Dom, 02/05/2017 - 23:37

Es usted un propietario responsable con sus mascotas? Conozca sus derechos y deberes

Tener una mascota en casa es una experiencia única. No son solo animales de compañía, se convierten en una parte importante de la familia que brindan alegría, armonía y grandes enseñanzas. Pero tener animales en casa también supone ciertas responsabilidades para hacer su estadía y convivencia con la familia segura y feliz.

Hacerse cargo de una mascota es una decisión tan importante como casarse o comprar casa, pues no se trata de adquirir un artículo decorativo o un juguete para los niños. Son seres vivos que sienten, aman, comen, duermen, se enferman, dan y esperan recibir cariño y consideración como cualquier miembro de la familia. 

Esto podría parecer obvio pero no lo es. Infortunadamente para algunos tener una mascota implica un derecho que debe ser respetado por los demás, pero se olvida la responsabilidad que conlleva. Es por esta razón que diariamente aumenta el número de animales maltratados y abandonados por sus dueños. Muchos de ellos mueren en situaciones de peligro, o a manos de individuos sin escrúpulos, enfermos y hambrientos, todo por la falta de conciencia y humanidad de quienes un día decidieron adoptarlos como propios.

Así que si usted tiene un perro, gato, ave o cualquier tipo de animal de compañía en su hogar, o si está pensando en adquirir uno, tenga en cuenta las siguientes recomendaciones antes de asumir el compromiso de ser el propietario y protector de estas criaturas. 

  • Lo primero que debe tener en cuenta es que estos animales dependen por completo del ser humano y como propietario o tenedor de uno de ellos debe asegurar su bienestar y supervivencia. Por eso asegúrese de satisfacer sus necesidades básicas: Alimentación, espacio y protección de las condiciones ambientales, limpieza y desinfección del lugar donde habita la mascota; cuidados sanitarios y lo más importante, cariño y respeto.
  • Por ningún motivo abandone a su mascota. Su compromiso de amor y cuidado debe ir hasta el final pues el amor y lealtad de estos animales para con usted tampoco tiene fecha de caducidad. 
  • No permita que deambule libremente en la calle. Si tiene un perro, por ejemplo, debe permanecer en un entorno seguro. Dejarlo en la calle es exponerlo a ser atropellado, a ser herido por otros animales o peor aún, por otras personas. Cuando salga con su mascota llévelo siempre con su traílla y de ser necesario según la raza, el bozal. 
  •   No permita que se alimente de basura o desperdicios. Debe proveer el alimento adecuado para su mascota, que le ayude a mantenerse saludable y hermoso. 
  • Evite que se reproduzca descontroladamente. La mejor opción es esterilizar a su mascota y actualmente las entidades de salud de cada municipio realizan campañas gratuitas o muy económicas para realizar estos procedimientos y así controlar el crecimiento de población animal. 
  • Mantenga sólo el número de mascotas que pueda cuidar responsablemente. 
  • Vacune a su mascota una vez al año siguiendo un esquema de vacunación certificada y dirigida por un médico veterinario. Igualmente, desparasite regularmente a la mascota según el criterio de un médico veterinario.
  •  Asegúrese que el sitio donde habita su mascota disponga de de agua a voluntad, de buena calidad y en condiciones higiénico sanitarias adecuadas.
  • Evite maltrato, estrés, dolor y miedo en los animales. Atentar contra la integridad de su mascota puede traerle serios problemas judiciales y económicos. 
  •  No use con sus animales instrumentos que puedan causarles lesiones ó sufrimiento.
  •  Edúquelos adecuadamente, no los entrene para peleas. No hay animales peligrosos, sino dueños irresponsables que les enseñan conductas agresivas y contrarias a la verdadera naturaleza de estos seres. 
  • Cuando salga con su mascota, asegúrese de llevar una bolsa para recoger las heces. De no hacerlo, puede ser multado por la policía y se afectará su economía. 
  • Busque un buen médico veterinario, es el profesional competente para orientar sobre las medidas indicadas para mantener la salud, prevenir y controlar las diferentes enfermedades presentes en los animales, que en muchos casos pueden ser un riesgo para la salud humana. 
  • Adicionalmente, se recomienda la no tenencia  de animales silvestres o exóticos como mascotas, debido a que se generan factores de riesgo para la transmisión de enfermedades a las personas y a otros animales. Por tal razón, las especies silvestres deben estar libres en su ambiente natural y su intervención solamente estará indicada cuando las autoridades ambientales en el tema de fauna silvestre, lo consideren necesario.
  • Y lo más importante, bríndeles todo su amor. Ellos sabrán agradecerlo y lo recompensarán con su lealtad y cariño incondicional. 

Añadir nuevo comentario