Mié, 10/18/2017 - 08:28

¿Vivimos en un país de bandidos?

Es una pregunta obligatoria en los actuales momentos en Colombia, lo peor, es que la respuesta es positiva. Los últimos acontecimientos me dan la razón, estamos viviendo en un país de bandidos.

La mayor manifestación de una Sociedad en crisis es el crecimiento del Hacinamiento Carcelario, es ver como día a día la delincuencia crece, esto tiene muchas raíces: la falta de oportunidades laborales (el Gobierno es culpable al no crearse las oportunidades de trabajo necesarias), la drogadicción, el gran problema social que afecta sobre todo a las juventudes del país, la mala calidad moral y de valores que se ha enraizado en las personas, se crece con la concepción del más vivo, “del que roba es el más despierto”. Tengo como experiencia negativa la historia de unos niños en un Colegio en donde todos los días se les pierde algo, son los mismos niños los que se los roban y al llegar a sus casas encuentran la complacencia de sus padres, quienes les celebran su “ viveza “ haciendo despertar en ellos el deseo de quedarse con lo que no es de ellos desde pequeños.

Siempre he dicho en mis Columnas que el Hacinamiento Carcelario es un Monstruo al que se le han crecido sus cabezas de una forma descontrolada, pero, viendo como está el país y cómo la delincuencia pulula en las calles, sin ningún control, el dato actual de Hacinamiento es corto, pues si lo comparamos con la probable población total existente de 48 millones, ante una población carcelaria de 150.000 internos, estamos hablando de un poco más del 3 por mil, cifra que considero muy baja, esto obedece a varios factores:

  1. A la falta de espacio en las cárceles.
  2. A la presión que se ha ejercido desde varios ángulos del país, incluso desde mis Columnas  y las de varios colegas, que han hecho que se cambie la mentalidad carcelera de los Jueces.
  3. A la promulgación de Leyes que han parado en parte el crecimiento exagerado del Hacinamiento.

Pero, si no fuera por éstos factores, muy seguramente tendríamos cárceles llenas totalmente con promedios de internos por encima de los 200 mil y con datos estadísticos nacionales de más del 100%.

Es una realidad. Ver lo que está pasando en nuestra Justicia es la manifestación clara de la pobreza de ésta Rama del Poder Público y de la pobreza que hay en las mentes y en los corazones de quienes la ejercen. Las Instituciones no son las malas, las Profesiones tampoco, lo que son malos, dañados y corrompidos son los funcionarios que llegan a éstos cargos a hacer “CARRERA DE ENRIQUECIDOS ILÍCITOS “, por eso es común ver en la actualidad a mucha gente manejando carros de alta gama, viviendo en los Barrios más cachizudos de la ciudad, aquellos a quienes uno antes los veía manejando carros modestos y viviendo en arriendo. Ahí está el detalle, ya no hay control de nada, Colombia se llenó de Bandidos.

En la Política, ni hablar, es imposible matemáticamente pensar en que un aspirante al Senado, o a la Cámara haga su campaña política para llegar a éstos cargos honestamente. Una campaña de éste orden puede valer 4 o 5 mil millones de pesos, ellos al ganar empiezan  a devengar sus emolumentos mensuales, se ganan 30 millones por 12 meses, son 360 millones al año, por 4 años, son cerca de 1.500 millones de pesos, obviamente de ése valor ellos viven con sus familias y sus vidas se vuelven muy costosas porque pasan como les dije antes, de un Barrio humilde y de un carro modesto a un Barrio alto y un carro de alta gama, entonces, se puede perfectamente hacer la pregunta obligada: ¿DE DÓNDE SACAN PARA HACER SU CAMPAÑA?, ellos recurren a las “ayudas“ de sus amigos y copartidarios, pero ésas ayudas no son gratis, ellos le venden el alma al que sabemos y comprometen sus puestos a pagarles a sus amigos, sus aportes. Es muy poco el político que hace campañas baratas, que no recurre a los medios masivos de comunicación, que no tiene mucha publicidad, o que no compra conciencias para alcanzar ése puesto, que “bien administrado” le va a representar un cambio de vida y una mejor posición, por mucho tiempo. Para ello, hacen lo que tengan que hacer, terminan muchas veces enredados y como se ha visto, en cárceles, por haber untado sus manos cogiendo dineros que no eran de ellos.

Y todo eso también se da por la falta de valores y ésa falta de valores, se está recrudeciendo diariamente en Colombia, ya nadie respeta nada, lo raro ahora es ver a alguien respetando una fila, ayudando a un anciano a cruzar una calle, recogiendo lo que hizo su perrito y sobre todo no tocando lo que no es de él, lo que si se ve es todo lo contrario.

¿QUÉ HACER PARA IR SOLUCIONANDO ÉSTE GRAN PROBLEMA?, se debe empezar desde el niño, los Padres estar pendientes de ellos cuando regresan del Colegio, aunque eso ahora en Colombia se ha vuelto una tarea casi imposible, pues los Padres, ambos, salen a trabajar, obligados por la situación económica, cuando sus hijos regresan, ellos no están en la casa, no se dan cuenta que el niño trae un lapicero que no es suyo, que trae dinero, que trae un bolso o una cartuchera que no es de el, ahí se empieza a combatir la corrupción, que el niño sepa que robar es malo, que atenta contra todo principio físico, moral y hasta religioso, que todo eso va haciendo germinar en el niño semillas de maldad, que tarde o temprano los lleva a meterse en bandas juveniles, luego en bandas criminales, obviamente todo bajo el manto maldito de la droga y termina finalmente en una cárcel llenando estadísticas de Hacinamiento como las que se están viendo. Es el llamado CÍRCULO VICIOSO DE LA DELINCUENCIA.

Lo que ha pasado a nivel carcelario con la USPEC, con su Directora, quien fue destituída por los malos manejos de los recursos que el Gobierno le puso en sus manos para la adecuación y arreglo de los Penales, para los Contratos de alimentación, para el buen funcionamiento del INPEC, la señora, parece que prefirió hacer uso de la “Escala de Valores” que hay en la actualidad y destinar dichos Recursos a cosas diferentes y a personas diferentes. Hoy se inició por parte de la Procuraduría un Proceso por Responsabilidad Política y muy seguramente terminará inmersa en un Proceso Penal.

Qué lamentable y todo por lo mismo, porque nos convertimos en Bandidos, todo lo queremos a la brava, sin trabajar ciertamente, buscando solamente nuestro beneficio, pasando por encima del que sea, incluso de nuestra propia familia, quien es en últimas la más perjudicada de éstas formas de vida que nos hemos inventado.

No hay esfera social, política, económica, cultural o judicial, que no esté afectada por éste virus de la Corrupción, ya penetró en nosotros, ya hizo metástasis, ya se metió en nuestra sangre, no hay negocio que se haga sin el CVY (CÓMO VOY YO), lo dicho, tiene que haber un cambio de raíz, como dicen los tahúres, volver a barajar y volver a repartir, desafortunadamente la generación actual ya no va a conseguir ése cambio, pero viendo lo que está pasando hagamos la lucha con nuestros nietos y ellos a su vez con sus hijos para ver si se logra incubar ése huevo de rectitud, de honradez, de seriedad y de cumplimiento y quitarle a éste país el rótulo innegable que tiene: UN PAÍS DE BANDIDOS.

Personalmente, tengo que comentar algo que me ha venido sucediendo. Muy seguramente, a raíz de mis Columnas y de la forma como digo las cosas, estoy siendo víctima de Correos amenazantes. Sirva éste espacio para recordar a quienes lo están haciendo que no les tengo miedo. Lo que escribo, lo hago con seriedad, con conocimiento de causa, con bases, escribo COLUMNAS, NO CALUMNIAS. El que sienta que lo he ofendido que me lo diga y si tiene la razón, con la misma seriedad con la que he escrito durante éstos 4 años anteriores, le pediré las disculpas debidas. Pero no sean cobardes, no se escuden en correos falsos que no se pueden responder para amenazar, es una demostración más de lo que he dicho en ésta Columna, somos Bandidos, porque utilizar los medios electrónicos actuales para atacar o para asustar a las personas, no lo hace la gente seria, lo hacen los Bandidos. Para demostrar que nadie, SOLO DIOS, me hará desistir de mis deseos de escribir, siempre con la verdad, les dejo mi Correo para que me escriban, si son Correos que se puedan responder, lo haré, si son provenientes de Bandidos, no se podrán responder, mi Correo es: herman-tilla@hotmail.com.

#seguimos en la lucha y en mi caso, mientras DIOS ME LO PERMITA, seguiré en la lucha para sembrar una nueva semilla en éste, el país más hermoso del mundo y quitarle definitivamente y por siempre el título de UN PAÍS DE BANDIDOS. AMÉN.

 

There is 1 Comment

Buenos días este es mi aporte como un ciudadano más que esperamos una colombia diferente en todo el sentido de la palabra ojalá que una d JBe las propuestas de alguno de los precandidatos presidenciales fuera la de bajar disminuir al cincuenta por ciento en el Senado y cámara con esa cantidad de billones que se roban estos bandidos se invertirán en la población más pobre de Colombia

Añadir nuevo comentario