Mié, 03/22/2017 - 05:56

Controles a ventas de pescado

Se acerca la Semana Santa y con ella la temporada de mayor consumo de pescado en el año. Por esta razón las autoridades realizan controles a establecimientos comerciales y recomendaciones a los consumidores.

Durante el fin de semana un grupo de profesionales y técnicos de la Secretaría de Salud de Fusagasugá realizaron un recorrido por los locales comerciales dedicados a la venta de pescado fresco y seco, entregando una serie de recomendaciones para que los comerciantes cumplan con las normas higiénico sanitarias con el propósito de garantizar que la calidad del producto sea la mejor.

La Secretaria de Salud de Fusagasugá, Nancy Rojas, indicó “desde hace unas semanas se han activado estos sistemas de vigilancia y control, para verificar que los comerciantes que expenden este tipo de carnes, tengan las condiciones adecuadas para la conservación de estos productos y sean seguros para el consumo humano”

La funcionaria hizo un llamado a la comunidad para que cuando compren el pescado, no lo hagan en carretillas o en camiones, ya que es un alimento altamente perecedero y si a eso se le suman todos los factores de contaminación ambiental por estar expuestos en lugares externos, se estaría hablando de un problema de salubridad pública.   Por ende recomienda que adquieran el pescado en establecimientos reconocidos y de confianza, que cumplan con las medidas sanitarias establecidas para su conservación.

Recordemos que el consumo de pescado en mal estado puede causar infecciones gastrointestinales. Las personas más vulnerables a estas complicaciones son los niños y adultos mayores. Entre los síntomas más frecuentes, se pueden presentar vómitos, diarreas, dolor abdominal, náuseas, fiebre alta, malestar general, en algunos casos urticaria y en casos más severos dificultad para respirar. Los síntomas pueden presentarse luego de media hora tras haber consumido el pescado y hasta dos días posteriores a la ingesta. 

“La mayor complicación de una infección intestinal es la deshidratación y por ende todas las consecuencias que esta acarrea. Lo que inicialmente se debe hacer es una buena rehidratación oral, si esto no es posible por vómitos intensos, se debe acudir de forma inmediata a un centro hospitalario para la rehidratación endovenosa”, explicó el gastroenterólogo Mauricio Díaz.

El pescado es un alimento que se descompone fácilmente, sobre todo si no se mantiene en condiciones adecuadas de temperatura, por eso se debe verificar su olor fresco, suave, con escamas brillantes y carne consistente. Además, los ojos del pescado deben verse fijos y transparentes.

 

Añadir nuevo comentario