Lun, 04/02/2018 - 09:54
Foto educacion2.com

Autismo, una barrera que podemos romper

La Asamblea General de Naciones Unidas instauró el 2 de abril como Día Mundial de la Concienciación sobre el Autismo. Las personas con autismo se enfrentan a numerosas barreras, que varían en función de cada individuo y de sus necesidades específicas, a la hora de disfrutar de sus derechos fundamentales y de formar parte plenamente de la comunidad.

Cada año, el 2 de abril, decenas de edificios de todo el mundo se iluminan de azul como muestra de solidaridad con el colectivo de personas con Trastorno del Espectro del Autismo (TEA) y sus familias.

Se trata de una campaña de sensibilización de carácter internacional conocida por sus siglas en inglés LIUB (Light It Up Blue) (Ilumínalo de azul, en español).

Palacio presidencial de República Dominicana se une a la campaña LIUB

El Trastorno del Espectro del Autismo hace referencia a un conjunto amplio de condiciones que afectan al neurodesarrollo y al funcionamiento cerebral.

Este lunes 2 de abril se celebra el Día Mundial de la Concientización del Autismo, un trastorno en el que, a pesar de los grandes avances en la investigación de las últimas décadas que han determinado varias claves fundamentales sobre el mismo, su origen sigue siendo un misterio. Además, el autismo cuenta con la dificultad añadida de que cada persona es diferente, de que cada individuo posee características propias.

Según la Organización Mundial de la Salud, uno de cada 160 niños tiene un TEA y sus síntomas suelen comenzar en la infancia y persistir hasta la adolescencia y la edad adulta. Otras estimaciones hablan de que puede afectar a uno de cada 68 niños en edad escolar. 

El trastorno del espectro autista afecta al sistema nervioso. La variedad y la gravedad de los síntomas pueden variar mucho. Los síntomas más comunes son la dificultad para comunicarse, la dificultad con las interacciones sociales, los intereses obsesivos y los comportamientos repetitivos.

El diagnóstico temprano y la terapia conductual, educativa y familiar pueden reducir los síntomas y brindar apoyo para el desarrollo y el aprendizaje.

Los síntomas fundamentales del autismo son dos:
• Deficiencias persistentes en la comunicación y en la interacción social.
• Patrones restrictivos y repetitivos de comportamiento, intereses o actividades.

Los indicios que pueden ser indicativos del TEA en los niños son:
• En el kínder y en la escuela, hay falta de interés por los otros niños.
• No comparten intereses (no acostumbran a señalar con el dedo aquello que les llama la atención para compartirlo con los demás).
• Ausencia de juego simbólico (dar de comer a muñecas, hacer cocinitas, jugar a coches como si fueran de verdad, etc.).
• Se establece poco contacto visual y no observan la expresión de la cara del interlocutor cuando juntos están viendo alguna cosa inusual. No acostumbran a realizar la sonrisa social.
• Su lenguaje, si existe, es literal (no entienden las bromas, los chistes, los dobles sentidos ni las metáforas).
• Evitan el contacto físico o les gusta más bien poco. Acostumbran a tener hipersensibilidad táctil, olfativa, gustativa y auditiva. Frecuentemente existe poca sensibilidad al dolor.
• Reaccionan poco ante la voz de sus padres, lo que puede hacer sospechar de un déficit auditivo.
• Presentan intereses inusuales. Además, son repetitivos y no compartidos.
• Pueden mostrar comportamientos extraños, repetitivos y auto estimulantes como el balanceo, el movimiento de aleteo de manos o caminar de puntillas entre otros.
• Los que presentan más nivel intelectual, notan que son diferentes y no entienden qué les pasa. Son la pieza del rompecabezas que no sabe acoplarse ni encajar en el tablero social.

Promover el respeto hacia las personas con autismo y sus familias

Las personas con autismo y sus familias (padres, madres, hermanos, tíos, abuelos, primos, etc.), a diario se enfrentan a distintas situaciones, noticias, programas de televisión y comentarios de personajes públicos que hacen referencia a la palabra "Autismo y Autista", como peyorativo, como agresión hacia otras personas y como término para descalificar las actuaciones de la gestión de servidores públicos. Se debe tener en cuenta que la opinión pública se construye desde lo que se comunica en los medios.

Al igual que Liga Colombiana de Autismo LICA, las familias y otras organizaciones se han manifestado una y otra vez frente a estos hechos, que al parecer no se escuchan. Al contrario se persiste en el mal uso de estas palabras, seguramente por desconocimiento sobre el tema, quienes hacen mal uso de la palabra autista y autismo no comprenden el daño que se le hace a una persona con esta condición y a su familia. Estas frases y comentarios crean recordación en las personas de forma negativa, lo que perpetúa creencias e imaginarios que sin duda conducen a la exclusión y segregación de esta población.

La campaña “Conoce y no contribuyas al mal uso de la palabra Autismo”, pretende hacer un llamado a la reflexión de la comunidad, en especial de los medios de comunicación, para que tomen conciencia del impacto que tienen estas acciones en las personas con autismo y sus familias; para esto hemos utilizado piezas graficas con imágenes y textos reales, utilizados por algunas personas y en diferentes medios masivos de comunicación. 

 

Añadir nuevo comentario