Jue, 02/01/2018 - 07:39

Luna

Contribución de Jairo Rivera Morales.

Luna, compañera de las almas, refugio espiritual de los desengañados, cólquide hasta donde se remontan nuestros sentipensamientos, ora desolados, ora esperanzados...

Que los efluvios de esta noche atípica nos traigan la energía necesaria para imponer la costumbre de la paz en nuestra tierra colombiana, herida y desgarrada; y para derrotar el empeño letal de coterráneos de alma aleve, cuyo talante violento y exterminador los incita a continuar llenando nuestros campos de cruces, y a seguir tiñendo los ríos de la patria con sangre humilde de  connacionales honrados, sinceros y genuinos. Luna querida: Deja caer sobre nosotros el conjuro de la paz. Si permites que esto ocurra, te prometo que siempre viviré enlunado. (J.R.M.)

Añadir nuevo comentario