Sáb, 10/20/2018 - 09:47
Foto: consalud.es

Dispositivos médicos, indispensables en el diagnóstico del cáncer de mama

El cáncer de mama es una de las enfermedades que más necesita del apoyo de los dispositivos médicos para el diagnóstico y adecuado tratamiento de la patología, y aunque el auto examen es una de las herramientas más valiosas para detectarlo a tiempo, las ayudas diagnósticas se han convertido en la clave para identificar la gravedad y el tratamiento más adecuado.

De acuerdo con Marisol Sánchez, directora de la Cámara de Dispositivos médicos e insumos para la Salud de la ANDI, “En la actualidad existen equipos avanzados para la prevención, diagnóstico, análisis y tratamiento en las áreas de radioterapia, implantes mamarios, marcadores tumorales, catéteres, equipos de rayos X y mamografía, entre otros, estos equipos nos permiten prevenir, diagnosticar y tratar una enfermedad que afecta a más de 1,7 millones de mujeres en el mundo”.

Solo en Colombia el cáncer de mama ha ocupado el primer lugar entre los tumores malignos más frecuentes entre la población general y, por supuesto, entre las mujeres, ellas sufren de esta enfermedad que se convertirá en la segunda causa más importante de mortalidad después de las patologías cardiovasculares. En nuestro país en un año se presentan en promedio 6.500 casos.

El cáncer de mama afecta mayormente a las mujeres, aunque una cifra más baja de hombres también la padecen.  La aparición suele estar entre los 25 y 40 años de edad, es por esto que las mujeres jóvenes también deben hacerse el autoexamen y acudir a su médico regularmente.

Esta enfermedad es altamente frecuente y la más común entre las mujeres de 140 países del mundo, tanto desarrollados como en vía de desarrollo. 

En los últimos 10 años la enfermedad oncológica ha adquirido una importancia clínica y socioeconómica, dada las consecuencias en el paciente, en su familia y en los sistemas de salud. Por esta razón se hace hoy en día imperativo gestionar la enfermedad a lo largo de todo el ciclo de la misma (prevención primaria, diagnóstico, tratamiento, rehabilitación y paliación), de manera que los dispositivos médicos apoyan la gestión clínica de los pacientes y optimizan la obtención de resultados en salud.

Cáncer de mama en el mundo

El cáncer de mama es un tumor maligno que se origina en las células del seno, puede crecer e invadir los tejidos si no se trata a tiempo. Por lo anterior, la detección temprana de esta enfermedad puede reducir las cifras de mortalidad, de acuerdo con la OMS, conocer los síntomas y signos iniciales, facilitan el diagnóstico y el tratamiento oportuno antes de que esta patología alcance una etapa avanzada.

Cifras de la Sociedad Americana de la enfermedad afirman que 12 mujeres de cada 100 presentarán cáncer de mama, de ahí la importancia de la detección temprana a través del autoexamen y los exámenes de diagnóstico.  Se recomienda hacer seguimiento por lo menos una vez cada tres años para las mujeres menores de 40 años y una vez al año para las mayores de 40.

“Las tasas de supervivencia del cáncer de mama varían en todo el mundo, y van desde un 80% o más en América del Norte, Suecia y Japón, a un 60% en los países de medianos ingresos y menos del 40% en países de bajos ingresos. Las bajas tasas de supervivencia en los países menos desarrollados se deben principalmente al diagnóstico tardío de la mayoría de los casos”, estima la OMS.

Los dispositivos médicos

Hoy en día existen dispositivos médicos para el cáncer de mama que mejoran la oportunidad en el diagnóstico, facilitan la administración del tratamiento, disminuyen las complicaciones, permiten una recuperación rápida del paciente posterior a la realización de los procedimientos médicos y mejoran la calidad de vida, ofreciéndole al paciente la posibilidad de atenciones médicas de alta calidad y mejores resultados.

De acuerdo con Sánchez, “los dispositivos modernos son de alta precisión y permiten identificar el sitio exacto del tumor con el fin de brindar al profesional de la salud las herramientas necesarias para un tratamiento adecuado y oportuno”.

“La mamografía es uno de los mejores métodos para la detección de tumores o lesiones no palpables mediante el examen físico. Otros dispositivos, como los implantes mamarios son usados para lograr un aspecto normal después de una mastectomía.  

Los marcadores tumorales también son útiles para diagnosticar un cáncer, planificar el seguimiento y determinar si el tratamiento es eficaz o no”.

Añadir nuevo comentario