Mié, 09/27/2017 - 07:34

Un trabajo verdaderamente social

En la Cárcel Modelo de Bucaramanga, hay muchos problemas, pero también hay cosas buenas, por ejemplo hay una Oficina encargada de hacer algo a diario por los internos, por su beneficio y el de sus familias.

Sí, en verdad en la Cárcel Modelo de Bucaramanga la situación es muy complicada.

Hay cerca de 3.000 internos en un sitio que fue construido originalmente para albergar a 750, que por efecto del crecimiento de su población carcelaria fue aumentada a una capacidad instalada de 1.250 internos, su infraestructura está bastante deteriorada como quiera que es una cárcel construída hace más de 60 años, su parte eléctrica es una completa bomba de tiempo, hace poco se presentó un incendio en algunas celdas, obviamente la capacidad eléctrica es la misma de hace 60 años con algunos pequeños cambios que no se comparan con el crecimiento de su población y con el uso exagerado que le dan los internos, la salud es algo totalmente deficiente, el pasado domingo en el Noticiero de Noticias Uno, en el Especial QUE TAL ESTO, se habló del elefante blanco que existe en la Cárcel, en su interior se construyó una Unidad de Salud con buenos equipos y con buenas instalaciones, la USPEC la construyó por un valor cercano a los 1.500 millones de pesos, sin embargo, a la Unidad le faltó un pequeño detallito, no tiene luz, como lo oyen, no tiene subestación eléctrica, según los entendidos en la materia puede costar alrededor de 10 millones de pesos solamente y nadie, ni la Alcaldía, ni la Gobernación, ni la misma USPEC han hecho algo para adquirirla y por eso, la Unidad de Salud que podría ayudar a los graves problemas sanitarios de la cárcel, está paralizada. En éste tema, la Cárcel se está viendo muy afectada como quiera que se han producido brotes de tuberculosis, de enfermedades contagiosas, incluso, la misma Guardia se ha visto afectada.

Adicional a todo lo anterior, está el tema de la falta de personal del INPEC, tanto en materia de guardias, para el cuidado de los internos, como para el efecto principal de toda cárcel, la resocialización de los internos condenados, no existe personal especializado para el tratamiento penitenciario necesario para ello, principio básico de toda condena, la culpa de esto la tiene el Hacinamiento Carcelario que no permite tener los espacios necesarios para la atención cierta del personal de condenados que por Ley deben acogerse a sistemas de Redención, no solo para la reducción de sus penas, sino para cumplir con el fin de la misma condena, su Resocialización y su acercamiento a la Sociedad, a aquella que ellos lastimaron con sus malos actos y la culpa también la tiene el Gobierno que no destina los recursos necesarios para que el INPEC amplíe su planta de personal y cumpla mejor su labor; últimamente se oyó que el Gobierno había autorizado un aumento del Presupuesto para el INPEC para el incremento de su personal, hasta el momento, no se ha visto nada de lo propuesto.

Pero, como no se trata de hablar sólo de lo malo, también hay que hablar de lo bueno que pueda existir dentro de la Cárcel Modelo de Bucaramanga, recordemos que dentro de la Cárcel Modelo de Bucaramanga funciona en uno de sus Patios la llamada COMUNIDAD TERAPEÚTICA NUEVOS HORIZONTES, Comunidad que lucha con cerca de 200 internos para su recuperación del mundo del vicio de las drogas, en Columna aparte y Especial de hace unos meses hablé de ésta Comunidad, de su Director, el Dragoneante Heriberto Flórez, y de la buena gestión que hacen en pro de éstos señores que además de soportar el peso de sus condenas, llevan encima el flagelo del vicio de la droga.

Así mismo, hablando de lo bueno que hay dentro de la Cárcel Modelo de Bucaramanga, hoy voy a hablar de otra Oficina que se encarga del mejor estar de los internos, se trata de la OFICINA DE TRABAJO SOCIAL, Oficina a cargo de la DRA. CLAUDIA MILENA ROJAS ROJAS, ella, amable como siempre, me dedicó un tiempo de su trabajo, me recibió en su Oficina dentro de la misma Cárcel y me dio detalles de su vida profesional y del trabajo que realiza día a día con cada uno de los cerca de 3000 internos.

Me describió su actividad textualmente de la siguiente manera:

MI LABOR COMO TRABAJADORA SOCIAL EN EL ESTABLECIMIENTO ES CUMPLIR UNA SERIE DE FUNCIONES ESTABLECIDAS POR LA SEDE CENTRAL INPEC, BOGOTÁ Y POR OTRO LADO, ES FORTALECER LOS LAZOS ENTRE EL INTERNO Y SU FAMILIA, ES DARLE UN MOTIVO DE SONREIR A PERSONAS QUE ESTÁN PRIVADAS DE LA LIBERTAD, DE VER A SUS HIJOS, ESPOSAS Y PADRES QUE POR DIFERENTES MOTIVOS NO PUEDEN VENIR AL ESTABLECIMIENTO, POR RECURSOS, POR DISTANCIA, POR TRABAJO. PARA ESTO SE REALIZAN ENCUENTROS DE FAMILIAS, VISITAS EXCEPCIONALES. TAMBIÉN SE HACEN GESTIONES PARA EL INTERNO, COMO DONARLE MEDICAMENTOS QUE NECESITEN PARA UN TRATAMIENTO, DONARLES ROPA A AQUELLOS QUE NO TIENEN VISITAS, GESTIONAR REFRIGERIOS PARA AQUELLOS INTERNOS QUE ESTÁN  REALIZANDO ACTIVIDADES DE REDENCIÓN.

TAMBIÉN SE BUSCA TRAERLES ALEGRÍA, TRAYENDO PERONAS DE AFUERA QUE REALICEN ACTOS CULTURALES O DE CAPACITACIÓN, COMO LAS JORNADAS DE PELUQUERÍA QUE SE REALIZAN SEGUIDAMENTE EN EL ESTABLECIMIENTO POR LA ACADEMIA MARLENE, ES APOYAR A LOS INTERNOS PRIVADOS DE SU LIBERTAD PARA HACERLOS SENTIR ALEGRES EN MEDIO DE SUS TRISTEZAS.

Como lo pueden ver, suena bonito, es una labor seria, dedicada, no es fácil levantarle el ánimo a un interno que por su error cometido, o por lo que sea, ha dejado completamente sola a su esposa y a sus hijos, quedando ellos en la completa orfandad económica pues él era el que abastecía el hogar para todo, recordemos que en una Cárcel lo que reina es la tristeza, sin embargo, la Dra. Claudia y su equipo de trabajo hacen una gran labor. En cuanto a su vida Profesional, al equipo de trabajo de la Oficina de Trabajo Social y a la forma como desarrollan sus labores, me contó lo siguiente:

CLAUDIA MILENA ROJAS ROJAS, Profesional, es la encargada de la Oficina de Trabajo Social de la Cárcel Modelo de Bucaramanga, también está estudiando actualmente Psicología, dice que es verdaderamente su carrera. Su labor en la Cárcel depende de la Oficina de Atención y Tratamiento, que actualmente está a cargo del Dragoneante Jesid Camargo. La Dra. Claudia lleva alrededor de 5 años en el INPEC.

Claudia, para el buen desarrollo de su labor, cuenta con la ayuda de 3 Practicantes: 2 de la UIS y una de la Universidad Francisco de Paula Santander, la Pacho de Cúcuta. Ellas hacen lo que es una verdadera labor social, Claudia es otra muestra más de la seriedad y calidad humana de los funcionarios del INPEC, la que muchas veces he expresado en mis diversas Columnas.

Todos los días, Claudia va a los diferentes Patios, Pabellones o Comunidades de la Cárcel, agenda en mano toma la información que le suministran los internos y que tienen que ver con sus diferentes necesidades, muchas veces, los internos deben hacer llegar dichas necesidades por medio de cartas, de acuerdo con la urgencia del asunto solicitado.

Dentro de las necesidades que se mencionan a diario están las colchonetas para el descanso de los internos, Kits de aseo, pero también visitas virtuales, que tienen que ver con aquellas visitas de familiares que no pueden estar físicamente en la Cárcel, la Oficina de Trabajo Social hace los trámites con los datos que le da el interno y hace los contactos para que de manera virtual se puedan conectar con ésos familiares, éstas visitas sólo operan para condenados, también se hacen Jornadas de Cedulación con la Registraduría, visitas excepcionales, para aquellos familiares que no pueden ir a la cárcel, por ejemplo, en el caso de aquellos niños que no son hijos legítimos de los internos y que por efecto de la Ley 1709 de 2014 se les impide ingresar en las visitas de los domingos cuando les corresponde el ingreso a los hijos, matrimonios civiles, católicos o cristianos, celebraciones especiales, eventos de familia que se hacen por lo menos cada 4 meses para internos discapacitados, adultos mayores, indígenas y miembros de la comunidad LGTBI.

Por éstos días la Oficina de Claudia está llevando a cabo las actividades por la celebración de la fiesta de la Virgen de las Mercedes, las fiestas terminan el próximo viernes con el evento de clausura en la cancha de la cárcel.

Claudia y su grupo hacen también actividades de Peluquería con la Academia Marlene o la de Michell, adicionalmente hacen los trámites a los internos para el reconocimiento de hijos, visitas domiciliarias para el permiso de hasta 72 horas y así mismo jornadas mensuales o cada dos meses de PYP, PROMOCIÓN Y PREVENCIÓN con el apoyo de la Secretaría de Salud, esto en el caso específico de temas sexuales, charlas, talleres y la entrega de condones para evitar la propagación de enfermedades venéreas.

Como podemos ver, son diversas las actividades que realiza ésta joven y hermosa mujer, quien está demostrando un amor y una pasión cierta hacia su labor, oírla hablar de lo que hace es bastante agradable, se nota que ama su trabajo.

Como dato adicional y aprovechando que hice éste trabajo de campo en la cárcel Modelo de Bucaramanga, les informo el dato actualizado de la cantidad de internos que hay al día de hoy, se conoce como “ EL PARTE DE HOY “: 2.792 internos: 1.507 sindicados y 1.285 condenados. Siempre he dicho en mis Columnas que si a nivel carcelario se respetaran y se cumplieran las normas vigentes en cuanto a que los sindicados no estuvieran en ésta cárcel, sino bajo custodia de los Entes Municipales,  la Cárcel Modelo no tendría Hacinamiento porque sólo tuviera condenados y se contaría con el espacio suficiente y necesario para su custodia, todo sería distinto. Vemos también que la cifra, aunque muy poco, sigue disminuyendo y el Hacinamiento hoy está menor que en el último reporte que les informé, en el día de hoy el porcentaje de Hacinamiento es del 84%.

Ésta es mi Columna en homenaje a otra Oficina de la Cárcel Modelo de Bucaramanga donde se muestra el trabajo serio y honesto de sus funcionarios. Mis respetos Dra. Claudia y gracias por recibirnos y por toda su información y siga por favor tratando de llevar sonrisas a los corazones tristes de los internos. DIOS LA BENDIGA. AMÉN.

There is 1 Comment

Excelente reseña... Evidencia la dificultad de laborar sin las herramientas suficientes, la tenacidad y profesionalismo de muchos funcionarios del Instituto.

Añadir nuevo comentario