Vie, 06/09/2017 - 14:16

¿Quién o quiénes ganan con tanto hacinamiento en Colombia? II Parte

Foto Semana.com

El 05 de Mayo pasado escribí en ésta Revista una Columna que titulé QUIÉN O QUIÉNES GANAN CON TANTO HACINAMIENTO EN COLOMBIA, como dije que iba a seguir investigando al respecto, considero que ésa Columna fue la primera entrega. Hoy les presento la segunda entrega de ésta investigación que quiero llevar hasta las últimas consecuencias.

Para mí, es claro que alguien se está llenando los bolsillos por haber tanta gente en las cárceles y que por ése interés mezquino de hacerse ricos rápidamente, no les importa acabar con éste gran flagelo social. Decía en la primera entrega de mi investigación , que es lógico pensar que es mejor vender 100.000 almuerzos que 10.000, eso es apenas una muestra de lo que puede estar pasando actualmente en el tema tan delicado del Hacinamiento Carcelario. Como en Colombia todo se presta a la corrupción y como todo está enmarcado dentro de ése fenómeno, es fácil aplicar el adagio popular que reza: Piensa mal y acertarás.

Consideré en ésa Columna que no veía con buenos ojos que ahora todos los movimientos financieros del INPEC estuvieran en manos de la entidad burocrática que creó el Gobierno en 2011 llamada USPEC ( UNIDAD DE SERVICIOS PENITENCIARIOS Y CARCELARIOS ), que eso se podría prestar para cosas raras, pues todo lo que tenga que ver con dinero quedó exclusivamente en manos de la USPEC y ahora veo que no me equivoqué.

Para demostrar que lo que estoy pensando en cuanto al hecho de que alguien se está lucrando por éste Monstruo de 150 mil cabezas, no es producto de mi imaginación desbordada, hoy les traigo el resultado de una investigación cierta hecha y publicada por la CONTRALORÍA GENERAL DE LA REPÚBLICA, allí se demuestra que existen por lo menos 12 hallazgos fiscales en la USPEC que darían la base de un deterioro económico y fiscal por valor de $18.920 millones de pesos, ven que yo tenía razón y eso, creo, que es apenas un comienzo para llegar a conocer la realidad real de ésta situación. Ésta investigación se suma a otra que hizo la Contraloría en Agosto del año pasado, allí se hicieron 72 hallazgos fiscales que sumaron 47.000 millones de pesos.

A continuación, transcribo el Comunicado de Prensa No. 64 del 12 de Mayo de 2017 hecho por la CONTRALORÍA GENERAL DE LA REPÚBLICA, donde demuestro que mis inquietudes tienen asidero:

12 hallazgos fiscales por $18.920 millones encontró la Contraloría en Actuación Especial a la Unidad de Servicios Penitenciarios y Carcelarios –USPEC.

COMUNICADO DE PRENSA No 64

·         Pagos por ítems no concluidos y recursos pendientes por amortizar fueron las principales causas de estos hallazgos.

·         Los resultados de la Actuación Especial de la CGR revelaron graves deficiencias en la administración de los recursos destinados al proyecto denominado “Construcción y Ampliación de Infraestructura para Generación de Cupos en los Establecimientos de Reclusión del Orden Nacional”.

·         La entrega de cuantiosos recursos, a título de anticipo, en la totalidad de los contratos, ha beneficiado financieramente a los consorcios constructores.

·         Se encontró también que las interventorías dieron por recibidas y autorizaron el pago de cantidades de obra no ejecutada, no terminada, no instalada o que no cumplen las especificaciones mínimas.

·         Visitas realizadas por la CGR durante el primer semestre de 2017, a 26 establecimientos carcelarios, demuestran nulos avances en las observaciones formuladas en las auditorías de 2016, con lo que persiste el Estado de Cosas Inconstitucional declarado por la Corte Constitucional.

Con lo anterior, podemos ver en qué partes específicas se dieron los hallazgos fiscales, se ve por ejemplo, que esencialmente se habla de las graves deficiencias en la Administración de los recursos destinados a la Construcción y Generación de cupos en las Cárceles del país, se entregaron cuantiosos recursos a título de anticipo a consorcios constructores sin hacer las obras, las interventorías de la USPEC autorizaron el pago de obras no ejecutadas y con esto se nota que no se está cumpliendo lo dicho por la Corte Constitucional en cuanto a observaciones hechas en Auditorías.

Como vemos, un despilfarro total de dineros que se destinaron originalmente para el mejoramiento de las cárceles y de las condiciones mínimas vitales de los internos. Así es imposible, porque aunque exista el deseo de hacer algo, todo se queda en nada, pues los dineros toman otros caminos.

A continuación, dentro del mismo informe, se hará una descripción detallada de los ítems encontrados en la investigación:

Bogotá, 11 de mayo de 2017.-

Con  17  hallazgos  administrativos, de los cuales 12 tienen alcance fiscal por  valor de $18.920 millones de pesos y 14 presunta connotación disciplinaria, culminó una nueva Actuación Especial de Fiscalización de la Contraloría General de la República a la Unidad de Servicios Penitenciarios y Carcelarios –USPEC.

Esta vez el órgano de control evaluó la gestión del proyecto para Construcción y Ampliación de Infraestructura para Generación de Cupos en los Establecimientos de Reclusión del Orden Nacional.

Se revisaron los proyectos de ampliación en 5 Establecimientos Carcelarios de Alta y Mediana Seguridad (Espinal, Tuluá, Buga, Ipiales y Girón), así como sus contratos de interventoría, y el convenio marco interadministrativo de cooperación No. 20 de 2013, suscrito con la Universidad Nacional de Colombia.

Como vemos, dentro de la revisión se habla de la Cárcel de Palogordo en Girón, eso demuestra que allí se planeó hacer obras de ampliación, recuerden que en otra Columna donde hablé de la mentira como reina del Hacinamiento, dije que ésas obras no se habían hecho, ahora lo demuestro, el plan se creó, pero por la pérdida de los dineros, la obra no se realizó.

Ahora, el informe trae una descripción detallada de cada uno de los hallazgos, veamos:

Anticipos que han beneficiado a los consorcios constructores:

Los resultados de la Actuación Especial revelaron graves deficiencias en la administración de los recursos destinados al proyecto evaluado, pues la entrega de cuantiosos recursos a título de anticipo en la totalidad de contratos, ha beneficiado financieramente a los consorcios constructores, sin que tales condiciones se reflejen en la atención oportuna de los plazos contractuales y especificaciones pactadas.

Así mismo, la Actuación Especial reveló que las interventorías dieron por recibidas y autorizaron el pago de cantidades de obra no ejecutada, no terminada, no instalada o que no cumple con las especificaciones mínimas establecidas en los documentos contractuales.

La situación descrita llevó a que en algunos casos los Contratistas de Obra debieran realizar reversiones de las cantidades de obras no ejecutadas en actas subsiguientes, las cuales seguían pendientes de compensación por parte de la Tesorería de la USPEC.

Se inician contratos de construcción sin diseños definitivos:

Otras situaciones evidenciadas en la Actuación de control fiscal revelaron el inicio de contratos de construcción sin la existencia de diseños definitivos, lo que conllevó posteriores retrasos y desfase de precios, así como el pago de costos directos por encima de costos reales, incrementando la utilidad del contratista por concepto de intermediación, en detrimento de los intereses de la entidad estatal, o modificaciones a la cimentación de los proyectos, sin el aval del diseñador.

La Contraloría elevó también a daño patrimonial la ejecución y pago de contratos de diseño de establecimientos de reclusión que no contaban con recursos para su construcción, lo que tornó en inútiles las inversiones hechas para tal fin.

La USPEC no ha acatado mandato del Plan de Desarrollo:

Otras de las conclusiones que evidencian la crisis del sistema y la lenta reacción estatal frente a la implementación de soluciones, radica en que la USPEC ha renunciado a la posibilidad de establecer un diseño estándar de establecimiento y cupo carcelario, para ser adoptado en las cárceles ya existentes.

Esto a pesar del mandato en tal sentido del Plan Nacional de Desarrollo PND 2014-2018, que ordena el diseño de un Plan Maestro de Reposición, Rehabilitación y Mantenimiento de la Infraestructura. Tampoco se evidencian aportes en tal sentido por parte del Ministerio de Justicia y del Derecho, ni del INPEC  como operador principal del sistema. 

Ningún nuevo cupo carcelario en servicio:

De la misma manera, la Contraloría determinó que a diciembre de 2016 no se había puesto en servicio ningún nuevo cupo carcelario, pues los entregados corresponden a adecuación  y ampliación en establecimientos existentes, y los proyectos de nueva infraestructura padecen de constantes retrasos y prórrogas, en consonancia con las conclusiones divulgadas en Boletín Macrosectorial No. 3.

Auditorías en curso evidencian pocas mejoras:

En desarrollo de sus funciones constitucionales y legales, así como en cumplimiento de las órdenes de seguimiento impartidas por la Corte Constitucional, la Contraloría General de la República programó para el primer semestre de 2017 la realización de auditorías al Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario INPEC y la Unidad de Servicios Penitenciarios y Carcelarios USPEC, con el fin de constatar el estado actual de algunos establecimientos y el grado de avance en las acciones de mejoramiento sobre los hallazgos formulados en otros centros visitados.

Dentro de las auditorías que en la actualidad se vienen adelantando, la CGR ha ejecutado acciones de control en 26 establecimientos de reclusión en los departamentos de Antioquia, Boyacá, Cauca, Córdoba, Huila, Nariño, Norte de Santander, Putumayo, Quindío, Risaralda, Santander y Tolima, cuyos resultados serán revelados antes del 30 de junio del año en curso, fecha estimada de liberación de las auditorías al INPEC y la USPEC.

Persisten deficiencias en Cárcel de Bellavista:

Las primeras conclusiones evidenciadas por la CGR en la visita efectuada al EPMSC Bellavista en Medellín, coinciden con el pronunciamiento del Defensor del Pueblo, quien solicitó el cierre inmediato de dicho establecimiento, debido entre otras razones al elevado hacinamiento, cercano al 300%, que no ha disminuido desde la última visita del Órgano de Control en la vigencia 2016.

Así mismo, se pudo constatar que persisten las deficiencias en la infraestructura de las áreas de preparación de alimentos, baterías sanitarias, instalaciones eléctricas, disposición y almacenaje de residuos sólidos, ausencia de áreas de comedor y de visitas conyugales.  Finalmente, el cierre del patio 2 por riesgo de colapso conllevó el aumento del hacinamiento en los restantes patios del penal, sin que se hayan implementado medidas para mitigar el impacto de esta clausura parcial.

Estas y otras conclusiones obtenidas en las restantes visitas, cuyos resultados están pendientes de hacerse públicos, denotan limitados avances frente a las situaciones evidenciadas en ejercicios de control anteriores y los parámetros mínimos establecidos por la Corte Constitucional, lo que no permite vislumbrar la superación del Estado de cosas inconstitucional en el mediano plazo.

Como se ve, la situación es muy delicada, pues han sido dos investigaciones en menos de un año que dejan dudas sobre el manejo de alrededor de 66.000 millones de pesos, éso es muy grave y se deben exigir las sanciones fiscales y penales debidas y hacer los controles necesarios para evitar que los recursos destinados para las cárceles tomen otros destinos.

Mi siguiente paso es averiguar directamente en la Contraloría los procedimientos a seguir para hacer las imputaciones fiscales y penales del caso a los funcionarios inmersos en éstos malos manejos. Y seguiré averiguando para ver quiénes más, además de la USPEC, están utilizando en forma indebida los recursos que se destinan para las cárceles y para los internos.

Seguiré informándoles. #nomáshacinamiento. Amén.

Añadir nuevo comentario