Mar, 12/04/2018 - 09:01

Cuidado y dignidad de los pacientes con SIDA

Existen falsas creencias sobre la afección como, por ejemplo, considerar que esta patología se transmite por medio de besos o por la saliva, que lo puede trasferir un zancudo que pica a algún infectado, que es un padecimiento propio de personas con promiscuidad sexual o que es una patología de individuos homosexuales. Lo cierto es que los pacientes con SIDA, tienen derecho a contar con un grupo de profesionales multidisciplinarios que lo asesoren y apoyen en su proceso personal y de salud.

Al respecto, el médico adjunto de Medicina Interna de Hemato Oncología del programa de VIH en el Hospital Internacional de Colombia - HIC, Rafael Perea Bautista, aclara que se puede vivir con quienes tienen SIDA y VIH, y compartir con estos seres humanos sin que se tenga el temor de una infección. “Nosotros encontramos que ninguna de estas afirmaciones se asemejan a la realidad y, solo por esclarecer algunos de estos mitos, no necesariamente se necesitan de relaciones promiscuas para adquirir la enfermedad, y el que sea una condición de los homosexuales, también ya está bastante reevaluado, en el mundo la tendencia es que la incidencia en heterosexuales y homosexuales se va igualando, aunque es cierto que ocurrencia es mayor en quienes que sienten atracción sexual por los de su mismo sexo”, agregó.

Las causas de contagio son múltiples, la más frecuente es la vía sexual, aunque también hay una vía vertical, es decir, de madre a hijo; de igual forma, se puede propagar por transmisión sanguínea, aunque con los controles actuales es poco probable nunca la debemos descartar, sobre todo aquellas personas que hicieron transfusiones años anteriores; y otro de los motivos, son los accidentes de riesgo biológico, que se presenta principalmente en los trabajadores de la salud, quienes están expuestos a sangre fresca de pacientes infectados.

SIDA no es sinónimo de muerte

En la actualidad, existen efectivos métodos para tratar esta patología de manera integral. Como lo manifestó Perea Bautrista, lo primero es ir a la EPS o a la Secretaría de Salud de su municipio, donde están los grupos específicamente formados y capacitados en cómo debe una persona enfrentar una enfermedad.

En segundo lugar, se debe recibir educación, hoy en día hay mejores medicamentos y las posibilidades de vivir en un paciente son muy altas, y finalmente, se debe acudir a un grupo multidisciplinario con el apoyo de un psicólogo, un trabajador social, un nutricionista y un médico experto o especialista.

 “El SIDA no es sinónimo de muerte, alguien que haya sido diagnosticado con esta síndrome puede no solo vivir, sino vivir bien, el promedio de vida de una persona que se diagnostique y se trata de manera oportuna es de un promedio de 25 años o más”, manifestó Perea Bautista.

Formas de prevención y cuidado

Según expertos, lo más importante es la educación sobre el SIDA, conocer los riesgos, utilizar preservativo, tener una sexualidad responsable, al igual que, evitar el uso compartido de agujas, jeringas y otros suministros para inyección.

Así mismo, el doctor Perea Bautista recomienda realizar de manera regular exámenes para la detección del virus. En primer lugar se debe realizar una prueba rápida para identificar los anticuerpos del virus, una vez el resultado sea positivo, se realizan dos pruebas más de diferente técnica para dar una conclusión definitiva.

El SIDA es una enfermedad infecciosa ocasionada por un virus de la familia de los retrovirus que es el virus de la inmunodeficiencia humana, que destruye las defensas del ser humano, y por tal motivo, lo hace proclive de tener un sin número de infecciones oportunistas. Además, se relaciona con presencia de riesgo cardiovascular aumentado y grandes posibilidades de desarrollar algunos tipos especiales de cáncer. Sus primeros reportes en el mundo fueron en 1981 en San Francisco y el primer caso en Colombia se diagnosticó en Cartagena en 1983.

Añadir nuevo comentario