Mar, 12/19/2017 - 13:51

¿Para qué escribir?

Colaboración para el Rincón del Bohemio de Miguel Ángel Hoyos Zuluaga. Fotografía de Miguel Ángel Hoyos Zuluaga.

Escribir es el arte de la voz, escribir es importante como contar cosas inéditas, es parte del saber y del entender para un público selecto en un escenario propicio.

ESCRIBIR ES IMPORTANTE PARA DARNOS CUENTA TODO LO QUE NOS PASA EN LA MENTE

Es el método en donde mis pensamientos empiezan a construir una idea, como el poeta con sus poemas, como el escritor con sus escritos, como el profesor con sus enseñanzas y como el músico con sus composiciones.

Escribo porque veo que lo necesito hacer para dar mi punto de vista de cualquier tema que se hable, también escribo para compartir mis experiencias hasta el momento actual de mi vida, es parte de desahogarme y continuar mis ideas con alguien para sentir lo que pienso.

ESCRIBO PARA FORTALECER MIS IDEAS Y COMPARTIRLAS CON LOS DEMÁS

Escribo para combatir mis angustias y mis inquietudes con relación a mi vida, es mi herramienta para trabajar mis aspiraciones y también para construir un sentido de la existencia, en encontrar salidas concretas y soluciones rápidas. Escribir no es solamente tener un bolígrafo en la mano, escribir es acentuar tus convicciones reiteradas veces y en reiteradas formas. “Si no escribo muero”. Eso se percibe en alusión a los escritores que brindan declaraciones por sus obras literarias. Hay que escribir,  “como el río que pasa debajo del puente”, las ideas se escriben a medida que la mente da pautas de guía y de espacio para explicar cualquier evento o cualquier suceso.

Escribo para entenderme yo mismo, para entender el mundo en los escenarios más insólitos que uno puede imaginar a través del tiempo y de la historia. El escritor Italiano Umberto Eco alguna vez le dijo a sus hijos que ya habían crecido para contar sus historias. Otro escritor importante fue Juan Marce. Él escribía novelas con el objetivo de tener una buena estética, que para él era sentirse vivo.

La escritura marca una diferencia en los humanos, es el discurso bien escrito y bien hablado, por eso el soñar, el cantar, el reír son parte de una inspiración netamente humana para decir sus ideas o sus historias a través del mundo en que circundan. Quiero citar algo que dijo Rubén Fonseca: “En el principio del amor por la imaginación era inventar fábulas e ideas y soñar”. La escritura es la razón de existir y de vivir cada experiencia, no importa que tenga ficción, lo importante es creerse el cuento y trabajarlo porque la invención es la construcción de tu historia.

ESCRIBIR ES CURAR LAS HERIDAS DEL PASADO, PARA TENERLAS EN CUENTA EN EL PRESENTE

Escribir es una medicina que cicatrizaba a pacientes con heridas, se curaban más rápido que los que no escribían.

Escribir es también resolver problemas sin dejar vacíos en el aire, evitar guerras de oprimidos, esos mismos que censuraban para que no pudieran escribir, para que no pudieran protestar.

El arte de escribir es la voz del pueblo y con el pueblo. La historia es contada por la escritura en su excelencia, los grandes acontecimientos de la humanidad se han visto por la misma, por eso escribir cura a los débiles y también a los opresores por más violentos y hostiles que sean, el escribir da poderes a la literatura y no a la guerra.

PORQUE ESCRIBIR NOS DA PODERES A LOS INDIVIDUOS EN MOMENTOS CRUCIALES DE NUESTRA HISTORIA.

Tal vez, para remontarnos a lo que sucedió en un momento dado de la historia de nosotros mismos u opinar de algún episodio histórico de nuestro país, la doctrina del escribir es ocupar su confort en una forma más silenciosa para comentar, controvertir y compartir su escrito de alguna manera con autocrítica.

Es dar un mensaje simple, o dar una interlocución de debate con el oponente. Es la afirmación de algo que nace en tu interior para ser escuchado en cualquier escenario que este propiciado.

Pero la sociedad y el mundo han construido la escritura con base en una imaginación, que gracias a eso hoy podemos vislumbrar la oscuridad con el amanecer, dándonos un compás de espera a nuestras posturas o diatribas enquistadas de mala leche, para dejar mal parado a nuestro adversario.

Para escribir solo necesitas un escritorio, un bolígrafo y un ordenador, es la consigna de nuestra historia para plasmarla con benevolencia y buen ánimo.

Paul Auster dijo lo siguiente: “Para mí, escribir no es una cuestión de libre albedrio, Es un acto de supervivencia”.

Escribir convoca al individuo a pelear y a disertar sus convicciones a través de su experiencia y de su trayectoria, para suscitar sus mismas declaraciones ante un escenario público, definir la postura de su ideario.

Concluyo diciendo: Gracias a la escritura por sus grandes beneficios impolutos, por hacernos protagonistas de un escenario completo e íntegro en un mundo lleno de desventajas y de egoísmos, por eso creo, que escribir es la batuta de los débiles y no la degradación de una sociedad interesada en lo particular y no en el bien común.

Por eso escribo para difundir mis ideas, para que los demás me las refuten de una forma tranquila y diligente.

 

Añadir nuevo comentario