenes judiciales a las personas que están sindicadas y/o condenadas por los Jueces y así mismo, les permiten salir de las cárceles en la medida en que los mismos Jueces lo autoricen, decidir que haya menos entradas y salidas a y de las cárceles no es del resorte del INPEC, lo que sí ha pasado y estoy totalmente de acuerdo, es que el INPEC en algún momento se niega a recibir más internos, para ello aplica la denominada OPERACIÓN REGLAMENTO, que no es sino aplicar las Reglas que han sido dictadas por las Cortes en el sentido de hacer que en las cárceles los internos tengan derecho a una vida digna y el Hacinamiento hace que se pierda ésa dignidad, el INPEC con ésas medidas busca que no se pierda más la dignidad de los internos.

Pero, y a propósito de la celebración el próximo 25 de Noviembre del Día Internacional de la No Violencia contra la Mujer, me voy a referir a continuación a unas denuncias que he escuchado dentro del INPEC, denuncias que tienen que ver con el mal trato y la misma violencia contra las mujeres, guardianas y/o administrativas que son de la planta del INPEC.

Ésas denuncias han llegado a mi Messenger, por respeto a la persona que me las envió, no publico su nombre, ella me pidió textualmente que no lo hiciera y como es mi fuente no tengo la obligación de hacerlo.

La persona en mención me informa que dentro del INPEC, en muchas cárceles del país, hay muchos casos de acoso laboral, de acoso sexual, de discriminación, de prácticas antisindicales. Recordemos que hace poco, en una Columna que titulé “EL DIRECTOR DE PALOGORDO ESTÁ EN PROBLEMAS“, me referí a las denuncias soportadas que hizo la UTP (UNIÓN DE TRABAJADORES PENITENCIARIOS) en contra del Director de Palogordo, a quien acusaron de prácticas antisindicales, de persecución laboral, de violación de protocolos de seguridad, de irrespeto a sus superiores jerárquicos e incluso de que su posesión tenía vicios de ilegalidad, como quiera que estaba inhabilitado por la Procuraduría por una Sanción Disciplinaria conmutable en Multa, que no había sido cancelada por el Director, al momento de escribir ésta Columna se me informa que el señor Director de Palogordo fue trasladado a la cárcel de Popayán, en donde los funcionarios sindicalizados tampoco lo quieren recibir.

Ésa es sólo una muestra de las prácticas que se están viendo actualmente en el INPEC, ya no de violación de Derechos de los Internos, ya no de malversar los recursos de las cárceles, ya no de ser culpable del Hacinamiento Carcelario, sino de malos manejos internos que van desde el simple hecho de que su Director General no es de carrera del INPEC, sino un miembro retirado del Ejército o de la Policía, los resultados de ésos nombramientos que se hacen internamente se están viendo, resultados muy negativos.

Y hoy traigo ésta denuncia que se me ha hecho llegar en donde se habla exactamente de todo tipo de violaciones sindicales y laborales en contra de los funcionarios del INPEC, hay muchas personas, mujeres en su mayoría, que no presentan quejas y se aguantan los malos tratos para evitar traslados, carga laboral, cambios de turnos, baja calificación, etc.

Se habla de que se violan a diario los Derechos de las mujeres administrativas y del cuerpo de custodia y de vigilancia de las cárceles.

No hay programas de rehabilitación de mujeres que han sido valoradas y diagnosticadas por médicos laborales, ellas quedan en manos de las EPS, quedan expuestas a estereotipos y estigmatización de parte de compañeros y hasta de superiores por el hecho de tener problemas de salud y no poder estar laborando al 100% como lo hacía habitualmente.

Ésa es parte de la queja que recibí sobre la forma como se trata en el interior de las cárceles y del INPEC al personal de custodia y vigilancia y al personal administrativo, sobre todo a las mujeres.

Considero y es mi opinión personal, que eso se da por lo que he venido comentando en el sentido de que el INPEC perdió ése sentido de pertenencia, ya sus Directores y el mismo Director General NO ES DEL INPEC, no ha hecho carrera, es un militar burocratizado, siempre retirado, que de paso se gana dos sueldos, quitándole la posibilidad de empleo al que lo necesite, porque ellos ya tienen pensión y de paso, quitándole al funcionario que si es de carrera en el INPEC la posibilidad de hacer una mejor labor, como quiera que éste funcionario conoce los problemas y las formas de solución que a diario se presentan en nuestras cárceles y que de paso tienen como causa EL HACINAMIENTO CARCELARIO, ven que si tenía relación una cosa con la otra, cuando dije que lo de el día de la no violencia contra la mujer tenía algo que ver con el Hacinamiento?.

También se está presentando muy seguido, lo que han llamado la rotación de Directores, cosa que también considero que no es buena, pues el funcionario que está en un Penal, conoce el Penal, conoce sus Guardianes, su Personal Administrativo y de pronto por decisiones meramente burocráticas, son trasladados haciendo que se pierdan políticas sociales en beneficio de los internos o en casos peores, políticas de recuperación de internos en el mundo de la drogadicción. Eso es un juego que se acostumbra a hacer en el mundo de la política, uno ve a diario que el que era hasta hoy Ministro de Vivienda , pasa a ser ahora de Hacienda, o el que era de Salud pasa en ser del Interior, es una recocha que no permite la continuidad de programas y la seriedad de los mismos.

Desafortunadamente la parte del manejo de las cárceles está en manos del Ministerio de Justicia y tiene mucho que ver con política, es lo que se ha llamado la politización de la Justicia, además, se habla de que el Gobierno tiene como una de sus metas a mediano plazo, la eliminación total del INPEC y parece que tiene sentido, pues todo éste hostigamiento contra funcionarios sindicales, malos tratos a los empleados y traslados absurdos, hacen que se piense con seriedad que la versión tiene sentido y que el Gobierno está aplicando con el INPEC, en especial con sus verdaderos funcionarios, la llamada Ley del Cansancio, presionarlos al máximo para que vayan renunciando y hacer que lo que se ha logrado en materia sindical y laboral, se pierda.

La prueba más clara de ello, es el hecho de que el mismo Director del INPEC, es un Policía y que muchas cárceles están dirigidas por ellos que no tienen sentido de pertenencia hacia el INPEC y que han venido a ejercer presión física y psicológica para que los verdaderos funcionarios renuncien. La maquiavélica política.

Seguiré al tanto de éstas situaciones y vuelvo y les digo a los funcionarios del INPEC, a los verdaderos, que estoy a sus órdenes para ser su vocero en ésta lucha cierta que están llevando en pro de sus propios intereses y de los mismos internos.

Por eso, siempre lo he dicho y hoy lo repito: EL INPEC, EL VERDADERO INPEC, ES OTRA VÍCTIMA MÁS DEL HACINAMIENTO CARCELARIO EN COLOMBIA.

 

 

 

Añadir nuevo comentario