Mar, 11/14/2017 - 06:31

¿A dónde quieres llegar?

Me quedo perplejo de cómo la gente diseña su vida. La manera de establecer sus metas está casi siempre mal descrita. La mayoría lo describe como una simple lista, pero yo te diré la manera que mejor funciona.

Para empezar ten metas para soñar. ¡Para soñar!

Y luego divide esas metas en pequeñas submetas para que las veas alcanzables.

Puedes montar una multinacional, escalar el Everest o ir en una nave tripulada a Marte. Pero tienes que medirlo y ser específico. Si quieres ser rico ¿cuánto dinero exactamente quieres llegar a tener?

Si quieres ser un genio de la escalada ¿cuándo, cómo y con quién llegarás a tu cumbre favorita?

Por eso subdivide siempre tu gran objetivo en pequeños. Así irás viendo cómo avanzas y serás feliz por el camino.

"¡Pero no tengo tiempo para establecer objetivos, tengo demasiado trabajo!" creen algunos.

Muy bien. Pues seguirán teniendo más trabajo si no tienen metas ni planifican.

Es un círculo vicioso porque sin ideas claras se quedarán siempre donde han estado.

Sé distinto al resto. Diseña tus objetivos primero.

En cuanto empieces a pensar, verás modos de hacer más rápido lo que hacías. Unos pocos minutos diseñando objetivos son horas ahorradas de trabajo ineficaz.

Todo el tiempo diseñando tu futuro es tiempo ganado. Pensando atacarás tus grandes planes, esos que ahora pospones y sólo ves como un sueño lejano.

Así que ha llegado el momento de ser serio. ¿A dónde quiere llegar en el futuro? ¿Con quién quieres tratar? ¿Qué es lo que de verdad te gustaría en la vida? Siéntate o túmbate hasta dar con ello. Encontrarás verdadera satisfacción cuando lo hagas.

Muchos otros necesitaron una fuerte experiencia para ver lo que querían.

El nacimiento de un hijo, una muerte cercana o un traslado a otra ciudad fue el detonante de descubrir lo que de verdad querían.

Pero puedes evitarlo si insistes sentándote en calma a diseñar tus metas. No puedes perder tiempo esperando un sobresalto revelador.

Por tus metas,

David

Añadir nuevo comentario