Lun, 12/04/2017 - 07:10

¿Alguna vez has tomado la decisión definitiva de "¡Voy a tener éxito!"?

Los que no tienen éxito nunca toman esa decisión. O sea: la mayoría nunca toma esa decisión. ¿Sabes lo que pasará si preguntas a alguien que conozcas si quiere llegar lejos?

Mirará a otro lado, se reirá pensando que es obvio... Pero le costará un mundo contestarte. Y no digamos si le pides ser específico. Dudará y al final te contestará con alguna contradicción sobre que el-dinero-no importa-pero-quiere-un-trabajo-bien-pagado.

Si insistes con él: "¿Qué es lo que realmente quieres en tu vida?" Aún pondrá una cara más rara y responderá: "Bueno, es que mi caso es distinto..."

Y de repente se dará cuenta de algo: Que no sabe lo que quiere.

Haz la prueba con un amigo. "¿Quieres llegar lejos?" Y dudará. No porque no quiera llegar lejos, sino porque nunca se lo había planteado. Pero si contesta con energía: "Sí, quiero tener éxito", todo cambiará.

Por eso lo primero que tienes que hacer es preguntarte a ti también. Pregúntatelo ahora. Es fácil contestar:

"¿Quiero tener éxito?"

Es fácil contestar. Es obvio... ¡Pero tienes que hacerlo!

Quizás no tengas decidido tu futuro o el dinero que quieras ganar, pero tienes que tener muy claro si quieres llegar lejos o no. ¡Porque es muy fácil no contestar, que pasen los años y tu vida no vaya a ninguna parte!

Es tan fácil no contestar que la mayoría nunca toma la decisión de tener éxito. No se plantean su objetivo más importante en la vida. No se plantean qué quieren y con quién.

Todos quieren que les vaya mejor, pero no se molestan en analizarse. Y así no acertarán planificando su futuro.

Asi que hazte la pregunta.

Y cuando contestes analiza tu punto de partida. Tienes que saber dónde estás para hacer tu plan:

-¿Han requerido tus servicios últimamente?
-¿Cuánto sabes y cuánto necesitas saber?
-¿Te han pedido consejo en los últimos meses?
-¿Estás satisfecho con tu carrera?
-¿Estás satisfecho con tu vida personal?
-¿Que hábitos y conocimientos nuevos necesitas?

Reconocer dónde estás te dará energía. Y serás más productivo. Aunque estés en la peor de las situaciones. Eso no importa.

No importa porque cuando te analizas empiezan las oportunidades. Cuando sabes dónde estás, lo que tienes y lo que necesitas tener todo cambia. Ya no te engañas.

Todos los que llegaron lejos tuvieron un momento-revelación donde vieron quienes eran. Y entonces trazaron su plan infalible para tener éxito. Pasara lo que pasara ellos llegarían.

Y llegaron.

Su mente se volvió afilada y llegó la energía que necesitaban.

Automáticamente el viento se puso a su favor y justo apareció la persona que les abrió puertas. Justo aparació el libro con la información que necesitaban. Justo después llego la energía para completar ese gran proyecto. Cuando se decidieron todo se puso de cara.

Porque nadie frena a alguien con un plan. ¿Qué pasa cuando ves un amigo, compañero, jefe, proveedor o cliente apasionado? Que te sientes bien y le abres las puertas.

Pues haz igual con tu vida. Puede tener mil defectos, pero si tienes un sistema para ser más productivo y tener éxito tu energía contagiará a cualquiera. Sólo necesitas un plan paso-a-paso.

Un plan para ser el más productivo con el mismo esfuerzo. Convencerás a cualquiera para conseguir tus objetivos

De la quiebra a producir varias veces más. Si quieres ese sistema para administrar mejor tu tiempo y conseguir tus objetivos lo encontrarás aquí. 

¡Por tu éxito!

David Valois

Añadir nuevo comentario