Vie, 08/10/2018 - 09:15
Foto: Tejido de piel- FCV.

Santander cuenta con el Banco Multitejidos más completo del país

El pasado 2 de agosto, el Banco de Tejidos de la Fundación Cardiovascular de Colombia (FCV), obtuvo la certificación de Buenas Prácticas por parte del Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima), como el primer Banco Multitejidos del país en disponer de cuatro líneas de tejido humano (cardiovascular, osteomuscular, piel y membrana amniótica). “Con los nuevos tejidos tenemos muchas ventajas. En el caso de la piel, se utiliza para reconstrucciones de grandes áreas en pacientes con quemaduras, y para el tratamiento de otras enfermedades dermatológicas poco comunes como la epidermólisis bullosa”, resaltó la doctora Erin Gómez Gualdrón, cirujana plástica y directora médica de la línea de Piel y Membrana Amniótica del Banco de Tejidos de la FCV.
  •          En la actualidad, la Red Nacional de Donación y Trasplantes de Órganos y Tejidos cuenta con 115 Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud (IPS), que ofrecen trasplante de tejidos en Colombia, y que pueden beneficiarse de las líneas con las que dispone el Banco de la FCV.
  •          Con esta certificación, el Banco de Tejidos de la FCV favorece el acceso de la población colombiana a diferentes tipos de tejidos para trasplante, al contar con estos para los procedimientos quirúrgicos en los que son requeridos.

El Banco Tejidos de la FCV es una institución sin ánimo de lucro que se encarga de extraer, procesar, almacenar y distribuir tejidos humanos para trasplante o implante. Estos tejidos son utilizados con fines terapéuticos en diferentes IPS dentro del territorio nacional.

El proyecto de formación del Banco de Tejidos se inició en 2005, como una respuesta al compromiso social de la FCV con la región. En 2008, la FCV obtuvo su primera certificación para tejidos cardiovasculares, y en 2012 logró constituirse como el primer Banco de Tejidos cardiovasculares y osteomusculares en el país y el primer Banco Multitejidos del oriente colombiano.

“Contar con el aval de Buenas Prácticas de Banco de Tejidos, emitido por el Invima, certifica que disponemos de personal altamente capacitado, instalaciones apropiadas, equipos innovadores, y procedimientos operativos validados y basados en estándares nacionales e internacionales, lo que garantizan la calidad y seguridad de los tejidos”, aseguró la doctora Sandra Sanabria Barrera, directora técnico-científica del Banco de Tejidos de la FCV.

El Banco hace parte de la Regional 4, de la Red Nacional de Donación y Trasplantes de Órganos y Tejidos del Instituto Nacional de Salud, a la que pertenecen los departamentos de Santander, Norte de Santander, Cesar y Arauca. En la actualidad, la Regional 4 cuenta con 21 IPS trasplantadoras de tejidos, de las cuales 13 se encuentran ubicadas en Bucaramanga y su Área Metropolitana.

Desde la certificación inicial, el Banco ha aportado significativamente a áreas de la salud como cirugía cardiovascular, ortopedia y trauma, neurocirugía y odontología, mediante el suministro de tejidos que son utilizados en los diferentes procedimientos que se llevan a cabo en cada una de ellas. El permiso otorgado recientemente por el Invima, avala la distribución de membrana amniótica y piel, lo que permite al banco apoyar arduamente otras áreas de interés como la cirugía plástica y reconstructiva, unidades de quemados y oftalmología.

“Con los nuevos tejidos tenemos muchas ventajas. En el caso de la piel, se utiliza para reconstrucciones de grandes áreas en pacientes con quemaduras, y para el tratamiento de otras enfermedades dermatológicas poco comunes como la epidermólisis bullosa”, resaltó la doctora Erin Gómez Gualdrón, cirujana plástica y directora médica de la línea de Piel y Membrana Amniótica del Banco de Tejidos de la FCV.

Por otro lado, “respecto a la membrana amniótica, que es la capa interna de la placenta donde se gesta el bebé, ha tenido múltiples usos clínicos, en los que se incluyen el tratamiento de úlcera de pie diabético, tratamientos para traumatismos del ojo y afecciones de la córnea. Otras aplicaciones menos comunes son, amortiguamientos en articulaciones del cuerpo y algunos casos específicos de urología”, agregó la doctora Gómez.

Cabe resaltar que tener un Banco Multitejidos en el departamento, que permita suministrar todos estos tejidos, disminuye la necesidad de importar determinados insumos del extranjero que llegan a ser muy costosos para las instituciones. Con el Banco de la FCV, los pacientes de la región y el país pueden acceder a tejidos que cumplen con los más altos estándares de calidad y seguridad de manera rápida.

Añadir nuevo comentario