Lun, 03/27/2017 - 11:13

Cómo erradicar la humedad en casa

El invierno, además del frío intenso y las constantes lluvias, trae consigo otros problemas con los que tenemos que lidiar en nuestras casas. La humedad al interior de nuestras viviendas es quizá uno de los mayores problemas que debemos enfrentar, la cual suele aparecer en forma de manchas de moho, en condensación de agua o malos olores y que pueden ocasionar reacciones alérgicas, aparición de ácaros, entre otros.

 

Normalmente en una casa, aunque depende de muchos factores, se suelen producir todos los días entre diez y quince litros de agua diarios que resultan de cocinar, al ducharse, con la misma respiración nuestra o con nuestro sudor por ejemplo. Y si a esto se le suman el ambiente frío, el problema de la humedad se recrudece. 

En esta ocasión traemos algunos consejos que le ayudarán a prevenir o a erradicar la humedad en el hogar para tener un ambiente más límpio y saludable. 

Cómo evitar la humedad en casa

Sabemos que la prevención es el mejor remedio, como siempre suele pasar con todo, por lo que recomendamos:

Ventilar bien. Cuando cocinamos, nos duchamos o simplemente las habitaciones llevan horas cerradas, se produce mucha humedad y es fundamental que ventilemos lo suficiente las habitaciones con el fin de evitarlo.

Disminuir la humedad que se produce. Una forma de hacer que se produzca menos humedad en la casa, es utilizar en la cocina un extractor y en el baño, secar bien toda agua que caiga y cerrar las puertas.

Utilizar absorbentes de humedad. Se venden absorbentes de humedad que vienen bien para prevenir la aparición excesiva de humedad y aunque a veces no es suficiente, siempre pueden ayudarnos, sobre todo el lugares como armarios o habitaciones con poca o mala ventilación. Un absorbente de humedad en cada armario es muy bueno o en cada habitación o incluso si lo recomendable puede ser colocar varios absorbentes de humedad dependiendo de cada caso.

Calefacción con control. El aire caliente es en realidad más húmedo que el aire frío y lo ideal es tratar de mantener una humedad constante mínima de 15 grados, para así evitar la acumulación de humedad en las paredes y en las ventanas. Para ser más exactos, la temperatura idónea en la sala o salón principal debería de ser de 19 grados y de 17 en las habitaciones.

Muebles separados de la pared. Si se colocan los muebles muy pegados a la pared, esta no puede ventilarse y lo que se hace es formar mucha humedad ya que el aire no circula bien. Es mucho mejor para evitar esto, dejar algo separados los muebles de las paredes.

Tender fuera de casa. Cuando se tiende la ropa en casa, esta produce mucha humedad y lo mejor es tenderla fuera para que el secado y la humedad libere fuera de nuestro hogar. Sin embargo, en apartamentos donde el espacio es muy reducido, lo más aconsejable es tender la ropa cerca a las ventanas y abrir éstas para que circule el aire.

Las plantas. Tener muchas plantas en casa no es precisamente bueno para la humedad, pero todo depende de cuales sean esas plantas. Por ejemplo tener plantas como estas, ayuda a evitar el exceso de humedad en la casa:

  • Palma de bambu
  • Ficus o Laurel de la India
  • Yerbera
  • Hiedra
  • Crisantemo o Pomas o Margaritas de floristería
  • Lengua de Suegra
  • Espatifilo o Calilla o Anturio Blanco o Cala Blanca
  • Dracaena Janet Craig
  • Dracaena Warneckii
  • Dracaena Marginata

Cómo quitar la humedad de la casa

Humedad en las paredes. Las siguientes soluciones caseras para la humedad en paredes por filtración o condensación servirán para quitar el moho de las paredes interiores de distintos materiales.
  • Paredes con azulejos. Tanto en los baños como en las cocinas la humedad es algo muy frecuente pero podemos eliminar dicha humedad frotando con un cepillo mojado con un producto de limpieza para matar el moho.
  • Paredes de yeso. La solución más rápida es la de sustituir el revestimiento en la zona afectada por dicha humedad. En el caso de que las paredes de yeso estén bien pintadas o imprimidas puede que el moho aun no haya penetrado en la pared y puede ser suficiente con que lo limpiemos con una solución mate.
  • Paredes de madera. Podemos usar un cepillo o una esponja con agua y jabón o también podemos usar un producto específico para acabar con la humedad o bien eliminar las manchas de humedad de la superficie. Si una vez que hayamos eliminado el moho, sigue pareciendo poco estético podemos probar a lijar la pared y si la humedad en la vivienda no es muy alta no debería de volver a aparecer las manchas. Esto también lo podemos hacer con los muebles de madera, los armarios o incluso las vigas.

Humedad de los armarios. Uno de los trucos caseros para acabar con la humedad en estos sitios es colocar recipientes con sales de baño o con sal marina, colocándolos en esquinas de los armarios o en las estanterías, pero de manera que no haya riesgo de que se caigan. La sal absorbe la humedad de los armarios y solo necesitaremos cambiar la sal cada 2 o 3 meses dependiendo del grado de humedad que haya.

Humedad de las habitaciones.Colocar en cada habitación un plato con harina de mostaza que debemos de cambiar una vez a la semana, ya que esta harina absorbe mucho la humedad.

Olor a humedad. Existen varios trucos para este olor a humedad tan desagradable:

  • La Zeolita.Se trata de un mineral natural con propiedades anti-olor ya que absorbe el olor de la humedad y además usarlo tiene la ventaja de que no contiene agentes nocivos para la salud. No resulta tóxico y sí que es muy efectivo con la humedad. Además nos dura sobre 6 meses, aunque esto depende de si la casa es demasiado húmeda y en esa caso puede durarnos menos.
  • Hay que decir que la zeolita se puede reutilizar y para hacerlo lo que se hace es exponer este mineral a la luz solar aunque hay gente que lo pone en el horno a la temperatura de 250 grados durante media hora, para que de ese modo, la zeolita recargue sus propiedades absorbe humedad.
  • El carbón activado. Se emplea en muchos productos hechos para eliminar los malos olores. Lo malo es que el carbón no se puede reutilizar, pero lo bueno es que resulta muy barato y en este caso dura mucho tiempo. El problema con el carbón es que es muy sucio, así que hay tener cuidado con donde se coloca evidentemente.
  • El vinagre blanco normal. Limpiar con vinagre es uno de los trucos caseros para el olor a humedad de la casa y con él podemos incluso usarlo también en los armarios y en las zonas de la casa donde haya más humedad.

El vinagre se puede utilizar exitosamente para acabar con el olor a humedad en la ropa y para hacerlo se procede de la siguiente manera:

  • Echamos vinagre blanco destilado en la lavadora con la ropa que tenga olor a humedad. En cada carga tenemos que echar 2 tazas de vinagre, aunque se es mucha ropa y tiene mucho olor a humedad, se puede echar más cantidad.
  • Remojamos la ropa en agua caliente con vinagre durante al menos 30 minutos para conseguir que el agua caliente acabe con el moho y con las bacterias al mismo tiempo que el vinagre neutraliza los malos olores.
  • Después se lava la ropa con agua fría
  • Después de se vuelve a lavar con un ciclo rápido de lavado y con un detergente suave
  • Ahora ponemos la ropa en la secadora o la secamos tendiéndola
  • Olemos la ropa para percibir el olor fresco y sin humedad.
  • Se sigue oliendo algo a humedad se repiten los pasos del 1 al 5 para acabar con el olor a humedad.

 

Añadir nuevo comentario